ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA

ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA

SILABO DE ANATOMIA

INFORMACION GENERAL.

1.1 Denominación de la asignatura: Anatomía

1.2 Código: 100026

1.3 Código del área curricular: Formación especializada.

1.4 Naturaleza de la asignatura: Obligatoria

1.5 Nivel de estudios: Pre grado

1.6 Ciclo: II ciclo

1.7 Créditos: 4 créditos

1.8 Horas: Teoría 2 hrs. Prácticas 4 hrs

1.9 Total de horas: 6 hrs

1.10 Pre requisitos: no tiene

1.11 Docente Titular: Dr. EDMUNDO ROJAS. – Coordinador –

1.12 Docente: MSP. LUIS ANTONIO, ROMERO YAHUACHI

RASGOS DEL PERFIL DEL EGRESADO

La Escuela de Farmacia de la Universidad los Ángeles de Chimbote cumple 11 años de servicio a la juventud y la región. Durante este tiempo la universidad ha entregado a la comunidad ancashina seis promociones de farmacéuticos que se desempeñan con éxito en diferentes espacios profesionales

Su infraestructura y equipamiento con tecnología de punta, la integración con el trabajo productivo desde las etapas de formación, gracias a los convenios con instituciones sanitarias, tecnológicas y educativas de la región y del país, permite a nuestros alumnos empezar su vida profesional con la experiencia necesaria para encarar los nuevos retos de la profesión Farmacéutica.

La Escuela de Farmacia cuenta con docentes de primer nivel, todos con estudios de post grado y que además se desempeñan en diferentes escenarios laborales, lo cual les permite inculcar su experiencia docente con una visión propia de la labor profesional.

La Escuela de Farmacia cuenta además con centros de producción. La Farmacia Comunitaria ubicada en el sector de la Brisas en Nuevo Chimbote pone en contacto a nuestros alumnos con la realidad comunal y les permite desempeñarse como educadores del uso racional de medicamentos a través de nuestro gabinete de atención farmacéutica.

Asimismo, se cuenta con el Centro de Análisis e Investigación Clínica, que desde el año pasado viene jugando un rol invalorable en el apoyo al diagnóstico, y sobre todo sirviendo a la población más necesitada.

También se ha implementado el Centro de Preparados Galénicos, cuyos productos fruto de la constante experimentación con recursos naturales nativos de la región, permiten ofrecer medicamentos de bajo costo y con eficacia terapéutica para enfermedades frecuentes. Nuestros Productos ya cuentan con registro sanitario otorgado por DIGEMID, lo que permitirá llegar a todo el norte del país generando así trabajo productivo y rentable para nuestros alumnos y egresados.

A sí pasa la Escuela de Farmacia, cuyo lema es: “Preparar farmacéuticos para servir a su comunidad”.
Como un solo puño un equipo ganador: los docentes, alumnos y ex alumnos agremiados en la primera asociación de ex alumnos de la Universidad Los Ángeles de Chimbote

PERFIL
El Químico Farmacéutico que forma la Escuela de Farmacia y Bioquímica de la ULADECH<, es un químico farmacéutico humanista, científico y tecnólogo. Es un experto en el manejo de la logística de los medicamentos y las implicancias clínicas derivadas de su manejo. Por su formación multidisciplinaria está además capacitado para desarrollar actividades relacionadas con los alimentos y los tóxicos. Según el análisis de necesidades de un profesional con este perfil se pueden resumir que el químico farmacéutico egresado de ULADECH:
• Vincule a la universidad con la comunidad en cuanto a docencia, investigación y proyección social.
• Desarrolle una identidad para entender y operar científica y tecnológicamente su realidad natural y cultural
• Se integre a la dinámica social adaptándose armónicamente.
• Se Identifique con la problemática de la comunidad, que active su capacidad profesional con responsabilidad y solidaridad.
• Tenga capacidad de comunicación con los grupos sociales y que desarrolle su ejercicio profesional como actividad de servicio.
• Promueva el desarrollo socioeconómico de su comunidad sustentado en principios axiológicos.
• Se actualice y capacite de acuerdo a los avances de la ciencia y la tecnología.
a) A Nivel Profesional:
• Articule su quehacer profesional con la comunidad farmacéutica, la universidad y su entorno en general.
• Diseñe y ponga en funcionamiento pequeñas y medianas industrias con tecnología regional, para la producción de insumos y productos terminados en el área de su competencia.
• Regente con propiedad los establecimientos farmacéuticos de su comunidad impregnando en su accionar la filosofía de la atención farmacéutica.
• Esté capacitado en el manejo integral del medicamento y áreas complementarias que contribuyan a alcanzar el equilibrio bio-psico-social del hombre.
• Participe en el establecimiento de políticas regionales y nacionales de medicamentos.
• Participe en el establecimiento de políticas sobre educación sanitaria.
• Plantee estrategias educativas e informativas acerca del manejo del medicamento a otros profesionales de la salud y la comunidad.
• Produzca programas y proyectos de investigación científica-tecnológica sobre problemas relacionados con el medicamento en todas sus etapas.
• Diseñe y ejecute el proceso productivo de insumos farmacéuticos necesarios para la producción de medicamentos.
• Implementé tecnologías apropiadas para el diseño, formulación y fabricación de medicamentos, alimentos y cosméticos.
• Desarrolle investigación en plantas medicinales.
• Diseñe e implemente sistemas logísticos de distribución y suministro de medicamentos.
• Analice sistemas de suministro de medicamentos introduciendo en ellos criterios de optimización y redistribución de recursos.
• Diseñe y ejecute sistemas de fármaco vigilancia intrahospitalarios.
• Diseñe y ejecute sistemas de distribución por unidosis en ambientes intrahospitalarios.
• Participe de manera activa en equipos multiprofesionales para la confección de esquemas de tratamiento.
• Plantee y ejecute políticas y programas de capacitación y actualización para químicos farmacéuticos en ejercicio.
• Diseñe y ejecute programas de control de calidad de medicamentos en industrias de la localidad.
• Ejecute análisis clínicos.
• Ejecute con eficiencia análisis bromatológicos para los productos alimenticios que se producen en la región.
• Diseñe y ejecute programas de control sanitario en las industrias alimentarias de la región.
• Participe de manera activa en campañas y programas de educación sobre buenas prácticas del manejo sanitario de alimentos en el ámbito industrial y poblacional.
• Esté capacitado para participar en el manejo clínico de los alimentos asesorando en el diseño de las dietas para evitar interacciones con terapéuticas concomitantes.
Asesore a los pacientes que acuden para consulta en las farmacias comunitarias sobre el manejo dietético de ciertas patologías.
SUMILLA.

La anatomía humana es un conocimiento fundamental en la formación de todo estudiante de las ciencias médicas, siendo la Odontología una de ellas, debe entonces contar con este requerimiento, que le permitirá comprender de manera científica la estructura del cuerpo humano, facilitando los fundamentos de su funcionamiento.

Esta asignatura se desarrolla mediante clases teóricas, seminarios, carpeta de trabajo, clases prácticas de disección, con un carácter científico con tecnología de avanzada y un sentir humanístico.

OBJETIVO GENERAL.

Al concluir la asignatura, el estudiante estará en condiciones de identificar y describir los distintos componentes de la estructura anatómica humana, estableciendo su relación con el sistema estomatognático y facilitando su aprendizaje funcional.

OBJETIVOS ESPECIFICOS.

5.1 Analiza la célula nerviosa sus relaciones.

5.2 Reconoce la médula espinal y cubierta.

5.3 Identifica el tronco cerebral y cerebelo.

5.4 Reconoce los pares craneales.

5.5 Identifica al hemisferio cerebral.

5.6 Describe los fundamentos de la anatomía topográfica.

5.7 Reconoce los huesos del miembro superior.

5.8 Analiza las regiones del miembro superior.

5.9 Reconoce los huesos del miembro inferior.

5-10 Analiza las regiones del miembro inferior.

5.11 Analiza la jaula torácica, cubiertas y mediastinos.

5.12 Describe las vísceras intratorácicas.

5.13 Analiza la pared abdominal y compartimentos abdominales.

5.14 Reconoce las vísceras abdominales.

5.15 Reconoce las vísceras de la pelvis.

6. CONTENIDOS.

Unidad de
aprendizaje Objetivo
específico Contenidos

I Unidad

Neuroanatomía 5.1

5.2

5.3

5.4
5.5 1.1 La neurona y sus partes. La sinapsis y los
Neurotransmisores.
1.2 Morfología de la médula espinal, las Meninges.
1.3 Morfología del bulbo, protuberancia, mesencéfalo y cerebelo.
1.4 Estudio de pares craneales: V-VII-IX-X-XI
1.5 Morfologia de los hemisferios cerebrales

II Unidad

Miembro Superior y
Miembro Inferior
5.6

5.7

5.8

5.9

5.10
2.1 Posición y eje anatómico, planimetria y los planos de disección.
2.2 Morfología de los huesoso del miembro superior
2.3 Estructura y composición de la región del hombro, brazo, antebrazo y mano
2.4 Morfología de los huesos del miembro inferior.
2.5 Estructura y composición de la región del gluteo, muslo, pierna y pie.

III Unidad

Tórax
Abdomen
Pelvis

5.11

5.12

5.13

5.14
5.15
3.1 La columna vertebral, esternon y costillas
Los músculos torácicos. El mediastino.
3.2 Morfología del corazón, pulmones, y las vías respiratorias.. El esófago y la aorta.
3.3 Músculos de la pared abdominal. La topografía del abdomen, cavidad peritoneal.
3.4 Morfología del estómago, intestinos, el hígado y vías biliares, páncreas, riñón.
3.5 Los genitales. El recto y la vejiga.

7. PROGRAMACION ANALITICA

Unidad de
Aprendizaje Contenido
Específico Criterios de evaluación Estrategias
Metodológicas

I Unidad
Neuro
anatomía
1.1

1.2

1.3

1.4

1.5
1.1 Describe la célula nerviosa
y sus conexiones.
1.2 Analiza la médula espinal
y las meninges.
1.3 Describe al tronco cerebral.

1.4 Identifica los pares
craneales
1.5 Comprende el hemisferio
cerebral.

. Lectura y diapositivas.
. Exposición y disección.
. Exposición, diapositivas y
disección.
. Exposición y disección.
. Exposición y disección

II Unidad

Miembro
Superior y
Miembro Inferior
2.1

2.2

2.3

2.4

2.5
2.1 Explica la planimetria

2.2 Describe los huesos del
miembro superior
2.3 Comprende las regiones
del miembro superior.
2.4 Describe los huesos del
miembro inferior.
2.5 Comprende las regiones
del miembro inferior.
. Exposición y lectura.
. Exposición y disección.
. Exposición y disección
. Exposición y disección.
Exposición y disección.

III Unidad

Torax
Abdomen
Pelvis
3.1

3.2

3.3

3.4

3.5 3.1 Describe la jaula torácica
y sus relaciones.
3.2 Explica y reconoce las
vísceras del torax.
3.3 Describe la pared
abdominal y las cavidades.
3.4 Explica y reconoce las
vísceras del abdomen.
3.5 Explica y reconoce las
vísceras de la pelvis.
. Exposición y disección.
. Exposición y disección.
. Exposición y disección.
. Exposición y disección.
. Exposición y disección.

ORIENTACION METODOLOGICA

La asignatura de Anatomía proporciona en conocimiento básico del cuerpo humano y se desarrolla en el escenario del aula tradicional, teniendo como instrumentos:

Clases magistrales.

Exposición de los alumnos.

Confección de mapas mentales por los alumnos.

Seminarios desarrollados por los alumnos.

Prácticas de disección con cadáveres humanos.

Carpeta de trabajo.

MEDIOS Y MATERIALES EDUCATIVOS

Se cuenta con los siguientes:

. Piezas cadavéricas.

. Empleo de diapositivas y programas interactivos.

. Empleo de multimedia.

. Bibliografía específica.

EVALUACIÓN

10.1 Criterios de evaluación.

– Conocimiento teórico.

– Conocimiento práctico.

– Seminarios.

– Representación gráfica.

– Monitoreo,

– Actitudinal.

10.2 Instrumentos de evaluación.

– Examen teórico (ET): 30 %.

– Examen práctico (EP): 25 %.

– Exposición (E) 10 %.

– Carpeta de trabajo (CT) 10 %.

– Prueba semanales (PS) 15 %.

– Autoevaluación (AE) 10 %.

10.3 Obtención de los promedios parciales y final.

La nota de cada Unidad se obtendrá de la suma de cada instrumento de evaluación señalado:

ET+EP+E+CT+PS+AE= Promedio de Unidad

El promedio final se obtendrá de la media aritmética de las notas de Unidad

I Unidad+II Unidad+III Unidad

—————————————– = Promedio Final.

3

La nota mínima aprobatoria es de 11 (once)

Los sustitutorios y examen de aplazados se programarán según lo establecido en el reglamento de evaluaciones de la Universidad.

BIBLIOGRAFIA

1.- Gadner – Gray (1986) Anatomía Interanamerica, 5ta.ed. Mexico.

2.-Gerard Tórtotra (1993) Principios de Anatomía y Fisiología Harla, 9na. ed. Mexico.

3.- Keith Moore (2002) Anatomía con orientación clínica Panamericana, 4ta. ed. España

3.- Latarjet – Ruiz (1998) Anatomía Humana. Panamericana, 3ra. ed, España

4.- Mc Minn ( 1998) Anatomía Humana Oceano/Centrum. España.

5.- Netter Frank (2002) Atlas de Anatomía Humana DOYMA, 2da. ed. Mexico.

6.- Testut Jacob (1985) Anatomía Topográfica. Salvat, 10 ma de. España.

7.- Yokochi – Rohen (1991) Atlas fotográfico de Anatomía Mc Graw, 3ra. de. Mexico

WEBGRAFIA

1. http://hipocrates.tripod.com/anatomia

2. http://www.anatomyatlaes.org/atlasofanatomy

HISTORIA DE LA ANATOMÍA

El interés por la Anatomía es tan antiguo como la humanidad. El hombre primitivo, no sólo se preocupó por investigar los elementos que tenía a su alrededor y los fenómenos naturales a los que estaba supeditada su existencia, sino, que en un determinado momento de su evolución, quiso saber sobre sí mismo: su origen, su presente, su futuro y naturalmente, el cómo y porqué de su constitución física.
El acceso original para su conocimiento, fue a través de la anatomía comparada. El hombre cazador, debió, examinar y diferenciar sus propias estructuras con las de los animales que mataba para el sustento. El hombre primitivo, según lo demuestran los hallazgos arqueológicos, practicó trepanaciones con el fin de curar ciertos males, para lo cual fue necesario que tuviese conocimientos anatómicos. De los cráneos hallados se deduce que un importante porcentaje de pacientes que se sometieron a tales intervenciones quirúrgicas, sobrevivieron a ellas.

Al estudiar las culturas de la Antigüedad se comprueba la importancia que se concedió a la Medicina y a la Anatomía en particular. Todas contaron con sus dioses de la Medicina, y quienes la practicaron en la Tierra, en muchos casos, fueron elevados a la calidad de deidades. Tal es el caso de Esculapio; de simple humano pasó a ocupar un sitial entre los dioses del Olimpo.

Las primeras concentraciones civilizadas se dieron en el valle comprendido entre el río Tigris y Éufrates: sirios, sumerianos, amoritas y babilonios practicaron la medicina. DE los últimos se conoce el Código de Hamurabi, una especie de Manual de Ética Médica en el que se regula las actividades de los médicos. Una de las reglas indica que “el cirujano que se le muera un paciente en la mesa de operaciones, de ser comprobado que fue por su desconocimiento o por descuido en la aplicación de la técnica médica, se le cortará una mano….”

LA ANATOMÍA Y LOS EGIPCIOS

Según las creencias egipcias, el ser humano estaba formado por siete elementos, uno de ellos, el Chat, es decir, el cuerpo material al que, para su perfecto funcionamiento a su vez lo aproximaron a la doctrina de los cuatro elementos: aire, agua, fuego y tierra. Los médicos encargados del cuidado del Chat, fueron considerados los más capaces en el mundo antigüo, aunque muchas de sus teorías, vistas desde la perspectiva actual, estaban muy alejadas de la realidad.
En los textos del Papiro de Ebers, que data del año 1500 a.C., encontramos un Tratado sobre el corazón, al que consideraban el centro del cuerpo y del sistema vascular, sede de la inteligencia y de la percepción. Sin embargo, aseguraban que el corazón aumenta de peso y tamaño hasta los 50 años de edad y a partir de entonces, iba reduciéndose hasta casi desaparecer causando la muerte natural del individuo.

Sobre este mismo tema, se encuentra en el mencionado papiro un Manual obviamente dirigido a los estudiantes de medicina, el que estaba dividido en dos capítulos y se titula “Principios del secreto médio: Conocimiento de la marcha del corazón (se refiere a su fisiología) y conocimiento del corazón (se refiere a su anatomía)”
Hay vasos, en él, que van a todo miembro. En cuanto a aquellos sobre lo cual todo médico o todo sacerdote o todo mago pone sus dedos, sea sobre la cabeza o sobre la nuca, o sobre las manos, o sobre el corazón mismo, o sobre los dos brazos, o sobre las dos piernas, o sobre una parte cualquiera, siente algo del corazón, pues los vasos de éste van a cada uno de los miembros y a esto se debe que el “corazón hable”, (Indudablemente el texto se refiere a las pulsaciones).

Hacia el año 300 a.C., el principal Centro de Estudios de Medicina del mundo conocido era el Museión, o Escuela de Medicina de Alejandría, patrocinada y mantenida por los faraones. Entre sus asignaturas los aspirantes a médicos tenían como principal materia el estudio de la anatomía. Varios médicos como Herófilo de Calcedonia, discípulo de Praxágoras y Emistratos de Julios (Erasistrato), maestros de esta institución, escribieron textos sobre temas anatómicos.

Herófilo, describió las diferencias entre los tendones y los nervios; Emistrato, ahonda sobre la estructura y funcionamiento del cerebro y cerebelo y trata, por primera vez sobre la circulación sanguínea. En esta Escuela se practicaron las primeras disecciones en cuerpos humanos de los que se tiene noticia y gracias a esta práctica, los dos médicos sustentaron sus teorías.

ESCULAPIO: DIOS DE LA MEDICINA

En la magistral obra de Homero, La Ilíada, casi no se distingue si los personajes narrados por el poeta eran hombres de carne y hueso o dioses con poderes omnipotentes. Entre las divinidades de la mitología griega, se distinguen dos. Podaleirius y Machaón, médicos e hijos de Esculapio, el Dios de la Medicina.
El origen de la leyenda de Esculapio bien pudo haber partido de un personaje real que debió haber vivido en el año 1200 a.C. y de quien cuenta la historia fue un sabio que gracias a sus conocimientos realizó prodigiosas curaciones y, con el devenir del tiempo, fue transformado por los historiadores y poetas como Homero, en una Divinidad. Aun en estos días perduran vestigios de los templos que se erigieron en su honor y se encuentran en las islas de Epaurus, Cos y Atenas.

Los enfermos, por decisión propia o por consejo de sus médicos, eran llevados a estos templos, en cuyo interior pasaban la noche y se dice que mientras dormían, Esculapio o alguno de sus sacerdotes, se introducía en los sueños de los que buscaban alivio para sus males y les dictaban lo que debían hacer para recuperar la salud.

Los romanos llamaron Esculapio al dios griego de la medicina. Asclepio, que en la mitología de estos últimos aparece como hijo de Apolo y de la ninfa Coronis. Bajo la tutela del centauro Quirón aprendió la ciencia médica, y su fama creció por las extraordinarias curaciones que llevó a cabo, al grado de creérsele capaz de resucitar muertos, lo que al llegar a conocimiento de dios Zeus, lo encolerizó y lo mató lanzándole un rayo.

Es necesario recordar a Hormero, el poeta de la Ilíada, quien nos da a conocer la existencia de Esculapio y sus hijos, quienes fungían de asistentes en su práctica médica. De la Ilíada tomamos un verso del Libro V, en el que menciona algunas partes del cuerpo, según se conocían entonces:

“Dijo y tiró su lanza y por Minerva / fue dirigida al lagrimal del ojo / y entró en la nariz hasta la boca / penetró y por la blanca dentadura / pasándole, la cortó junto a los labios / la lengua y por debajo de la barba vino a salir el indomable hierro…”

HIPÓCRATES

Se cree que Hipócrates nació alrededor del año 460 a.C., el mismo año en que naciera el filósofo Demócrito y de quien llegaría a ser gran amigo. Su lugar natal fue la Isla de Cos, ubicada en el mar Egeo, a corta distancia de las costas de Asia Menor. Se inició en el estudio de la medicina gracias a la iniciatriva de su padre, quien a su vez< era miembro de una agrupación de médicos que se habían autodenominado "Los hijos de Esculapio", sociedad a la que Hipócrates pertenecía en su edad adulta.

A pesar que hay pocas referencias sobre su niñez y juventud, gracias a la biografía que escribiera el historiador griego Suidas, se conoce que Hipócrates demostró desde temprana edad una seria inclinación por seguir la profesión de su padre, quien se preocupó de contratar a los mejores maestros de la época, para que lo instruyeran en el arte de la medicina. Hipócrates fue creciendo y aprendiendo entre miles de inválidos y turista que acudían a “tomar las aguas milagrosas” en las numerosas fuentes termales que existían en Cos. Uno de sus maestros, Heródicto de Selimbria, le inició en el arte de curar, habituándolo a confiar mas en el régimen y en la gimnasia que en las drogas.

Tanta fama logró alcanzar Hipócrates, que gobernantes como Perdicas de Macedonia y Artajerjes I de Persia, figuraron entre sus pacientes y, en el año 430, Atenas mandó por él para que hiciera lo posible por detener el avance de la “gran peste”.

En busca de conocimientos y en su afán por perfeccionar su arte viajó por las ciudades mas importantes del mundo antiguo: Tesalia, Tracia, Delos y Atenas. En ellas buscó la manera de hacer amistad con los principales médicos, filósofos y pensadores. En Atenas conoció a Platón, y éste deja constancia de su relación al mencionarlo en algunas de sus obras y al calificarlo de “distinguido maestro de la medicina”.

Sus escritos médicos:

Nada puede haber más heterogéneo en la literatura médica que la colección de tratados atribuidos a Hipócrates. Se ha especulado que existieron varios médicos con su nombre y que el verdadero escribió solamente alguno de los 87 volúmenes de los que está compuesta la colección Hipocrática o llamada también Cuerpo Hipocrático que pasó a formar parte de la famosa biblioteca de Alejandría.

De todas maneras, Hipócrates -uno o varios- existió, y sus trabajos e investigaciones sirvieron de base para el desarrollo del arte de la medicina a través de los siglos. De los escritos de esta singular colección, sólo cuatro de atribuyen, a la pluma de Hipócrates: Los Aforismo, el Pronóstico, el Régimen para dolencias agudas y la monografía titulada Sobre heridas en la cabeza, el resto de volúmenes indican los historiadores, fueron escritas por una diversidad de autores nacidos entre el siglo quinto y el segundo a.C. y esto se deduce de la irregularidad en la calidad de forma y fondo de los mismos .

En los Aforismos que sirvieron de texto obligatorio de estudio en todas las Escuelas de Medicina hasta el siglo XIX, encontramos algunos que analizados desde la perspectiva contemporánea pueden haber perdido vigencia, sin embargo, quedan pensamientos que jamás podrán ser rebatidos o superados. Dice por ejemplo:

“La vida es breve, pero el arte es eterno”
“La oportunidad es fugaz; el experimento es peligroso y juzgar es peligroso”
“Lo que cura a uno mata a otro”
En la colección Hipocrática, se encuentran libros de texto escritos para la lectura exclusiva de los médicos, consejos para el profano, conferencias para estudiantes, informes sobre investigaciones y descubrimientos, historia clínica y ensayos escritos para los interesados en los aspectos científicos o filosóficos de la materia. Los cuarenta y dos cuadros clínicos que forman parte de la Colección, constituyen los únicos ejemplos de su clase en todo el curso de los setecientos años que siguieron a Hipócrates y son modelos de honradez al admitir que en el 60 % de los casos tratados, la enfermedad o el tratamiento resultaron fatales.

Papel histórico de Hipócrates:

Hipócrates afirmó que …”la medicina es la mas noble de todas las artes”, pero debido a la ignorancia de quienes la practican va muy a la zaga de todas las demás”. El maestro se mostraba violento cada vez que alguien, sobretodo un médico, se refería a las enfermedades como un “..castigo de dioses”.

El ensayo “Sobre la enfermedad sagrada” (epilepsia), está en pugna directa con la teoría que atribuía todas las dolencias a la voluntad discrecional de los dioses. “Todas las enfermedades, afirma el autor, tienen sus causas naturales y aparece por cusas externas al espíritu y no se exceptúa de la regla a la epilepsia…”, mal que la gente de entonces atribuía a que quien la padecía, se encontraba poseído por el demonio.

En su libro “El aire, el agua y los lugares”, considerada una obra maestra aún en estos días y que trata sobre lo que se ha dado en llamar “defensa de la ecología”, se refiere a que estos elementos, cuando se encuentran corruptos, son los causantes directos de las enfermedades. De la misma manera llegó a la conclusión de que un sistema apropiado de alimentación y buenos hábitos de vida, son el laboratorio que necesita el organismo para mantenerse en buenas condiciones. No obstante, aceptaba la llamada doctrina humoral, muy en boga entonces entre los médicos griegos, y que afirmaba que de la mezcla en el cuerpo humano de los cuatro humores líquidos:- frío, caliente, seco y húmedo- dependía el equilibrio del organismo y cualquier alteración, exceso o deficiencia de ellos, causaba la mala salud, el comportamiento anormal e incluso la muerte. Por tanto “el deber del médico era establecer y conservar el equilibrio adecuado de los humores del cuerpo”.

“Juro por Apolo..
que guardaré este juramento,
sin nunca revelar la naturaleza
de la condición del paciente.

….A pesar de todas las cosas
que yo aprenda y oiga en
el cuidado del enfermo,
yo guardaré silencio,
ocultándolas siempre como
secretos sagrados

GENERALIDADES

La Anatomía Topográfica estudia al cuerpo humano dividiéndolo en segmentos, los cuales son:

a) Cabeza.

b) Cuello.

c) Miembro Superior.

d) Miembro Inferior.

e) Tórax

f) Abdomen.

g) Pelvis.

El eje anatómico se define como la línea imaginaria que pasa por el centro del cuerpo.

La posición anatómica es fundamental en la descripción del cuerpo humano, esta considera al sujeto de pié, con los miembros superiores péndulos y la mirada al frente.

Se describe también las distintas posturas que puede asumir el cuerpo, tal como:

– Decúbito dorsal.

– Decúbito ventral.

– Decúbito lateral.

Es importante definir los términos: por dentro y por fuera o proximal y distal, respecto a la línea media.

Los movimientos que describen las extremidades son:

– Flexión.

– Extensión.

– Abducción.

– Aducción

– Rotación.

– Supinación.

– Pronación

– Circunducción.

Los planos de orientación anatómica comprenden:

a) Verticales: sagital, parasagital, frontal o coronal.

b) Horizontales: transversos cefálico o superior y podálico, caudal o inferior.

Los planos de disección anatómica son:

– Piel.

– Tejido celular subcutaneo.

– Aponeurosis.

– Músculos.

– Huesos.

Las estructuras que están por fuera de la aponeurosis las vamos a considerar superficiales y las que están por dentro profundas, en ambos compartimentos vamos a encontrar vasos (arterias y venas) y nervios.

NEUROANATOMÍA
Estructura neuronal
La neurona posee determinadas particularidades que hacen de ella una unidad funcional muy especial. Una característica fundamental le es exclusiva: la escasa posibilidad de renovación de las células degeneradas. De modo que el cerebro humano que inicialmente posee aproximadamente 1011 neuronas, suele perder alrededor de 50.000 a 100.000 sin que se produzca reparación de esta pérdida. Las neuronas son estructural y funcionalmente unidades celulares, tienen la característica de recibir estímulos nerviosos provenientes de otras neuronas, ya sean excitatorios o inhibitorios, y conducir el impulso nervioso.
Las neuronas poseen proteínas específicas como lo son: la GP-350 soluble unida a la membrana, es específica del cerebro y está localizada en las células piramidales y estrelladas; la sinaptina contenida en las vesículas sinápticas y en las membranas plasmáticas de la sinapsis; la D1, D2 y D3 son proteínas específicas del cerebro, localizadas en las membranas sinápticas y que difieren en su peso molecular y la P-400, proteína que está unida a las membranas y que se halla solamente en la capa molecular del cerebelo, donde existe en las dendritas de las células de Purkinje.
Las neuronas son células que poseen dos grandes y notables propiedades como son: la irritabilidad, que le confiere a la célula la capacidad de respuesta a agentes físicos y químicos con la iniciación de un impulso y la conductibilidad, la cual le proporciona la capacidad de transmitir los impulsos de un sitio a otro. El grado en que estén desarrolladas estas dos propiedades protoplasmáticas en las neuronas, junto con la gran diversidad de formas y tamaños de los cuerpos celulares y la longitud de sus prolongaciones distinguen a este tipo de células de otras. El término neurona se refiere a la célula nerviosa completa, incluyendo su núcleo, citoplasma que lo rodea, denominado pericarión, y una o más extensiones protoplasmáticas, las cuales suelen ser axones y/o dendritas.
Por lo general los somas de las neuronas están agrupados en una especie de masa. En el SNC se les denomina núcleos a los grandes cuerpos celulares no encapsulados; en el SNP, generalmente estos grupos están encapsulados y se les conoce como ganglios.
La neurona es la célula fundamental y básica del sistema nervioso. Es una célula alargada, especializada en conducir impulsos nerviosos. En las neuronas se pueden distinguir tres partes fundamentales, que son: el citón o soma o cuerpo celular, corresponde a la parte más voluminosa de la neurona. Aquí se puede observar una estructura esférica llamada núcleo. Éste contiene la información que dirige la actividad de la neurona. Además, el soma se encuentra el citoplasma. En él se ubican otras estructuras que son importantes para el funcionamiento de la neurona, las dendritas, que son prolongaciones cortas que se originan del soma neural. Su función es recibir impulsos de otras neuronas y enviarlas hasta el soma de la neurona. El axón, es una prolongación única y larga. En algunas ocasiones, puede medir hasta un metro de longitud. Su función es sacar el impulso desde el soma neuronal y conducirlo hasta otro lugar del sistema.
El cuerpo de la célula nerviosa, como el de las otras células, que consiste esencialmente en una masa de citoplasma en el cual está incluido el núcleo; está limitado por su lado externo por una membrana plasmática. Es a menudo el volumen del citoplasma dentro del cuerpo de la célula es mucho menor que el volumen del citoplasma en las neuritas.
Núcleo: por lo común se encuentra en el centro del cuerpo celular. Es grande, redondeado pálido y contiene finos gránulos de cromatina muy dispersos. Por lo general las neuronas poseen un único núcleo que está relacionado con la síntesis de ácido ribononucleico RNA. El gran tamaño probablemente se deba a la alta tasa de síntesis proteica, necesario para mantener el nivel de proteínas en el gran volumen citoplasmático presente en las largas neuritas y el cuerpo celular.

Sustancia de Nissl: consiste en gránulos que se distribuyen en todo el citoplasma del cuerpo celular excepto en la región del axón. Las micrografías muestran que la sustancia de Nissl está compuesta por retículo endoplasmático rugoso dispuesto en forma de cisternas anchas apiladas unas sobre otras. Dado que los ribosomas contienen RNA, la sustancia de Nissl es basófila y puede verse muy bien con tinción azul de toluidina u otras anilinas básicas y microscopio óptico. Es responsable de la síntesis de proteínas, las cuales fluyen a lo largo de las dendritas y el axón y reemplazan a las proteínas que se destruyen durante la actividad celular. La fatiga o lesión neuronal ocasiona que la sustancia de Nissl se movilice y concentre en la periferia del citoplasma. Esto se conoce con el nombre de cromatólisis.
Aparato de Golgi: cuando se ve con microscopio óptico, después de una tinción de plata y osmio, aparece como una red de hebras ondulantes irregulares alrededor del núcleo. En micrografías electrónicas aparece como racimos de cisternas aplanadas y vesículas pequeñas formadas por retículos endoplasmáticos lisos. Las proteínas producidas por la sustancia de Nissl son transferidas al aparato de Golgi donde se almacenan transitoriamente y se le pueden agregar hidratos de carbono. Las macromoléculas pueden ser empaquetadas para su transporte hasta las terminaciones nerviosas. También se le cree activo en la producción de lisosomas y en la síntesis de las membranas celulares.
Mitocondrias: Dispersas en todo el cuerpo celular, las dendritas y el axón. Tienen forma de esfera o de bastón. En las micrografías electrónicas las paredes muestran doble membrana. La membrana interna exhibe pliegues o crestas que se proyectan hacia adentro de la mitocondria. Poseen muchas enzimas que toman parte en el ciclo de la respiración, por lo tanto son importantes para producir energía.
Neurofibrillas: Con microscopio óptico se observan numerosas fibrillas que corren paralelas entre si a través del cuerpo celular hacia las neuritas (tinción de plata). Con microscopio electrónico se ven como haces de microfilamentos de aproximadamente 7 mm de diámetro. Contienen actina y miosina y es probable que ayuden al transporte celular.
Microtúbulos: Se ven con microscopio electrónico y son similares a aquellos observados en otro tipo de células. Tienen unos 20 a 30 nm de diámetro y se hallan entremezclados con los microfilamentos. Se extienden por todo el cuerpo celular y sus prolongaciones. Se cree que la función de los microtúbulos es el transporte de sustancias desde el cuerpo celular hacia los extremos dístales de las prolongaciones celulares.
Lisosomas: Son vesículas limitadas por una membrana de alrededor de 8 nm de diámetro. Sirven a la célula actuando como limpiadores intracelulares y contienen enzimas hidrolíticas.
Centríolos: Son pequeñas estructuras pares que se hallan en las células inmaduras en proceso de división. También se hallan centríolos en las células maduras, en las cuáles se cree que intervienen en el mantenimiento de los microtúbulos.
Lipofusina: Se presenta como gránulos pardo amarillentos dentro del citoplasma. Se estima que se forman como resultado de la actividad lisosomal y representan un subproducto metabólico. Se acumula con la edad.
Melanina: Los gránulos de melanina se encuentran en el citoplasma de las células en ciertas partes del encéfalo, como por ejemplo la sustancia negra del encéfalo. Su presencia está relacionada con la capacidad para sintetizar Catecolaminas por parte de aquellas neuronas cuyo neurotransmisor es la dopamina.

La superficie celular o membrana, que limita la neurona, reviste una especial importancia por su papel en la inclinación y la transmisión de los impulsos nerviosos. El plasmalema o membrana plasmática es una doble capa de moléculas de fosfolípidos que tiene cadenas de hidrocarburos hidrofóbicos orientados directamente hacia el aspecto medial de la membrana. Dentro de esta estructura se encuentran moléculas de proteínas, de las cuales algunas pasan a través de todo el espesor de este estrato y proporcionan canales hidrofílicos a través de los cuales los iones inorgánicos entran o salen de la célula. Los iones comunes (sodio, potasio, calcio y cloro) poseen un canal molecular específico. Los canales tienen una entrada que regula la carga eléctrica o voltaje, lo cual significa que se abre y cierra en respuesta a cambios de potencial eléctrico a través de la membrana.
El núcleo de este tipo de células es voluminoso hasta de 20 mm de diámetro, de forma esférica y situado en el centro del cuerpo nuclear, incluyendo una heterocromatina que se halla en cantidad pequeña y marginada en la superficie interna de la cubierta nuclear.
El cuerpo celular o pericarión suele ser grande en comparación con otras células y varía de 4 a 135 mm de diámetro, su forma es variable en extremo, y depende del número y orientación de sus prolongaciones.
El aparato de Golgi es un organelo citoplasmático provisto de acúmulos de cisternas aplanadas, estrechamente, yuxtapuestas, las cuales se encuentran apiladas y rodeadas por muchas vesículas pequeñas, es un sistema continuo agranular o de superficie lisa. La superficie es el área donde se adhieren los carbohidratos de algunas proteínas, que posteriormente se convierten en glucoproteínas, estas se transportan en forma de vesículas en dirección distal o a lo largo de las prolongaciones citoplasmáticas para renovar las vesículas sinápticas en los bulbos terminales de las terminaciones axónicas y también contribuyen a la renovación de la membrana neuronal (Roselli, 1997).
Los lisosomas son grandes vesículas que contienen enzimas que catalizan la descomposición de moléculas grandes no necesarias, generalmente son numerosas.
Las mitocondrias son organelos citoplasmáticos dispersos en el pericarión, dendritas y axones; son esféricos en forma de bastoncillo, o filamentosas, tienen una longitud de 0.2 a 1.0 mm y un diámetro de 0.2 mm. Las mitocondrias de las neuronas muestran su característica de membrana doble periférica con crestas o pliegues internos. En estas se depositan las enzimas que tienen que ver con diversos aspectos del metabolismo celular, incluyendo la respiración y la fosforilación; son el sitio donde se produce energía en las reacciones de la fisiología celular (Jones, et al., 1985).
El axón de una neurona principalmente está rodeado por una vaina de mielina, que empieza cerca del origen del axón y finaliza en las cercanías de sus ramas terminales en el sistema nervioso, la mielina es depositada por los oligodendrocitos y esta formada esencialmente por capas estrechamente superpuestas a sus membranas plasmáticas. La cubierta de mielina, por tanto, tiene una composición lipoproteíca y unas interrupciones llamadas nódulos de Ranvier, las cuales indican los sitios donde se unen las porciones formadas por diferentes oligodendrocitos contiguos. Los canales de sodio y sus poros que regulan el voltaje se presentan únicamente en los nodos de un axón mielinizado, de manera que ocurren solo en esos sitios movimientos iónicos en la conducción de ese impulso.

La envoltura de mielina aísla el axón entre los nodos y así hay una conducción casi instantánea del potencial de acción de un nodo al inmediato. Esta conducción saltatoria permite una señalización mucho más rápida en el axón mielinizado que en el amielínico. El grosor de la capa de mielina y la distancia entre los nodos tiende a ser directamente proporcional al diámetro y a la longitud del axón; la conducción del impulso nervioso es más rápida cuando el diámetro de la fibra nerviosa es mayor (Meyer, 1985).
También los axones de las neuronas se agrupan a menudo. En el SNC se les llaman tractos a los haces o masas de axones que llevan información u órdenes motoras de una clase completa. Los tractos forman la materia blanca del SNC. En el SNP, se llaman nervios a los haces discretos de axones que traen información hacia el SNC desde las estructuras periféricas y conducen órdenes motoras hacia las glándulas y los músculos (Meyer, 1985).
Las dendritas salen del cuerpo de la neurona y se ramifican en su cercanía; sus ramas pueden ser profusas e intrincadas. El citoplasma de las dendritas llamado dendroplasma, se parece al del pericarión, con retículo endoplásmico granular (sustancia cromatofílica o de Nilss). Se presenta en los troncos proximales de las dendritas y en los sitios donde se ramifican; en algunas neuronas; las ramas pequeñas tienen un gran número de diminutas salientes, llamadas espinas dendríticas, que participan en la sinapsis. La superficie del cuerpo celular puede ser incluida como área receptora de la neurona; en las neuronas motoras de la médula espinal, por ejemplo, gran número de terminaciones axónicas hace sinapsis con el cuerpo celular y también con las dendritas (Palo, 1997).

Las neuronas, al igual que las otras células de la glía poseen prolongaciones celulares filamentosas de naturaleza proteica que les confieren resistencia mecánica. Dentro de estos se distinguen tres tipos de organelos alargados: microtúbulos, microfilamentos y filamentos intermedios; representados químicamente por los neurotúbulos, estructuras localizadas en el interior de los axones, compuestas de tubulina asociada a proteínas denominadas dineínas y diseñadas para proporcionar rigidez y fortaleza mecánica a las prolongaciones filamentosas de neuronas y células gliales, también toman parte en las funciones dinámicas, tales como transporte axoplásmico y fluidez de las membranas celulares; neurofilamentos que representan a los filamentos intermediarios que son organulos citoplasmáticos fibrosos del sistema nervioso, su estructura proteica no es clara, pero se sabe que no están compuestos de tubulina ni actinia, están involucrados en el mecanismo de transporte axónico y suelen conferir una resistencia adicional a las prolongaciones largas y microfilamentos, compuestos de actina capaces de interaccionar con la miosina de una forma que sugiere que forman parte de un mecanismo contráctil y, por lo tanto, están involucrados en el movimiento.

http://www.javeriana.edu.co/Facultades/Ciencias/neurobioquimica/libros/neurobioquimica/neuroanatomia1.htm

CLASES DE NEURONAS.

Cada parte del sistema nervioso se caracteriza microscópicamente por su tamaño, su forma y arreglo de las neuronas que lo componen. Aunque algunas neuronas tienen muchas características internas en común, sus formas varían considerablemente y esto permite que sean clasificadas de acuerdo a su estructura, función y tipo de neurotransmisor.

Clasificación estructural
Las neuronas se clasifican estructuralmente de acuerdo a su número de procesos, entendiendo por este, terminación o elongación del cuerpo celular. En el sistema nervioso del embrión se observan algunas neuronas sin procesos o con un solo proceso; a estas neuronas se les llama apolares o neuropolares (Darnell, 1993).
Algunas neuronas solo tienen dos procesos fundidos que en ocasiones parecen uno, se les llama seudounipolares, las cuales están restringidas a grupos de cuerpos celulares neuronales localizados en los ganglios, en este tipo de neuronas los procesos cortos se ramifican del soma y se dividen en un proceso central que conducen impulsos hacia el cuerpo (Barr, 1994).
Las neuronas que solo tienen dos procesos se les llaman bipolares, los procesos son generalmente una dendrita y un axón, y ocasionalmente dos dendritas. Este tipo de neuronas se ubica en áreas específicas como los ganglios del octavo nervio craneal, la retina y el epitelio olfatorio (Travis, 1994).
Las neuronas multipolares se caracterizan por poseer un axón y dos o más dendritas. Son comunes en el sistema nervioso central. Las neuronas denominadas Golgi son células multipolares cuyos axones se extienden hacia distancias considerables hasta llegar a la célula Diana. Algunos ejemplos son las células piramidales de la corteza cerebral, las células de Purkinje del cerebelo y las células del asta anterior de la médula espinal. Las neuronas multipolares que tienen axón corto que termina cerca del cuerpo celular de donde se origina se llaman neuronas de Golgi II; existen como células estrelladas o granulares de la corteza cerebral (Cooper, 1994).

Clasificación funcional.
En el ámbito funcional las neuronas se clasifican en sensoriales, motoras o interneuronas.
Las neuronas sensoriales conducen impulsos desde los receptores hasta el cerebro y la médula espinal; estos impulsos son informativos (visión, sonido, tacto, dolor, etc.). Estas neuronas son los componentes sensoriales aferentes de los nervios espinales y craneales; sus cuerpos celulares forman en gran parte la médula espinal (raíz posterior) y los ganglios craneales. Generalmente este tipo de neuronas posee una estructura de tipo seudounipolar o bipolar (Meyer, 1985).
Las motoneuronas conducen el impulso desde el cerebro y la médula espinal hasta los efectores (músculos y glándulas) lo que origina la contracción de las fibras musculares o la secreción glandular. Estas neuronas son el componente motor eferente de los nervios espinales y craneales. Por lo general su estructura es de tipo multipolar (Roselli, 1997).
Existe otro tipo de neuronas cuyos somas y procesos permanecen en el SNC y se les conoce como interneuronas las cuales no tienen contacto directo con estructuras periféricas (receptores y efectores). Existe un grupo importante de interneuronas cuyos axones descienden y terminan en motoneuronas en el tronco del encéfalo y en la médula espinal; a estas células se les denomina motoneuronas altas. Las interneuronas son responsables de la modificación, coordinación, integración, facilitación e inhibición que debe ocurrir entre la entrada sensorial y la salida motora. Por lo general su estructura es de tipo multipolar (Meyer, 1985).

CLASIFICACIÓN POR TIPO DE NEUROTRANSMISOR.

Neuronas colinérgicas
Estas neuronas utilizan la acetilcolina (Ach) como neurotransmisor químico, la cual se encuentra en los terminales de las placas motoras, que son las uniones entre el nervio y el músculo estriado, haciendo posible la contracción de diferentes músculos y la estimulación de las glándulas exocrinas. Para ejercer su acción posee dos tipos de receptores específicos: muscarínicos, localizados en el músculo liso y cardíaco, son bloqueados por la atropina y nicotínicos, localizados en ganglios autónomos y en la unión neuromuscular, son bloqueados por el hexametonio y el curare (Rosselli, 1997).

Neuronas catecolaminérgicas
Dentro de este tipo de neuronas se identifican principalmente dos, de acuerdo al neurotransmisor que posean: noradrenalina (NA) o dopamina (DA). Las neuronas que utilizan como mensajero químico la noradrenalina, actúan bajo la excitación generalizada del sistema simpático por la emoción y el ejercicio, produciendo efectos cardiovasculares: vasoconstricción y estimulación cardíaca. La transmisión noradrenérgica tiene lugar en las sinapsis posganglionares simpáticas en el músculo liso, músculo cardíaco y glándulas exocrinas. La noradrenalina actúa sobre dos tipos de receptores adrenérgicos: alfa y beta (Meyer, 1985). Las neuronas que utilizan dopamina como neurotransmisor provocan reacciones cardiovasculares similares a la de la adrenalina, estas acciones tienen lugar por la activación de los receptores beta (vasodilatación y estimulación cardíaca) y alfa (vasoconstricción), además, presentan propiedades específicas como el incremento del débito renal, el flujo mesentérico y el coronario, acciones que se deben a la activación de receptores dopaminérgicos denominados D, que están asociados a la adenilciclasa (Bradford, 1988).

Neuronas indolaminérgicas
Este tipo de neuronas utiliza la serotonina como agente químico que actúa en la sinapsis neuronal. Este neurotransmisor se encuentra ubicado especialmente en las neuronas del tronco cerebral en la región del rafé medio del puente y del mesencéfalo. Interviene en varios tipos de regulación: mantenimiento del estado anímico, regulación de la temperatura, analgesia, conducta sexual, agresividad, control de los reflejos monosinápticos y del tono muscular e inhibición del tono simpático. Los receptores específicos de la serotonina son bloqueados por la dietilamina del ácido lisérgico y la metisergida (Meyer, 1985).

Neuronas adrenérgicas
Utilizan como neurotransmisor la adrenalina, se encuentran en la porción rostral del bulbo raquídeo, sus axones ascienden gasta el hipotálamo o descienden a la médula espinal; al igual que las neuronas noradrenérgicas actúan sobre receptores adrenérgicos alfa y beta (Bradford, 1988).

Neuronas GABAérgicas
Dichas neuronas transmiten el impulso nervioso mediante el GABA, el cual es un aminoácido inhibitorio. Están ubicadas en el cerebelo, cuernos dorsales de la médula, retina, hipocampo y el hipotálamo, funcionan como transmisor inhibidor en el sistema nervioso de vertebrados e invertebrados (Barr, 1994).

Otras
Existen diversos neurotransmisores utilizados por las neuronas para conducir el impulso nervioso, dando diferentes nombres a las mismas. Dentro de estos encontramos: el glutamate (Glu) y el aspartato (Asp) considerados excitadores del sistema nervioso, la glicina (Gly) y la taurina considerados como inhibidores.

El Grupo de Neuronas
Recientemente existe un gran interés en enfocar el estudio de la mente intentando construir una teoría global que partiendo desde la biología conecta procesos cerebrales con procesos mentales. Uno de los autores que ha afrontado esta tarea es G. M. Edelman, premio Nobel de medicina en 1972. Edelman considera que la unidad básica de procesamiento del cerebro es el grupo de neuronas, y presenta una teoría que nos permite, al menos, iniciarnos en como surgen los pensamientos desde el cerebro. Veámosla brevemente.
Edelman concibe el cerebro como un sistema selectivo, en el que la selección opera durante el tiempo de vida del sistema.
Para sobrevivir, un organismo debe o heredar o crear criterios que le permitan clasificar el mundo en categorías perceptuales de acuerdo con sus necesidades adaptativas. Además el mundo, incluso para el tiempo de vida de un organismo, está lleno de novedad, lo que exige que estos procesos de categorización puedan reestructurarse, renovarse y reiniciarse continuamente. El mundo, para el organismo, no se da por completo de una vez, sino que se construye en un proceso constante y continuo. Por tanto, los órganos que se encargan de estas tareas, es decir, el cerebro en último término, debe ser flexible, pero también, como consecuencia, único. Esto está de acuerdo con la enorme variación funcional y estructural en muchos niveles: molecular, celular, anatómico, fisiológico y conductual, que muestran los sistemas nerviosos por lo que, a pesar de las semejanzas en los individuos de una especie, el grado de variación individual de cerebro en cerebro excede lo que podía tolerarse en un proceso de fabricación de ingeniería. Visto así, cualquier teoría interesante sobre la mente tendrá que tener en cuenta estas observaciones y no podrá generalizar, a menos que contemple en la descripción estructural, orgánica, las fuertes diferencias y la exigencia de flexibilidad y variación que impone la novedad del mundo. Por eso Edelman rechaza las teorías que contemplan el cerebro como un sistema que procesa información.
A partir de aquí Edelman enuncia su tesis fundamental, a saber, que el cerebro es un sistema selectivo, en el que la selección opera durante el tiempo de vida del individuo. Para el desarrollo de esta tesis fundamental elabora lo que él denomina la teoría de la selección del grupo de neuronas (TNGS).
La TNGS es una teoría de poblaciones que postula precisamente que la habilidad de los organismos para categorizar un mundo no etiquetado y para comportarse en él de una manera adaptativa surge no de la transferencia de instrucciones o de información sino de procesos de selección bajo variación. La TNGS considera que hay una generación continua de diversidad en el cerebro. En el cerebro embrionario, hay variación y selección en la migración de poblaciones celulares y durante la muerte de células. También en la formación de las sinapsis. Y en el cerebro maduro, en la amplificación diferencial de la eficacia de las sinapsis.
Esto tiene como consecuencia la formación de grupos neuronales y que el proceso es modificado continuamente por reentradas de señales. Veamos esto más despacio.

Postulados Básicos de la TNGS
La TNGS propone tres mecanismos para responder de la producción de conductas adaptativas por parte de los organismos con sistemas nerviosos complejos: selección en el desarrollo, selección en la experiencia y reentradas de señales.
Cada uno de estos mecanismos actúa dentro y entre colectivos que consisten en cientos de miles de neuronas fuertemente interconectadas denominadas grupos de neuronas.
Además la teoría propone que la selección a través de la amplificación sináptica diferencial está restringida por la acción de sistemas de valor derivados evolutivamente: sistemas neuromodulatorios dotados con proyecciones difusas que señalan el posible valor adaptativo para el organismo en su totalidad de la ocurrencia de ciertos eventos.

1. Variación y Selección en el desarrollo.
La diversidad estructural del sistema nervioso y los detalles de la neuroanatomía no están estrictamente programados por el código genético. Esta diversidad surge durante el desarrollo en la regulación epigenética dinámica de la división, adhesión, migración y muerte de la célula, así como de la actividad neural misma. Durante la producción del sistema nervioso se van creando neuronas y agrupaciones de células que permanecerán o no dependiendo del refuerzo que otorgue la experiencia. La adhesión y migración son gobernadas por unas series de moléculas morforeguladoras llamadas CAMs (moléculas de adhesión célular) y SAMs (moléculas de adhesión de sustratos).
Esto lleva a la formación de repertorios primarios dentro de regiones anatómicas dadas que contienen un gran número de grupos de neuronas o circuitos locales.
2. Selección en la experiencia.
Después de que la mayoría de las conexiones anatómicas de los repertorios primarios se han establecido, las actividades de los grupos de neuronas que funcionan particularmente continúan siendo dinámicamente seleccionadas por mecanismos de cambios sinápticos subsiguientes dirigidos por la conducta y la experiencia.
Será la experiencia del organismo la que tenderá a reforzar algunos de los circuitos que se han establecido en la fase anterior dentro del grupo y entre grupos, otros tenderán a desaparecer si el organismo no los requiere con la frecuencia que indicará su utilidad. De esta manera la maraña de conexiones que encontramos en un individuo de dos años se irá simplificando para consolidar las conexiones útiles dependiendo del tipo de experiencia que realice el organismo.
La selección en la experiencia lleva finalmente a la formación de repertorios secundarios de grupos neurales como respuesta a patrones particulares de señales.

3. Reentradas de señales.
La selección en la experiencia conlleva correlaciones de señales estadísticas entre grupos de neuronas pre y postsinápticas, mejor que la transmisión de mensajes codificados de una neurona a otra.
Si estas señales han de ser adaptativas tendrán que reflejar las señales que surjan en el mundo real. Esto se realiza señalando reentradas en y entre mapas neuronales. Estos recorridos neurales que relacionan hojas de receptores sensoriales con registros particulares del sistema nervioso central proveen un medio de reforzar regularidades espacio-temporales.
Una reentrada puede definirse como una señalización paralela continua entre grupos de neuronas separadas que ocurre a lo largo de conexiones anatómicas ordenadas de manera bidireccional y recursiva. Es, pues, un proceso dinámico que es inherentemente paralelo y distribuido y que debe diferenciarse de la retroalimentación. Las reentradas no tienen una dirección preferida y no tiene una función de input o output predefinido.
Una de las premisas fundamentales de la TNGS es, entonces, que la coordinación selectiva de patrones complejos de interconexiones entre grupos de neuronas por medio de reentradas es la base de la conducta. Para la teoría de Edelman, la reentrada es la base principal para poder trazar el puente entre la fisiología y la psicología.
Este puente comienza a realizarse cuando múltiples mapas que están conectados entre sí por doble entrada a la conducta sensomotor del organismo comienzan a emparejar sus outputs creando un mapa global que da lugar a respuestas categoriales perceptivas.
4. Categorización Perceptiva:
La discriminación selectiva de un objeto o evento de otros objetos o eventos con propósitos adaptativos se produce con lo que Edelman denomina Pareja de Clasificación.
Pareja de Clasificación: Es una unidad mínima que consiste en dos mapas funcionales diferentes conectados por doble entrada. Si, durante cierto periodo de tiempo, reentradas específicas conectan ciertas combinaciones de grupos de neuronas de un mapa con otras combinaciones en el otro, las funciones y actividades en un mapa se conectan y correlacionan con las del otro mapa.

Si los mapas en cuestión están conectados topográficamente, entonces correlacionan acontecimientos en una localización espacial en el mundo.
Este mapa global asegura la creación de un bucle dinámico que continuamente coteja los gestos y posturas del organismo con el muestreo independiente obtenido de varias clases de señales sensoriales. El mapa global permite interaccionar con partes no concatenadas del cerebro (hipocampo, el ganglio basal y el cerebelo) en la medida en que estas estructuras están conectadas con mapas locales mediante múltiples reentradas.
Por supuesto, para la categorización perceptiva, que iniciará los procesos superiores y de conciencia, hay que suponer como condición algún sistema de valor que se ha ido produciendo a lo largo de la evolución de la especie.
Edelman denomina valor a las estructuras fenotípicas que reflejan la selección evolutiva principal y que contribuyen a la conducta adaptativa y a la construcción del fenotipo. Estos sistemas de valor podrían percibir la ocurrencia de conductas adaptativas y seleccionarían los eventos neuronales que las producen en función de los valores simples que contengan. Estos valores pueden expresarse en proposiciones tales como: “Comer es mejor que no comer” o “ver es mejor que no ver”.
Los procesos que producen estos mapas globales (con sus patrones asociados de selección del grupo de neuronas y de cambio sináptico) crean una representación espaciotemporal continua de objetos o de eventos.
Dentro de estos procesos globales, los cambios de gran alcance en la fuerza sináptica tienden a favorecer la actividad mutua de reentradas de aquellos grupos cuya actividad ha sido correlacionada a través de diferentes mapas durante la conducta pasada. Tales cambios sinápticos proveen la base para la memoria.
De esta manera los recuerdos en los mapas globales no son almacenados, fijados o codificados de tal manera que puedan invocarse y recuperarse siempre de la misma manera como haríamos con los registros de un disco duro de nuestros ordenadores. En lugar de ello, la memoria resulta de un proceso de recategorización continua, que, por su naturaleza, debe ser procedural y que debe conllevar una actividad motora continua y una repetición frecuente.
Con esto, categorización y memoria, obtenemos la condición necesaria para el aprendizaje. Edelman consigue un paso más en su teoría cuando incluye, además de los procesos de categorización y memoria, enlaces sinápticos entre los procesos que producen los mapas globales y la actividad de los centros hedonistas y el sistema límbico de manera que satisfacen nuestras necesidades homeostáticas, apetitivas y consumatorias.
El aprendizaje se entiende entonces como la satisfacción de necesidades del organismo, necesidades que han creado expectativas al asociar estas necesidades con nuestras categorizaciones.
Hasta aquí una explicación estrictamente neurocientífica de los procesos iniciales por los cuales iniciamos nuestra representación del mundo. Quizá resulte un poco complejo, pero en la continuación del tema tendremos tiempo para ir integrando toda la explicación.

Resumen Gráfico
1. El cerebro en su fase embrionaria produce muchas neuronas, más de las que necesitará posteriormente.
2. Las neuronas que se vean reforzadas por la experiencia y conducta del individuo empezarán a establecer conexiones entre sí.
3. Un mecanismo de refuerzo opera igualmente entre las conexiones establecidas. Así unas se consolidarán y otras se debilitarán hasta desaparecer. Este refuerzo viene igualmente determinado por la experiencia del organismo.
4. Un mecanismo de reentrada se establecerá entre los grupos de neuronas conexionados entre sí que permitirán la construcción de mapas locales y después globales, que constituyen la base para la formación de imágenes mentales en el cerebro.

http://www.javeriana.edu.co/Facultades/Ciencias/neurobioquimica/libros/neurobioquimica/clasesneuron.htm

NEUROTRANSMISOR
Un neurotransmisor es una biomolécula, sintetizada generalmente por las neuronas, que se vierte, a partir de vesículas existentes en la neurona presináptica, hacia la brecha sináptica y produce un cambio en el potencial de acción de la neurona postsináptica. Los neurotransmisores son por tanto las principales sustancias de las sinapsis.
Los procesos bioquímicos asociados con la neurotransmisión son:
Síntesis del neurotransmisor por las neuronas presinápticas. A veces participan las células gliales. Según la naturaleza del neurotransmisor, éste se puede sintetizar en el soma neuronal o en las terminaciones nerviosas. Algunos neurotransmisores se sintetizan directamente en las terminaciones nerviosas gracias a enzimas que se han sintetizado en el soma y se han transportado a estas terminaciones. A través del interior del axón fluye una corriente de sustancias libres o encerradas en vesículas, que pueden ser precursores tanto de los neurotransisores o sus enzimas, llamada flujo axónico.
Almacenamiento del neurotransmisor en vesículas sinápticas.
Liberación del neurotransmisor por exocitosis, que es calciodependiente. Cuando llega un impulso nervioso a la neurona presináptica, ésta abre los canales de calcio, entrando el ion en la neurona y liberándose el neurotransmisor en el espacio sináptico. El calcio además de iniciar la exocitosis, activa el traslado de las vesículas a los lugares de su liberación con la ayuda de proteínas de membrana plasmática y de la membrana vesicular. Cuando entra el calcio en la neurona se activa una enzima llamada calmodulina que es una proteinquinasa, encargada de fosforilar a la sinapsina I situada en la membrana de las vesículas y que las une a los filamentos de actina. Cuando la sinapsina I es fosforilada las vesículas sinápticas se despegan de la actina y se movilizan hacia los sitios donde deban vaciarse. La fusión de la membrana vesicular con la membrana plasmática es un proceso complejo en la que intervienen varias proteínas como la sinaptobrevina, sinaptotagmina, rab-3 (de la membrana vesicular) sintaxina, SNAP-25, n-sec 1 (de la membrana plasmática) y factor sensile a n-etilmaleimida (NSF) con actividad ATP-asa. Este conjunto de proteínas forman el complejo SNARE que forma un poro en la membrana plasmática que permite la fusión de ambas membranas y la salida del contenido vesicular al espacio sináptico.
Activación del receptor del neurotransmisor situado en la membrana plasmática de la neurona postsináptica. El receptor postsináptico es una estructura proteica que desencadena una respuesta. Los neurorreceptores pueden ser:
Receptores inotrópicos: Producen una respuesta rápida al abrir o cerrar canales iónicos, que producen despolarizaciones o generando potenciales de acción o respuestas excitatorias o producen hiperpolarizaciones o respuestas inhibitorias.
Receptores metabotrópicos: Liberan mensajeros intracelulares, como AMP cíclico, calcio, y fosfolípidos por el mecanismo de transducción de señales.
Iniciación de las acciones del segundo mensajero.
Inactivación del neurotransmisor, ya sea por degradación química o por reabsorción en las membranas. En el espacio sináptico existen enzimas específicos que inactivan al neurotransmisor. Además las neuronas presinápticas tienen receptores para el neurotransmisor que lo recaptan introduciéndolo y almacenándolo de nuevo en vesículas para su posterior vertido.
Las drogas de acción cerebral actúan en alguna o algunas de estas etapas. Los neurotransmisores más conocidos son la acetilcolina, la norepinefrina, la dopamina y la serotonina. El gas óxido nítrico es también un neurotransmisor, con un especial mecanismo de acción que no cumple todas las características de los neurotransmisores.

Tipos de neurotransmisores
Se han descubierto numerosos neurotransmisores de naturaleza química muy distinta.

1. Monoaminas o aminas biógenas:
• Catecolaminas: dopamina, noradrenalina y adrenalina
• Indolaminas: serotonina
2. Ésteres:
• Acetilcolina
3. Aminoácidos:
• Ácido gamma-aminobutírico (GABA).
• Glicina
• Taurina
• Ácido glutámico
• Ácido aspártico
• Histamina
4. Neuropéptidos:
• Colecistoquinina (CCK)
• Péptido intestinal vasoactivo (VIP)
• Neurotensina
• Sustancia P
• Somatostatina
• Encefalina
• Bombesina

http://es.wikipedia.org/wiki/Neurotransmisor

MÉDULA ESPINAL

La médula espinal es un cordón nervioso con una longitud de 46cm y un diámetro de 1 centímetro, en el desarrollo la longitud de la médula coincide con la de la columna vertebral, sin embargo, en un cuerpo humano adulto, la médula espinal llega aproximadamente hasta la primer o segúnda vértebra lumbar, tiene forma más o menos cilíndrica, a medida que la médula se separa del búlbo raquídeo, adquiere una forma más cilíndrica, encerrado dentro de la columna vertebral. Su región mas interna está compuesta por sustancia gris y la exterior por la sustancia blanca, que forma haces de fibras que trasportan la información. Está dividida en segmentos, así, los nervios espinales quedan emplazado en 7 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccis. Cada segmento tiene dos raíces (dorsales y ventrales) situadas de forma simétrica en la parte dorsal y ventral.
Tabla de contenidos
1 Función
2 Estructura
3 Configuración Macroscópica
4 Configuración Interna

Función
Su función más importante es conducir, mediante las vías nerviosas de que está formada, la corriente nerviosa que conduce las sensaciones hasta el cerebro y los impulsos nerviosos que lleva las respuestas del cerebro a los músculos, además de un cierto procesamiento de información dentro de sí misma, formando el arco reflejo, y su manifestación, el acto reflejo.

Estructura
Comienza por arriba en el agujero occipital del cráneo, donde se continúa con el bulbo raquídeo del encéfalo, para terminar a nivel del borde inferior de L1. Los nervios destinados a niveles inferiores descienden y salen por el espacio correspondiente, denominándose en conjunto cola de caballo, por su aspecto. La médula espinal está envuelta por las meninges que se disponen en tres capas de tejido conectivo al igual que el encéfalo que la protege de golpes externos. Se divide en tres partes
Duramadre: la capa más dura, que la divide de la estructura ósea por un plexo venoso y por un capa lípida
Aracnoides: cavidad esponjosa, que se divide de la duramadre por el líquido linfático.
Piamadre o parte interna: dividía por del aracnoides por el espacio subaranocido y por el líquido cefaloraquídeo. Posee un conducto central por el que discurre líquido cefalorraquídeo.
Configuración Macroscópica
La medula espinal posee cuatro caras: una cara anterior, dos caras laterales y una cara posterior. La cara anterior en la línea media presenta la cisura media anterior y limita lateralmente por los surcos colaterales anteriores, que son los orígenes aparentes de las raíces nerviosas motoras o eferentes de los nervios espinales y que además la separa de las caras laterales. La cara posterior en la línea media posee una cisura media posterior de menor profundida pero que se continua en la sustancia blanca con…..?. limita lateralmente por los surcos colaterales posteriores, que la separa de las caras laterales y también es el origen aparente de las raíces sensitivas o aferentes de los nervios espinales. Por encima del sexto segmento medular torácico aparece otros dos surcos entre el surco medio posterior y los surcos colaterales posteriores, estos son los surcos paramediales.
Configuración Interna
En un corte transversal se observa una sustancia gris central y una sustancia blanca periférica. La sustancia gris presenta una forma de H y esta compuesta principalmente por cuerpos de neuronas. Presenta dos astas grises anteriores y dos astas grises posteriores unidas por una comisura gris. Esta comisura gris tiene en su centro el conducto epedimario o medular, que la divide en una comisura gris anterior y posterior. A nivel torácico y lumbar también aparecen las astas grises laterales que corresponden a los cuerpos de las neuronas que forman el sistema autónomo simpático o toracolumbar.

http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9dula_espinal

MENINGES

Las meninges son las membranas que, a modo de plástico, cubren todo el sistema nervioso central(SNC), que queda ubicado bajo el cráneo (cerebro y cerebelo) y la columna vertebral (médula espinal).
Las 3 meninges, duramadre (paquimeninge o externa), aracnoides y piamadre (leptomeninge o interna), limitan 3 espacios, el epidural (entre el estuche osteoligamentoso —cráneo o raquis— y la duramadre), el subdural y el subaracnoideo. El espacio epidural es aprovechado en la médula para inyectar anestésicos locales consiguiendo anestesia temporal del abdomen y miembros inferiores
Son varias las funciones de las meninges:
Protección biológica: impide, a modo de filtro, la entrada de substancias y microorganismos perjudiciales para nuestro sistema nervioso,lo que nos protege de gravísimas infecciones como la encefalitis o la meningitis y del daño neurológico generado por algunas substancias.
Protección mecánica: son 3, exactamente, las cubiertas meníngeas que rodean al SNC, como un plástico que envuelve varias veces un alimento para retrasar su degradación. Entre cada capa circula el líquido cefaloraquideo que es un líquido transparente que amortigua los golpes, lubrifica y nutre a los haces de mielina que recubren. Esta importantísima función permite que pequeños golpes en la cabeza no supongan un grave peligro para la vida del ser humano.
Cuando a las meninges y/o al líquido cefalorraquídeo llegan microorganismos (bacterias, virus, etc) o substancias químicas (normalmente por inoculaciones tras accidentes graves), se produce un daño, ya sea inflamación o infección. Eso puede provocar la meningitis, que precisa de un diagnóstico rápido y preciso para actuar en consecuencia ya que si no, la vida del sujeto se puede ver seriamente comprometida.
http://es.wikipedia.org/wiki/Meninge
BULBO RAQUÍDEO
Estructura Externa
El bulbo raquídeo (Medulla Oblongata) constituye la porción inferior del tronco encefálico. La transición de la médula espinal hacia el bulbo raquídeo es gradual en su aspecto externo, no existiendo un límite macroscópico preciso. De todas maneras, se considera que el bulbo raquídeo se continúa inferiormente con la médula espinal en un punto inmediatamente superior a la salida de las raíces anteriores y posteriores del primer nervio espinal, en las proximidades del nivel del foramen magnum. Las diferencias que existen en el aspecto externo de la médula espinal y bulbo raquídeo se deben principalmente al desarrollo del cuarto ventrículo, el cual determina que las estructuras posteriores pasen a ubicarse posterolateralmente, y a la aparición de las pirámides y otras prominencias. Superiormente, el bulbo raquídeo se comunica con el puente.
En la cara anterior del bulbo existe una profunda hendidura denominada fisura mediana anterior, que es la continuación de la estructura del mismo nombre presente en la médula espinal. A cada lado de ella, las pirámides forman abultadas columnas de sustancia blanca que contienen paquetes de fibras motoras descendentes que formarán los tractos corticoespinales en la médula espinal. Unos 2,5 cm. por debajo del puente, en las profundidades de la fisura mediana anterior, es posible observar la decusación de las pirámides. Es en este lugar donde la mayoría de las fibras corticoespinales cruzan al lado opuesto para constituir el tracto corticoespinal lateral en el cordón lateral de la médula espinal. Una proporción menor de fibras piramidales desciende ipsilateralmente para formar el tracto corticoespinal anterior en el cordón anterior de la médula espinal. La proporción de fibras que sigue cada tracto varía de un individuo a otro, pero siempre existe una mayor magnitud de fibras decusadas. Posterolateralmente a cada pirámide se observa una zona oval denominada oliva, la cual señala la posición del núcleo olivar inferior. En una región posterior a las olivas están los pedúnculos cerebelosos inferiores (cuerpos restiformes) formando el piso del receso lateral del cuarto ventrículo. En el surco longitudinal que queda entre la pirámide y la oliva (surco lateral anterior o pre-olivar) emergen las raíces del nervio hipogloso (XII). Puesto que este par craneal está formado por las raíces motoras de los nervios de segmentos occipitales embrionarios, sus raíces se continúan en serie con las raíces anteriores de los nervios espinales de segmentos cervicales. Los nervios glosofaringeo (IX), vago (X) y raíz craneal del accesorio (XI) emergen por la superficie anterolateral de la porción superior del bulbo entre la oliva y el pedúnculo cerebeloso inferior (surco lateral posterior o retro-olivar).
En la superficie posterior de la mitad inferior de bulbo raquídeo el surco mediano posterior se continúa con la estructura homónima de la superficie posterior de la médula espinal. A cada lado de este surco existen dos prominencias (tubérculos gracilis) que indican la posición del núcleo gracilis. Lateral a cada tubérculo gracilis se encuentra el tubérculo cuneatus, una prominencia menos evidente que determina la posición del núcleo cuneatus subyacente. A nivel de estos tubérculos, el bulbo raquídeo se abre en su región dorsal y constituye los límites laterales del cuarto ventrículo. La mitad superior de la superficie posterior del bulbo raquídeo constituye el piso del cuarto ventrículo.

En un corte sagital del tronco encefálico se observa que el canal central de la médula espinal se extiende hacia la mitad inferior del bulbo raquídeo hasta comunicarse con la cavidad del cuarto ventrículo. En una vista posterior es posible observar un ángulo agudo ubicado posteriormente al sitio donde el canal central se une a la cavidad romboidal del cuarto ventrículo: se trata del obex, un sitio común de referencia para los neurocirujanos.

Organización Interna
El bulbo raquídeo no tiene una estructura interna tan uniforme como la médula espinal, por ello es que las secciones transversales del bulbo a diferentes niveles muestran importantes modificaciones en la disposición espacial de la sustancia gris y blanca. La expansión lateral del cuarto ventrículo durante el desarrollo embriológico del romboencéfalo altera la posición de las placas alares y basales. A diferencia de la médula espinal, a nivel bulbar las placas alares se ubican lateralmente y las basales medialmente respecto al surco limitante. Esto explica satisfactoriamente las diferencias estructurales entre médula espinal y bulbo raquídeo.
Se estudiará la estructura interna del bulbo raquídeo a través del análisis de secciones transversales a diferentes niveles elegidos con un propósito específico.

Nivel de la decusaciones de las pirámides: Se analizará la organización y relaciones anatómicas de las diferentes estructuras presentes en una sección transversal de la porción inferior del bulbo raquídeo que pase por la decusación de las pirámides. Gran parte de las fibras del tracto piramidal (alrededor de un 90%) cruzan la línea media en dirección posterolateral hasta ubicarse definitivamente en el cordón lateral de la médula espinal para constituir el tracto corticoespinal lateral. La decusación de estas fibras (decusación de las pirámides) provoca la desconexión de la sustancia gris del asta anterior con la que rodea el canal central.
En la región posterior, al igual que en la médula espinal, se encuentra el fascículo gracilis (medialmente) y el fascículo cuneatus (lateralmente). Los núcleos gracilis y cuneatus inmersos en medio de su respectivo fascículo aparentan ser una prolongación de la sustancia gris central.
En la porción posterolateral del bulbo, cercano a la superficie, se encuentra el núcleo espinal del nervio trigémino. Las fibras que conforman el tracto espinal se ubican entre este núcleo y la superficie bulbar. Inferiormente, el núcleo espinal del trigémino se continúa con la sustancia gelatinosa de las astas posteriores de la médula espinal.
La región anterolateral del bulbo guarda una disposición muy similar a la que tienen los cordones anterior y lateral de la médula espinal.

Nivel de la decusación del lemnisco: El corte transversal de una región superior a la decusación de las pirámides permite observar el núcleo gracilis y la elevación que este produce en la superficie bulbar. Lateralmente a él se encuentra el núcleo cuneatus rodeado superficialmente por fibras terminales del fascículo cuneatus. Desde ambos núcleos se origina un conjunto de fibras que transcurren anterolateralmente rodeando la sustancia gris central (fibras arciformes internas); a continuación, estas fibras se dirigen medialmente hasta que logran decusarse en la línea media (decusación sensitiva o del lemnisco medial) para luego ascender por el tronco encefálico constituyendo un tracto bien definido, el lemnisco medial. En una región más lateral al núcleo cuneatus se encuentra el núcleo cuneatus accesorio, el cual recibe impulsos propioceptivos de la región del cuello y envía sus eferencias al cerebelo.
En la región lateral a las fibras arciformes internas se encuentra el núcleo espinal del nervio trigémino cubierto superficialmente por las fibras que conforman el tracto espinal del mismo nervio. La región anterior contiene los tractos corticoespinales. En la porción anterolateral del bulbo es posible apreciar los tractos espinocerebelosos, rubroespinal y vestibuloespinal. Lateral a la decusación sensitiva se observa la estrecha relación que existe entre los tractos espinotalámicos y espinotectal, que en conjunto se denominan lemnisco espinal.

Nivel de los núcleos olivares inferiores: La sección transversal del bulbo raquídeo a nivel de las olivas pasa a través de la porción inferior del cuarto ventrículo. La cantidad de sustancia gris aumenta respecto al corte anterior debido a la aparición de diversas agrupaciones nucleares. Un hecho distintivo de este segmento encefálico es la presencia del complejo olivar inferior. Este complejo está formado por el núcleo olivar inferior y los núcleos olivares accesorios dorsal y medial. El núcleo olivar inferior es una lámina de sustancia gris con forma de U muy plegada, cuyo hilio se orienta medialmente. De esta última estructura emerge un paquete de fibras que se decusan en la línea media y luego prosiguen por la vecindad del complejo olivar inferior opuesto hasta penetrar al hemisferio cerebeloso contralateral a través del pedúnculo cerebeloso inferior. Estas fibras conducen mensajes excitatorios relacionados con movimientos musculares voluntarios hacia la corteza neocerebelosa. Los núcleos olivares accesorios se ubican en el interior del espacio formado por la lámina de sustancia gris del núcleo olivar principal y envían sus axones principalmente al vermis cerebeloso.
El complejo olivar inferior recibe aferencias desde la médula espinal a través del tracto espino-olivar y desde el núcleo rojo, sustancia gris periacueductal mesencefálica, núcleos cerebelosos profundos y corteza cerebral de todos los lóbulos.
En la región anterior al piso del cuarto ventrículo se observa un conjunto de núcleos dispuestos en un patrón regular: (1) Dos núcleos mediales a la fovea (surco limitante): núcleo del hipogloso (somatomotor) y núcleo dorsal del Vago (visceromotor) (2) Tres grupos nucleares sensitivos laterales a la fovea: núcleo del tracto solitario, núcleos vestibulares medial e inferior y núcleo espinal del trigémino.
El núcleo ambiguo se sitúa profundamente en la región lateral, posterior al complejo olivar inferior. En el aspecto anterolateral del pedúnculo cerebelosos inferior es posible encontrar el núcleo coclear anterior. El núcleo coclear posterior se ubica en el aspecto posterolateral de este pedúnculo. En este nivel también se encuentra el núcleo salivatorio inferior, el cual mediante axones que se incorporan al nervio glosofaríngeo da inervación secretomotora (parasimpática) a la glándula parótida.
En la porción anterior del bulbo raquídeo se ubican las pirámides separadas una de otra por la fisura mediana anterior. Cada una de ellas lleva fibras corticoespinales que finalmente alcanzan la médula espinal, y algunas fibras corticonucleares que se distribuyen entre los núcleos motores de los pares craneales del bulbo raquídeo.
Los pedúnculos cerebelosos inferiores se ubican en la región posterolateral, lateralmente al cuarto ventrículo. El tracto espinocerebeloso posterior se halla cerca de este pedúnculo, próximo a su unión con él. El tracto espinocerebeloso anterior se ubica superficialmente, entre el complejo olivar inferior y el núcleo espinal del trigémino.
El lemnisco medial forma una estructura alargada a cada lado de la línea media, posteriormente a las pirámides. La región inmediatamente posterior a cada lemnisco medial está ocupada por un conglomerado de fibras ascendentes y descendentes que conforman el fascículo longitudinal medial, estructura muy importante en la coordinación de los movimientos oculares conjugados y en la regulación de los cambios de posición de la cabeza. Constituye la vía de conexión más importante entre los núcleos vestibulares y los núcleos que controlan los músculos extraoculares (núcleos oculomotor, troclear y abducente) y espinal del accesorio.
El núcleo arciforme se ubica en la superficie anterior de las pirámides. Es posible que esta estructura sea un núcleo pontino desplazado inferiormente. Este núcleo recibe aferencias de la corteza cerebral y envía impulsos al cerebelo por medio de fibras arciformes externas anteriores que viajan por los pedúnculos cerebelosos medios.

Posterior al complejo olivar inferior se observa un entramado difuso de fibras y células que constituyen la formación reticular del bulbo raquídeo. En ella podemos encontrar núcleos reticulares, vías reticulares ascendentes y descendentes y conexiones locales de los nervios craneales. Es posible distinguir tres grupos: (1) En la porción superior del bulbo raquídeo el grupo nuclear reticular medial ocupa los dos tercios mediales de la formación reticular, constituyéndose a este nivel el núcleo reticular gigantocelular. Recibe aferencias de: corteza cerebral, tronco encefálico alto y núcleo reticular parvicelular. Sus eferencias se dirigen a: tronco encefálico alto, núcleos intralaminares del tálamo, hipotálamo y médula espinal por medio del tracto reticuloespinal. (2) El grupo nuclear reticular lateral está compuesto por el núcleo reticular lateral y el núcleo parvicelular. El núcleo parvicelular recibe aferencias de: corteza cerebral, fibras espinorreticulares y colaterales que llevan impulsos provenientes de las vías auditivas, vestibular, trigeminal y visceral. (3) El grupo nuclear reticular paramediano está formado por un conjunto de núcleos ubicados lateralmente a los lemniscos mediales que envían fibras al cerebelo vía pedúnculos cerebelosos inferiores. Desde los núcleos del rafe magno del grupo paramediano existentes en la región bulbar medial se proyectan fibras secretoras de serotonina (serotoninérgicas) hacia las interneuronas de la sustancia gris de la médula espinal. Estas neuronas forman parte de la denominada vía descendente inhibitoria del dolor, elemento esencial en los procesos de analgesia.

escuela.med.puc.cl/paginas/cursos/primero/NEUROANATOMIA/Cursoenlinea/down/bulbo.d

Tronco del encéfalo
Es la conexión entre el cerebro, el cerebelo y la médula espinal. Lo forman tres porciones que en dirección cráneo-caudal son: 1) Mesencéfalo 2) Protuberancia 3) Bulbo Raquídeo.
VISION ANTERIOR (CARA ANTERIOR)
El surco bulbo-protuberancial separa, por su cara anterior, el bulbo raquídeo de la protuberancia. A nivel de la línea media, en el bulbo, vemos la “Fisura Mediano Ventral”, que en su parte superior origina el “Agujero Ciego” (foramen cecum), mientras que en su extremo inferior se interrumpe por la decusación de las pirámides. Esta decusación marca el límite entre bulbo y médula. A ambos lados del agujero ciego ( y en el surco bulbo-protuberancial) tiene su origen aparente el VI par craneal o nervio Motor Ocular Externo o lateral. Paralelamente a la Fisura Mediana Ventral están los surcos ventrolaterales.
El espacio comprendido entre Fisura Mediano Ventral y el Surco Ventrolateral recibe el nombre de Pirámide Bulbar, pues por su profundidad discurre la vía piramidal. Por fuera del surco ventrolateral hay unos relieves ovoideos, las Olivas Bulbares. El XII par aparece por delante de la oliva bulbar concretamente por el Surco Preolivar.
En la cara anterior de la protuberancia, en su línea media, se encuentra el Surco Central de la protuberancia que a ambos lados da lugar a los Rodetes piramidales, en cuya profundidad discurre la vía Piramidal. A los lados del surco central de la protuberancia y equidistante de los bordes superiores e inferiores, está el origen aparente del V par o nervio trigémino.
El mesencéfalo presenta dos cordones blanquecinos que divergen hundiendose en el espesor de cada hemisferio, son los pedúnculos cerebrales, que delimitan entre sí la fosa intercrural o espacio perforado posterior, en cuyo espacio tiene su origen aparente el III par craneal o nervio Motor Ocular Común.

VISION LATERAL
Vemos la cara lateral del bulbo, protuberancia y mesencéfalo. En el mesencéfalo observamos el Surco Lateral del mesencéfalo, junto a este surco una zona triangular, formada por la cinta de Reil Lateral o LEMNISCO LATERAL, pues discurre por su profundidad, es el triángulo lemniscal.
La cara lateral de la protuberancia viene dada por la aparición del V par craneal. En el bulbo, en su parte anterior vemos el surco ventrolateral, por detrás de la Oliva bulbar con el origen aparente del XII par o Hipogloso. En la parte posterior observamos el surco dorsolateral o surco de los nervios mixtos, por tener su origen aparente en él los siguientes pares craneales: IX par o glosofaríngeo, X par o Vago, XI par o Espinal.
Entre el bulbo y la protuberancia vemos el surco bulbo-protuberancial que en su parte más posterior se deprime originando la fosita lateral del bulbo, por donde afloran el VII par o nervio facial y el VIII par o nervio estatoacústico. Esta fosita está situada en el fondo del ángulo pontobulbocerebeloso.
VISION POSTERIOR
Debemos separarle del cerebo ya que éste cubre su cara posterior. Para ello debemos cordar tres cordones nerviosos que van a cada una de las partes del tronco del encéfalo (desde el cerebelo). Estos cordones son los llamados pedúnculos cerebrales superiores, que van al mesencéfalo; medios, que van a la protuberancia e inferiores, que van al bulbo.
En la cara posterior del mesencéfalo observamos dos Tubérculos Cuadrigéminos Superiores o Nates, de forma redondeada y dos Tubérculos Cuadrigéminos Inferiores o Testes, de forma ovalada. Por debajo de los tubérculos cuadrigéminos inferiores tiene lugar el origen aparente del IV par o nervio patético. Este origen nos separa la car posterior del mesencéfalo de la cara posterior del bulbo y la protuberancia. Entre los dos tubérculos cuadrigéminos superiores hay una depresión en la que se apoya la epífisis y a la que denominamos Lecho o Cama de la epífisis. La cara posterior del bublo y de la protuberancia no están separadas por ningún detalle que permita dividirlas, por lo tanto las estudiamos en conjunto, distinguiendo de una manera arbitraria dos zonas: una superior y otra inferior.
– Zona superior: encontramos una fosa o depresión romboidal, es el suelo del IV Ventrículo, previamente hemos quitado la lámina de epitelio que forma el techo de dicho ventrículo (es la lámina tectoria del IV ventrículo). Esta fosa se halla recorrida por el surco sagital o Cálamo. Vamos a dividir la fosa romboidal en dos triángulos:
A) Triángulo Superior o Protuberancial: a ambos lados de la línea media están las eminencias redondeadas o Tubérculos Faciales, formados por la rodilla del nervio facial, más externamente y a ambos lados hay otra eminencia de color azul, se llama Lugar Azul o Locus Ceruleus.
B) Triángulo inferior: es más complicado, a ambos lados del surco sagital se forma un triángulo de base superior, se conoce como ala blanca interna o triángulo del nervio hipogloso, pues su núcleo está en el espesor de dicho triángulo. Por fuera de este triángulo del nervio hipogloso hay otra zona también triangular, es el ala cinerea o ala gris o fosa del nervio vago, el nervio vago discurre en su profundidad. El resto del triángulo está formado por el ala blanca externa o área estatoacústica, observamos en él el tubérculo acústico, al cual llegan fibras provinentes del surco sagital o Cálamo, son las estrias acústicas o Barbas del Cálamo, también llamadas estrias de Picolimini.

La lámina tectoria forma el techo del IV ventrículo en el que se observan tres agujeros:
– Agujero central de Magendie.
– Agujeros laterales de Lushka.
Por ellos transcurre el líquido cefaloraquídeo. Cuando estos orificios se hallan obturados, se produce un acúmulo de líquido cefaloraquídeo o hidrocefalia.
Morfología interna:
A nivel del mesencéfalo distinguimos dos partes principales, separadas por una línea imaginaria que pasa por el acueducto de Silvio. Estas dos partes son:
– Por detrás la Lámina Cuadrigémina
– Por delante los Pedúnculos Cerebrales.
En los pedúnculos cerebrales, una línea que vaya de la fosa intercrural a la parte externa de los tubérculos cuadrigéminos, nos divide a dichos pedúnculos en tres porciones:
– Calota Mesencefálica
– Pies de los pedúnculos cerebrales.
A nivel de la protuberancia: se comprueba la presencia de un paquete de fibras transversales, típico de la protuberancia que se denomina Cuerpo Trapezoide. Este cuerpo nos permite dividir a la protuberancia en dos partes fundamentales:
– Porción ventral o pie protuberancial
– Porción dorsal o Calota protuberancial.
A nivel del bulbo: en la parte anterior y a cada lado de la línea media, observamos una estructura muy típica: un acúmulo de sustancia gris que eleva la superficie del sistema nervioso cetnral a este nivel, ocasionando un relieve ovoide en forma de aceituna, es la Oliva Bulbar.
En la línea media anterior hallamos la fisura medianoventral a ambos lados de ella los surcos ventrolaterales, hallandose entre la fisura y los surcos las pirámides bulbares.
En la línea media dorsal encontramos el surco mediano dorsal y a ambos lados los surcos dorsolaterales y entre ambos los cordones posteriores del bulbo, en cuya superficie se encuentra otro surco llamado surco Intermedio Dorsal, el cual la divide en dos cordones: fascículos de GOLL y de BURDACH.

http://apuntesanatomia.iespana.es/neuro/tronco.htm

Cerebelo – Introducción
Descripción:
Por tamaño ocupa el segundo puesto entre las estrecturas que componen el cerebro, se sitúa dorsalmente al tronco y caudalmente a la porción dorsal del encéfalo, es impar y medio, pesa de 135 a 145 grs, deriva del metencéfalo, situándose en la línea media, adoptando forma ovoidea cuyo eje mayor es transversal. Se aloja en el compartimento craneal que lleva su nombre, la fosa cerebelosa, limitada por el occipital por su parte dorsal y por la cara cerebelosa del peñasco del temporal por su parte caudal y ventral.

La tienda del cerebelo, que es un repliegue de la dura madre (estuche meníngeo), cubre al cerebelo separando a este de la parte occipital del cerebro. Por la parte caudal está aislado de la pared ósea, por otra hoja de las meninges, es la hoz del cerebelo.
A simple vista se aprecian una parte central o vermix y a cada lado de este los hemisferios cerebelosos. En la cara caudal se aprecia otra eminencia, la eminencia vermicular inferior. En la misma cara, un profundo surco, la cisura postero-lateral, que divide al cerebelo en dos porciones:
a) una anterior relativamente pequeña, es el Nódulo Flocular.
b) posteriormente el cuerpo del cerebelo, más grande.
Este cuerpo del cerebelo, tiene paralelamente al anterior otro surco: la cisura prepiramidal (en la cara caudal), por delante de ella se forma el lóbulo posterior y por detrás de este surco prepiramidal (y del propio lóbulo posterior) se forma el lóbulo medio. El cuál (lóbulo medio), en su cara craneal, presenta otro límite: la cisura prima, por encima de la cual se forma el lóbulo ventral. Esta cisura prima corta también el vermix. Es decir, la cara craneal queda dividida en dos lóbulos por la cisura pirma, el lóbulo ventral (más craneal) y el lóbulo medio (más dorsal).
Estos lóbulos han aparecido según las leyes de la escala filogenética; así el nódulo fonicular es el más primitivo, es por tanto el archicerebelo. En fase posterior aparece el paleocerebelo que corresponde al lóbulo ventral y al dorsal. Por último el lóbulo más reciente es el medio, se conoce como neocerebelo.

http://apuntesanatomia.iespana.es/neuro/cereb.htm

NERVIOS CRANEALES

Índice
1. Introducción
2. Par craneal: nervio olfatorio
3. Par craneal: nervio óptico.
4. Par craneal: motor ocular común
5. Par craneal: nervio patético o nervio troclear
6. Par craneal: nervio trigémino
7. Par craneal: Motor ocular externo o nervio abducens
8. Par craneal: Nervio facial.
9. Par craneal: Nervio auditivo.
10. Par craneal: Nervio glosofaringeo.
11. Par craneal: nervio neumogástrico
12. Par craneal: nervio espinal o nervio accesorio
13. Par craneal: nervio hipogloso mayor

1. Introducción
Los pares craneales, son nervios que están comunicación con el encéfalo y atraviesan los orificios de la base del cráneo con la finalidad de inervar diferentes estructuras, además de la cabeza y el cuello por ejemplo si nos referimos al nervio gástrico o vago, su área de enervación incluye vísceras situadas en el mediastino y en la cavidad abdominal.
De acuerdo a su punto de emergencia en la superficie del encéfalo, se distinguen doce pares de nervios.
Desde el punto de visto fisiológico, los pares craneales pueden ser divididos en tres grupos o categorías.
1. Nervios sensitivos o sensoriales (olfatorio, óptico y auditivo)
2. Nervios motores ( motor ocular comun, patético, motor ocular externo, espinal, hipogloso mayor)
3. Nervios mixtos o sensitivos – motores (trigémino, facial, glosofaríngeo, neumogástrico).

En cada par craneal podemos considerar un origen real y uno aparente:
Origen aparente: es el sitio de emergencia del nervio en la superficie de la masa encefálica.
Origen real o verdadero: es el sitio que da origen a las fibras nerviosas que constituyen el nervio.
En el caso de los nervios sensitivos o aferentes, su origen real corresponde a las células nerviosas periféricas, que pueden agruparse formando ganglios anexos a los troncos nerviosos, o estar situados en los órganos de los sensitivos, por ejemplo las fosas nasales, ojos u oídos. Los nervios motores o aferentes, se inician en grupos neuronales situados en el interior del encéfalo, que constituyen su núcleo de origen.
Los nervios mixtos poseen dos raíces una motora y otra sensitiva, cada una de las cuales poseen su propio origen real.
Algunos pares craneales poseen fibras vegetativas pertenecientes al S. Parasinpatico, este es el caso de los nervios: m. ocular comun, facial, glosofaríngeo y neumogástrico.
Estos nervios, además de su origen sensitivo motor, poseen un núcleo central donde se originan sus fibras vegetativas.

2. Par craneal: nervio olfatorio
Es un nervio sensorial que da origen al sentido del olfato.
Origen real: las fibras del nervio olfatorio se originan en las células bipolares de la mucosa olfatoria o mancha amarilla, ubicada en la porción superior de las fosas nasales.
Estas células poseen axones ascendentes que constituyen los filetes de nervio olfatorio
Origen aparente: cara inferior del bulbo olfatorio, ubicado sobre la lamina cribosa del etmoides, a cada lado de la apófisis crista galli.
Recorridos: las fibras nerviosas proveniente de las células bipolares. Se encuentran en varias direcciones y se reúnen luego en 12 a 20 ramos olfatorios, que atraviesan la lamina cribosa del etmoides y alcanzan la cara inferior del bulbo olfatorio.
En intimo contacto con los nervios olfatorios, se encuentran un pequeño par de nervios denominados nervios terminal.

3. Par craneal: nervio óptico.
Es un nervio sensorial que emerge del globo ocular; es el nervio que nos permite la visión.
Origen real: se origina en la capa de células ganglionares de la retina. Los axones de esta células ganglionares, al reunirse y dirigirse hacia atrás, forman el nervio óptico.
Origen aparente: es el ángulo anterior del quiasma óptico.
Recorrido y relaciones: este nervio mide aproximadamente 4 cm. De longitud, y se dirige hacia arriba, atrás y adentro.

Se describen en él cuarto segmento.
Primer segmento: intraocular. Los axones de las células ganglionares de la retina convergen en la papila óptica: desde allí, el nervio perfora las capas superficiales del ojo (esclerótica y coroides ) en un sitio llamado zona cribosa.
Segundo segmento: intra orbitarlo. El nervio queda comprendido en un cono formado por los músculos rectos del ojo y se sumerge en la grasa retroocular. En el vértice de la órbita por el anillo fibroso que presta inserción a los músculos rectos (anillo de Zinn).
En este segmento el nervio se relaciona por arriba con la arteria oftálmica y por fuera con el ganglio oftálmico.
Tercer segmento: intracanacular. El nervio atraviesa el agujero óptico acompañado por la artera oftálmica. En este sitio, es frecuente la lesión del nervio por fractura que comprometan la base del cráneo y vértice de la órbita.
Cuarto segmento: intracraneal. Mide 1 cm., y esta comprendido entre el agujero óptico y el quiasma. En este segmento el nervio esta situado sobre la tienda del hipófisis y sobre el canal óptico del esfenoide.

4. Par craneal: motor ocular comun
Es un nervio motor que además posee un constringente de fibras vegetativas destinadas a la musculatura intrínseca del ojo.
Inerva a todos los musculos extrinsicos del ojo, execto al oblicuo mayor y al recto externo; ademas, mediante su conexion con el ganglio oftálmica, inerva el esfínter de la pupila y al músculo ciliar que son músculos intraoculares o intrínsecos.

Origen real
Las fibras de este par se originan en dos núcleos:
Núcleo somatomotor: situado en los pedúnculos cerebrales, a nivel de los tuberculos cuadrigéminos anteriores y por delante del acueducto de silvio.
Núcleo parasimpático motor: es el núcleo de Edinger-Westphal o núcleo pupilar, que esta situado por detrás y por dentro del presente. Este es un núcleo foto motor y fotoacomodador

Origen aparente
El nervio emerge en le surco del motor ocular comun. Situado en la cara antero interna del pedúnculo cerebral que corresponde.

Recorrido y relaciones
El motor ocular comun luego de emerger del tronco del encéfalo se dirige hacia afuera arriba y adelante. Pasando por la arteria cerebral posterior y la arteria cerebelosa superior luego penetra una pared externa del ceno carnoso ubicándose por encima del nervio patetico y del oftalmico. Sale de la pared externa en la porción anterior del seno cavernoso y penetra en la órbita pasando por la hendidura esfenoidal, dividiéndose en dos rama terminales que atraviesan el anillo de Zinn.

Ramas terminales
a) Rama terminal superior: Inerva al músculo recto superior del ojo y al elevador del párpado superior.
b) Rama terminal inferior: inerva al recto interno, al oblicuo menor y al recto inferior. Además da una rama destinada al ganglio ciliar oftálmico, que aporta las fibras parasimpáticas que regulan el esfínter pupilar a través de los nervios ciliares cortos.

5. Par craneal: nervio patético o nervio troclear
Es un nervio exclusivamente motor que inerva únicamente al músculo oblicuo mayor del ojo. Tiene dos particularidades con respecto a los otros pares craneales:
a) Es el único nervio que emerge de la cara posterior del tronco del encéfalo.
b) Es el único par craneal que entrecruza sus fibras en el interior del tronco encefálico.

Origen real
En el núcleo situado en el pedúnculo cerebral por debajo del núcleo somatomotor del nervio motor ocular común. Las fibras que provienen de este núcleo, antes de aparecer en la superficie se entrecruzan con las del lado opuesto.

Origen aparente
Emerge en la cara posterior de los pedúnculos cerebrales, a cada lado del frenillo de válvula de Vieussens.

Recorrido y relaciones
Rodea las caras laterales de los pedúnculos cerebrales y se dirige adelante, en dirección del seno cavernoso. Penetra en la pared externa de dicho seno, y se ubica al principio por debajo del motor ocular común y por encima del oftálmico. Luego de introduce en la órbita por la hendidura esfenoidal y pasa por fuera del anillo de Zinn.
Su rama terminal, penetra en le músculo oblicuo mayor del ojo, al que inerva.

6. Par craneal: nervio trigémino
Nervio mixto. Recibe la sensibilidad de los tegumentos de los dos tercios anteriores del cráneo, de la totalidad de la cara, fosas nasales, orbital, cavidad bucal y su contenido. A su vez es el nervio motor de los músculos masticadores y de algunos otros.

Origen real
Origen sensitivo:
Las fibras sensitivas de este nervio nacen en el ganglio de Gasser, ubicado en el vértice de la cara anterosuperior del peñasco del temporal. Dicho ganglio presenta una cara superior, una inferior, un borde anteroexterno, convexo, y un borde postero interno, cóncavo. El borde anteroexterno del ganglio de Gasser da origen a fibras que constituyen los nervios oftálmico, maxilar superior y parte sensitiva del nervio maxilar inferior.
Las fibras que parten del borde posterointerno de dicho ganglio forman la raíz sensitiva del trigémino, que se dirige hacia atrás y adentro para introducirse en la protuberancia y terminar en una larga columna de sustancia gris, llamada nucleo sensitivo de terminación del trigémino.
El núcleo de terminación del trigémino se extiende desde la parte superior del asta posterior de la medula cervical hasta el pedúnculo cerebral correspondiente con un espesor máximo a nivel de la protuberancia.
Este núcleo posee tres niveles: superior, medio e inferior.
La parte inferior o bulbomedular, constituye el núcleo gelatinoso y las fibras que hacen sinapsis en este núcleo están en relación predominante (aunque no en forma exclusiva).

Origen motor:
Las fibras motoras del trigémino, nacen de dos núcleos:
a) Núcleo principal o masticador: Esta situado en la calota de la protuberancia anular
b) Núcleo accesorio: Esta situado por encima del precedente, en el mesencéfalo (pedúnculos cerebrales).

Origen aparente
Emerge de la cara anteroinferior de la protuberancia anular, a nivel de los pedúnculos cerebelosos medios, por dos raíces: una raíz externa, gruesa, que es sensitiva., y otra raíz interna, más delgada, que es la raíz motora.

Recorrido y relaciones
Las dos raíces se dirigen desde la cara anteroinferior de la protuberancia hacia adelante y afuera en dirección al borde superior del peñasco.
La raíz motora se ubica progresivamente por debajo de la raíz sensitiva.
Ambas raices atraviesan el borde superior de peñasco por la escotadura de Gruber, y luego la rama sensitiva se despliega en abanico formando el plexo triangular que termina en el Ganglio de Gasser.
La raíz motora se desliza por debajo de la raíz sensitiva, pasa por debajo del ganglio de Glaeer y luego se incorpora a la rama maxilar inferior.
De este modo, el nervio trigémino da ramas que son sensitivas y una tercera que es mixta.

Ramas terminales
Es el único par craneal que da sus ramas terminales dentro del cráneo.
1 – Nervio oftálmico de Willis: sensitivo
2 – Nervio maxilar superior: sensitivo
3 – Nervio maxilar inferior: motor sensitivo
Cada una de estas ramas, presenta un ganglio anexo:
1 – Nervio oftálmico: presenta como ganglio anexo al ganglio ciliar u oftálmico, ubicado dentro de la órbita.
2 – Nervio maxilar superior: tiene anexo al ganglio esfenopalatino, que está situado en la fosa peterigomaxilar.
3 – Nervio maxilar inferior: tiene anexo al ganglio óptico, ubicado debajo del agujero oval.

7. Par craneal: Motor ocular externo o nervio abducens
Es un nervio exclusivamente motor, destinado al músculo del recto interno del ojo.
Origen real: el nervio motor ocular externo tiene su origen real en un núcleo protuberancial ubicado por debajo del piso del cuarto ventrículo y que hace prominencia en el piso ventricular dando origen a la eminencia teres.
Este núcleo esta rodeado por dentro, por detraes y por fuera por la raíz motora del nervio facial.
Origen aparente: el motor ocular externo emerge del surco bulboprotuberancial, a ambos lados del agujero ciego.
Recorridos y relaciones: desde su origen aparente el M.O.E se dirige hacia adelante, arriba y afuera; penetra en el interior del seno cavernoso y lo recorre desde atrás hacia adelante en compañía de la arteria carótida interna. Luego el nervio penetra en la órbita por la hendidura esfenoidal, atravesando el anillo de Zinn.
El VI º par craneal no emite ninguna rama colateral y termina en la rama profunda en la cara profunda del músculo recto externo del ojo.

8. Par craneal: Nervio facial.
Es un nervio mixto: motor, sensitivo-sensorial y órgano vegetativo.
Esta formado por dos raíces: una raíz se4nsitiva denominada nervio intermediario de Wrisberg.
El facial propiamente dicho posee fibras motoras destinadas a inervar los músculos de la mímica, cutáneo del cuello, occipital, vientre posterior del digastrico, estilohioideo y músculos del estribo.
El nervio intermediario de Wrisverg o VII º par bis, recoge la sensibilidad de la parte posterior del conducto auditivo externo; este es el único territorio sensitivo del facial y es llamado área de Ramsay- Hunt.

Origen real: núcleo somatomotor: esta situado en la calota protuverencial, en él limite con el bulbo raquídeo. Las fibras que nacen de este núcleo, antes de emerger del tronco cerebral, rodea al núcleo del VI º par haciendo prominencia en el piso del cuarto vent1rículo.
Núcleo sensitivo- sensorial: esta parte del nervio se origina en el ganglio geniculado, ubicado en el interior del peñasco del hueso temporal.
Las fibras que parten del ganglio geniculador, penetran en el bulbo raquídeo para terminar en la parte superior de un núcleo llamado fascículo solitario (núcleo de terminación real de la parte sensitivo- sensorial del facial).
Núcleo vegetativo: son dos núcleos ubicados en la protuberancia, por detraes del núcleo motor.
1-Núcleo lacrimomuconasal: sus fibras estimulan la secreción de las glándulas lagrimales y de las glándulas de la mucosa nasal.
2-Núcleos salival superior: da origen a las fibras que regulan la secreción de las glándulas submaxilar y sublingual.

Origen aparente: el VII º par craneal y el intermediario de Wrisberg emergen del surco bulbo protuberancial en el ámbito de las fositas supraolivar, por fuera del VI º par y por delante del nervio auditivo.
Recorrido: desde el surco bulbo protuverancial, las dos ramas del facial se dirigen hacia arriba adelante y afuera atravesando el ángulo pontocerebeloso en compañía del VIII º par, con el que se introduce en el conducto auditivo interno, acompañado por la arteria auditiva interna.
En el fondo del conducto auditivo interno, el facial se ubica en el cuadrante anterosuperior y penetra en el acueducto de falopio recorriéndolo en toda su extensión.
El nervio al igual que el acueducto presenta tres segmentos:
1. primer segmento o laberíntico.
2. segundo segmento o segmento timpánico.
3. tercer segmento o segmento mastoideo.
El nervio facial sale del cráneo por el agujero estilomastoideo, ubicado entre la base de la apófisis mastoide y la apófisis estiloides. Luego se introduce en la celda parotidea y en el espesor de la glándula parotida se divide en sus ramas terminales: nervio cervico facial y nervio temporofacial.

Ramas colaterales: se distinguen ramas intrapetrosas y ramas extrapetrosas.
1. Ramas intrapetrosas.
a) Nervio petroso superficial mayor.
b) Nervio petroso superficial menor.
c) Nervio del musculo del estribo.
d) Cuerda del tímpano.
e) Ramo anastomico para el X º par.
f) Ramo sensitivo del conducto auditivo externo.

2. Ramas extrapetrosas.
a) Ramo anastomico para el X º par.
b) Nervio auricular posterior.
c) Nervio del digastrico.
d) Ramo lingual.

Ramas terminales.
1) Nervio temporofacial.
2) Nervio cervicofacial.

9. Par craneal: Nervio auditivo.
El nervio auditivo, también llamado nervio estatoacústico o nervio vestibulo-coclear, es un nervio sensitivo- sensorial que se relaciona con la audición y el equilibrio. Esta formado por dos ramas anatómicas y fisiológicamente diferentes:
1º Ramo vestibular o nervio del equilibrio.
2º Ramo coclear, en relación con la audición.

Origen real:
a) rama vestibular: los cuerpos de las neuronas de origen se hallan en el ganglio de Scarpa (origen real). Sus dentritas llevan los órganos receptores del equilibrio que son el utriculo, el saculo y los conductores semicirculares(superior, externo y posterior).
Desde el ganglio de Scarpa, parten los axones que forman la rama vestibular, y se dirigen al tronco encefálico terminando en el complejo nuclear vestibular (núcleos de terminación real), situados en el bulbo y protuberancia.
-Núcleo dorsal interno o Schwalbe.
-Núcleo dorsal externo o de Delters.
-Núcleo central o de Betcherew.

b) rama coclear el origen real de esta rama es el ganglio de Corti o ganglio Espiral, situado en el interior del caracol membranoso.
-Núcleo coclear ventral.
-Núcleo coclear dorsal.

Origen aparente: es el surco bulboprotuverancial, por fuera del nervio facial y del intermediario de Wrisberg.
Recorrido y relaciones: en el fondo del conducto auditivo interno, ambas ramas se hallan en relación con el nervio facial, el intermediario de Wrisberg y la arteria auditiva interna. Desde el conducto auditivo interno, el nervio se dirige hacia la parte lateral del surco bulboprotuverancial, pasando a través del ángulo pontocerebeloso, lugar donde se relaciona fundamentalmente con el nervio facial.

10. Par craneal: Nervio glosofaringeo.
El glosofaringeo, es un nervio mixto: sencitivo-sensorial, motor y vegetativo.
Función sensitivo-sensorial: conduce la sencibilidad general de la faringe y del tercio posterior de la mucosa lingual, region amigdalina y parte del velo del paladar.
Como nervio sensorial recoge los estímulos gustativos del tercio posterior de la lengua.
Función motora: inerva los músculos de la faringe y velo del paladar.
Función vegetativa: contiene fibras parasimpaticas que inervan a la glándula parotida y a la glándulas mucosas linguo-laviales.

Origen Real
a) Origen motor: parte superior del núcleo ambiguo situado en el bulbo raquídeo.
Los segmentos medios e inferiores de este núcleo corresponden al origen motor del neumogástrico y espinal respectivamente.
b) Origen sensitivo-sensorial: se localiza en dos ganglios.
1. Ganglio de Andersch
2. Ganglio de Ehrenritter
c) Origen vegetativo: el origen real de las fibras vegetativas está situado ell el piso del cuarto ventrículo, corresponde al núcleo salival inferior.

Origen aparente
El nervio glosofaríngeo emerge del surco colateral posterior del bulbo raquídeo, por encima del neumogástrico y del espinal.
Recorridos y relaciones
El nervio sale por el cráneo por el agujero rasgado posterior por detrás del neumogástrico y del espinal, de los cuales está separado por el ligamento yugular. Luego desciende por el comportamiento retroestileo del espacio maxilofaringeo hasta la base de la lengua donde termina.

1) Nervio de Jacobson da origen a seis ramas:
-Ramo para la ventana oval
-Ramo la ventana redonda
-Ramo tubario
-Ramo caroticotimpático
-Nervio petroso profundo mayor
-Nervio petroso superficial menor
2) Nervio del estilofaringeo
3) Nervio del estilogloso y del glosoestafilino
4) Ramo tosilar o amigialino
5) Ramo faringeo
6) Ramo carotideo
7) Ramo anastomótico para el facial (forma el ansa de Hallerr)

Ramas terminales
Al llegar a la base de la lengua el glosofaríngeo se divide en numerosas ramas que se expanden en la mucosa, formando el plexo lingual.

11. Par craneal: nervio neumogástrico
Nervio mixto: motor, sensitivo y vegetativo.
Es el que posee un territorio de inervación mas extenso, ya que comprende vísceras del cuello. Tórax y abdomen.

Origen real
a) Origen somatomayor: corresponde a la parte media del núcleo ambiguo, por debajo del origen motor del glosofaríngeo.
b) Origen somatosentitivo: se halla en dos ganglios situados en el trayecto del nervio.
1) Ganglio yugular: esta situado a nivel del agujero rasgado posterior.
2) Ganglio plexiforme: es mas voluminoso que el anterior y esta ubicado por debajo de la base del cráneo.
Las neuronas que forman estos ganglios, poseen prolongaciones dentriticas que se disminuyen por el territorio de enervación sensitiva de este nervio (mucosa respiratoria y digestiva) y una prolongación central que penetra en el bulbo raquídeo y termina en el núcleo del fascículo solitario, ubicado en el piso del cuarto ventrículo (núcleo de terminación real de las fibras somatosensitivas).
Origen vegetativo: las fibras vegetativas se originas en dos núcleos situados bajo del piso del cuarto ventrículo en el ala gris.
1) Núcleo visceromotor: es el núcleo dorsal del vago llamado también núcleo cardioneumogastroentérico.
2) Núcleo viscerosensitivo: está situado esn al parte externa del núcleo dorsal del vago.

Origen aparente
El neumogástrico emerge del surco colateral posterior del bulbo, por debajo del glosofaríngeo y por encima del nervio espinal.

Recorrido y relaciones
Sale del cráneo por el agujero rasgado posterior, situándose por detrás del glosofaríngeo y por delante del espinal. Luego desciende por el compartimento retroestileo del espacio maxilofaringeo.
En el cuello, forma parte del paquete vasculonervioso alto, situándose en el ángulo diedro que forman hacia atrás la arteria carótida interna y la vana yugular interna. Mas abajo, forma parte del paquete vasculonervioso bajo del cuello, junto con la carótida primitiva y la vena yugular interna.
En le tórax las relaciones son diferentes para el neumogástrico derecho e izquierdo. El neumogastrico derecho pasa por delante de la arteria subclavia derecha y por detrás del bronquio derecho. En tanto que el izquierdo desciende por delante del cayado de la aorta y por detrás del bronquio izquierdo.
En la parte inferior del mediastino, ambos neumogástrico se relacionan con el esófago; el derecho se ubica a la derecha y por detrás del mismo, en tanto que el vago izquierdo desciende a la izquierda y delante del esófago. De este modo ambos neumogastricos atravesaran el diafragma a través del hiato esofágico, en intima relación con el esófago.
En el abdomen, el neumogástrico izquierdo, aplicado sobre la cara anterior del esófago se ramifica en la cara anterior del estomago. El vago derecho, sigue la cara posterior del estómago y se divide en dos ramas que terminan en el ganglio semilunar correspondiente.

Ramas colaterales
a) Ramas cervicales:
1) Ramos faringeos
2) Nervio cardiacos cervicales o superiores
3) Nervio laringeo superior
4) Ramos carotideos
b) Ramas torácicas
1) Nervios cardiacon inferiores
2) Ramos pulmolares
3) Ramos esofágicos
4) Nervio laringeo inferior o recurrente

12. Par craneal: nervio espinal o nervio accesorio
Es un nervio motro, formado por la union de la raiz espinal y otra craneal.

Origen real
a) Núcleo bulbar: ubicado en las celulas de la porcion inferior del nucleo ambiguo.
b) Núcleo medular: esta situado en la parte externa del asta anterior de la porcion superior de la medula cervical.

Origen aparente
Las raices bulbares emergen del surco colateral posterior del bulbo raquide por debajo del neumogástrico, en tanto que las raices medulares lo hacen del surco colateral posterior de la medula.

Recorrido
Las raices inferiores penetran en el craneo a traves del agujero occipital.
El XI º par craneal, una vez formado, sale del craneo por el agujero rasgado posterior, junto con el glosofaríngeo y el vago.
Una vez fuera de la cavidad craneal, se diivide en dos ramas:
a) Una rama interna, que contiene las fibras de origen bulbar y que teermina uniendoce al ganglio plexiforme del vago.
b) Una rama externa, que desciende atravesando el espacio maxilofaringeo y termina inervando a los musculos esternocleidomastoideo y trapecio.

Ramas
1) Ramo anastomótico para el X º par craneal.
2) Nervios del esternocleidomastoideo: se origina de un asa formada por la anastomosis del XI º par con la correspondiente rama del plexo cervical profundo.
3) Nervios del musculo trapecio.

13. Par craneal: nervio hipogloso mayor
Es un nervio motor destinado a inervar los musculos de la lengua, los musculos ifrahioideos y un musculo suprahioideo: el genihioideo.

Origen real
El origen real del hipogloso mayor es un núcleo somatomotor ubicado en el bulbo raquídeo y que corresponde al ala blanca interna del piso del cuarto ventrículo.
Origen aparente
El hipogloso emerge por diez u once filetes del surco preolivar del bulbo raquídeo.

Recorrido y relaciones
El hipogloso sale del cráneo a través del agujero condileoanterior y desciende por el compartimento retroestileo del espacio maxilofaringeo, describiendo en su trayecto una cueva de concavidad anterosuperior, hasta llegar al borde lateral de la lengua.

Ramas colaterales
– Ramo meníngeo o recurrente
– Ramos vasculares
– Ramo anastomótico para el ganglio plexiforme del neumogástrico
– Nervio del tirohioideo
– Nervio del hiogloso y del estilogloso
– Ramo anastomótico para el nervio lingual
– Nervio del genihioideo
El ramo descendente, se una con la rama descendente interna del plexo cervical profundo formando el asa del hipogloso, que inerva a todos los músculos infrahioudeos a excepción del músculo tirohioideo.
Ramas terminales
Se divide en numerosas ramas terminales destinadas a los músculos de la lengua.
http://www.monografias.com/trabajos10/necra/necra.shtml

Hemisferio cerebral

Imagen del cerebro humano visto desde arriba, en la que se pueden diferenciar claramente los hemisferios cerebrales. La región anterior del cerebro está orientada a la derecha.

El término hemisferio cerebral designa cada una de las dos estructuras que constituyen la parte más grande del encéfalo. Una cisura sagital profunda en la línea media (la cisura interhemisférica o longitudinal cerebral) los divide en hemisferio derecho y hemisferio izquierdo. Esta cisura contiene un pliegue de la duramadre y las arterias cerebrales anteriores. En lo más hondo de la cisura, el cuerpo calloso (una comisura formada por un conglomerado de fibras nerviosas blancas), conecta ambos hemisferios cruzando la línea media y transfiriendo información de un lado al otro.
Estructuras
Cada hemisferio está compuesto por las mismas partes: la corteza cerebral, el centro semioval, los ganglios basales y el rinencéfalo. Y cada uno tiene a su cargo el control motor y sensitivo de un lado del cuerpo. Paradójicamente, el hemisferio izquierdo controla la parte derecha del cuerpo, y el hemisferio derecho, controla la parte izquierda.
Los hemisferios cerebrales ocupan la mayor parte del cerebro y representan prácticamente el 85 por ciento del peso de éste. Alcanzan la máxima superficie y complejidad en el ser humano, es decir, una mayor diferenciación y especialización, permitiendo el desarrollo de la inteligencia. Para maximizar el área de la superficie de la corteza, cada hemisferio forma pliegues o circunvoluciones, que están separados por surcos o cisuras.

Lóbulos cerebrales.
Los hemisferios se dividen en lóbulos, que se nombran según los huesos craneanos debajo de los cuales se ubican, dando lugar a los lóbulos frontales, lóbulo occipital, lóbulo parietal y lóbulo temporal. Éstos se encuentran separados por la cisura de Rolando o cisura central, cisura lateral o cisura de Silvio y cisura calcarina.
En el interior de cada hemisferio hay un centro de sustancia blanca conteniendo masas de sustancia gris que integran los núcleos o ganglios de la base. Las cavidades que se forman reciben el nombre de ventrículo lateral, y se comunican con el tercer ventrículo. Se encuentran también una parte de las estructuras más profundas del encéfalo (mesencéfalo y diencéfalo), el hipocampo, y gran cantidad de corteza cerebral dispuesta de la misma forma en ambos, con leves diferencias anatómicas.
Vías
La sustancia blanca de los hemisferios cerebrales se encuentra debajo de la corteza y está formada por axones mielinizados. Las fibras nerviosas que forman la substancia blanca del hemisferio cerebral se clasifican como:
1. Fibras comisurales, conectan y transmiten los impulsos nerviosos desde un hemisferio al otro; cruzan la línea media, formando una gruesa y compacta estructura (cuerpo calloso).
2. Fibras de asociación operan en las circunvoluciones de un mismo hemisferio: comunican neuronas de una parte de la corteza de un hemisferio con las de otra parte del mismo hemisferio.
3. Fibras de proyección transmiten los impulsos desde el cerebro hacia la médula espinal (y viceversa); parten de la corteza a centros inferiores; parten de casi todas las zonas de la corteza y convergen hacia la cápsula interna. Esta lámina de sustancia blanca separa a los núcleos basales del tálamo.
Funciones
Ante todo señalar que las diferencias funcionales entre hemisferios son mínimas y sólo en algunas pocas áreas se han podido encontrar diferencias en cuanto a funcionamiento y éstas no en todas las personas. La diferencia de competencias entre los dos hemisferios cerebrales parece ser exclusiva del ser humano. Se ha dicho que nuestros cerebros se han especializado de este modo, porque el lenguaje y la lógica necesitan procesos de pensamiento más ordenados y sofisticados que los que necesita, por ejemplo, la orientación espacial. Se trata simplemente de que las dos mitades del cerebro son complementarias. En la mayoría de los adultos, los centros del habla estan situados en el lado izquierdo.No obstante, alrrededor de un 15 % de los zurdos y un 2 % de los que usan preferentemente la mano derecha, tienen centros del habla en ambas partes del cerebro. De todos modos, algunos zurdos desarrollan el habla en el hemisferio izquierdo únicamente; menos de la mitad la tienen en la parte derecha. Aun cuando el lado derecho del cerebro controla principalmente el lado izquierdo del cuerpo, y el lado izquierdo del cerebro controla, en gran parte, el lado derecho del cuerpo, el hecho de ser ambidextro indica que las dos mitades del cerebro no han llegado a estar tan completamente especializadas como lo están en los individuos diestros. En los niños de corta edad, cada lado del cerebro posee, en potencia, la facultad del habla y del lenguaje. Una lesión en el lado izquierdo en los primeros años de vida, da como resultado el desarrollo de la facultad del lenguaje en el lado derecho del cerebro. El dominio del habla y probablemente también de otras facultades se establece firmemente en uno de los hemisferios hacia los diez años de edad y no puede transmitirse al otro posteriormente. El cerebro procesa la información sensorial, controla y coordina el movimiento, el comportamiento y las funciones corporales homeostáticas, como los latidos del corazón, la presión sanguínea, el balance de fluidos y la temperatura corporal. El cerebro es responsable de la cognición, las emociones,la creatividad, la memoria y el aprendizaje. La capacidad de procesamiento y almacenamiento de un cerebro humano estandar supera aun a los mejores ordenadores hoy en día.
Hasta no hace muchos años, se pensaba que el cerebro tenía zonas exclusivas de funcionamiento hasta que por medio de imagenología se pudo determinar que cuando se realiza una función, el cerebro actúa de manera semejante a una orquesta sinfónica interactuando varias areas entre si. Además se pudo establecer que cuando un área cerebral no especializada, es dañada, otra área puede realizar un reemplazo parcial de sus funciones.
Hay muchas teorías sobre cómo cada hemisferio afecta a cómo piensa una persona. Una divide a los pensadores en dos campos: simultáneos visuales y secuenciales lineales. [1][2][3][4]
De acuerdo con esta hipótesis, la mayoría de personas diestras (que usan más su hemisferio izquierdo) procesan la información de manera “secuencial lineal” en el que un esquema debe completar su procesamiento antes de que se pueda comenzar con el siguiente.
En cambio, dice la hipótesis, los individuos cuyo hemisferio derecho es dominante, procesan la información con “simultaneidad visual”, modo en el que varios esquemas se procesan simultaneamente.
Un ejemplo para entenderlo es imaginar que hay mil palomitas de maíz, una de las cuales está coloreada de rosa. Un individuo “secuencial lineal” mirará una por una las piezas hasta encontrar la coloreada de rosa, mientras que un individuo “simultaneidad visual” extenderá todas, mirará visualmente al conjunto de palomitas y verá que una es rosa.
Un efecto lateral de estos modos de procesar la información es que los individuos de lateralidad cerebral izquierda necesitan completar una tarea antes de empezar la siguiente. A los individuos de lateralidad cerebral derecha, en contraste, les conforta cruzar varias tareas, para lo que tienen mayor habilidad. Esto les hace aparecer a la mayoría, lateral cerebral izquierda, como si no terminasen nada. Alternativamente, los individuos de “simultaneidad visual” tienen una excelente habilidad multitarea, lo que quizá esté en el origen de las anécdotas que sugieren que son más creativos.
La mayoría de personas procesan la información usando el “análisis”, que es el método de resolver un problema descomponiéndolo en piezas y analizando estas una por una. En contraste, los individuos de “simultaneidad visual” procesan la información usando “síntesis”, en donde se resuelve un problema como un todo, intentando usar un método de relaciones para resolver el problema. [5]
Finalmente, no es un “todo o nada”. El estilo de procesamiento opera como un contínuo donde algunas personas son más “visualmente simultáneas” y otras son más “lineales secuenciales”.
Esto puede explicarse mejor con la informática. Un procesador de computadora sólo puede procesar una pieza de información por vez, independientemente de cuántas tareas esté realizando. Pero un ordenador con varios procesadores haciendo lo mismo a la misma velocidad es más rápido, lo que sería la metáfora del caso del individuo con dominancia por el hemisferio lateral derecho.
Hemisferio Izquierdo
El hemisferio izquierdo, viene a ser algo así como el cerebro “lógico”. Los centros del lado izquierdo del cerebro controlan, y están implicados en la facultad de reconocer, grupos de letras formando palabras, y grupos de palabras formando frases, tanto en lo que se refiere al habla, la escritura, la numeración, las matematicas y la lógica, como a las facultades necesarias para transformar un conjunto de informaciones en palabras, gestos y pensamientos. Jhon Huglings Jackson neurólogo britanico, ya en 1878 describió el hemisferio izquierdo como el centro de la facultad de expresión. Dependiendo de su severidad, una embolia que afecte a esta estructura puede producir pérdidas funcionales, pérdida funcional del habla y afectar destrezas motoras en el lado derecho del cuerpo. Según la teoría psicolingüística el proceso de construcción de una frase está regido por un cierto número de ideas relacionadas entre sí, pero el mecanismo que permite a la mente agrupar palabras para formar frases gramaticales no está totalmente descifrado. El hemisferio almacena conceptos que luego traduce a palabras ( amor, amour, amore, love, liebe) mas bien que una memoria textual. Es decir, el cerebro comprende las ideas y los conceptos y los almacena en un lenguaje no verbal, que luego traduce a un lenguaje o idioma aprendido por el individuo mediante la cultura. Los tests de inteligencia que investigan el vocabulario, la comprensión verbal, la memoria y el calculo aritmetico mental, detectan el origen de la actividad en el hemisferio izquierdo. El hemisferio izquierdo se especializa en el lenguaje articulado, control motor del aparato fono articulador, manejo de información lógica, pensamiento proporcional, procesamiento de información en series de uno en uno, manejo de información matemática, memoria verbal, aspectos lógicos gramaticales del lenguaje, organización de la sintaxis, discriminación fonética, atención focalizada, control del tiempo, planificación, ejecución y toma de decisiones y memoria a largo plazo. Los test de inteligencia miden sobretodo la actividad de este hemisferio. Muchas de las actividades atribuidas al consciente le son propias. Gobierna principalmente la parte derecha del cuerpo. Procesa la información usando el análisis, que es el método de resolver un problema descomponiéndolo en piezas y analizando estas una por una.
Hemisferio Derecho
El hemisferio derecho gobierna tantas funciones especializadas como el izquierdo. Su forma de elaborar y procesar la información es distinta del hemisferio izquierdo. No utiliza los mecanismos convencionales para el análisis de los pensamientos que utiliza el hemisferio izquierdo. Es un hemisferio integrador, centro de las facultades viso-espaciales no verbales, especializado en sensaciones, sentimientos, prosodia y habilidades espaciales; habilidades visuales y sonoras no del lenguaje como las artísticas y musicales. Concibe las situaciones y las estrategias del pensamiento de una forma total. Integra varios tipos de información (sonidos, imagenes, olores, sensaciones) y los transmite como un todo. El método de elaboración utilizado por el hemisferio derecho se ajusta al tipo de respuesta inmediata que se requiere en los procesos visuales y de orientación espacial. El lóbulo frontal derecho y el lóbulo temporal derecho parecen los encargados de ejercer las actividades especializadas no verbales del hemisferio derecho. Esto se corresponde, en muchos aspectos, con las funciones de control del habla que ejercen el lóbulo frontal y el lóbulo temporal del hemisferio izquierdo. Los otros dos lóbulos del hemisferio derecho, el parietal y el lóbulo occipital, tienen al parecer menos funciones. Sin embargo, como resultado del estudio de pacientes con el cerebro dividido (seccionado), o con pacientes que padecen lesiones en el hemisferio izquierdo, se ha detectado un pequeño grado de comprensión verbal en el lóbulo parietal derecho, que tiene la capacidad de comprender una selección de nombres y verbos simples. Y reciprocamente, el lóbulo parietal izquierdo parece que tiene ciertas funciones espaciales limitadas. Por lo tanto, aunque el hemisferio derecho está, sin duda, especializado, en las funciones no verbales, cocretamente en las viso-espaciales, no resulta facil discernir las diferencias entre los dos hemisferios. El hemisferio derecho está considerado de cualquier modo, como el receptor e identificador de la orientación espacial, el responsable de nuestra percepción del mundo en términos de color, forma y lugar. Jhon Huglings Jackson informó que un paciente con un tumor en el lado derecho del cerebro no reconocía objetos, lugares ni personas. Utilizando sus facultades somos capaces de situarnos y orientarnos; podemos saber por qué calle estamos caminando mirando simplemente la arquitectura de los edificios que hay a uno y otro lado de ella, esto es la forma y aspecto de las fachadas, de los tejados y de las puertas de entrada. Si vamos caminando por la calle y reconocemos un rostro, la identificación de dicho rostro tambien corre a cargo de la memoria visual del hemisferio derecho. El nombre que corresponde a la persona que posee dicho rostro conocido lo proporciona, en cambio el hemisferio izquierdo.
Muchas de las actividades atribuidas al inconsciente le son propias. Procesa la información mayoritariamente usando el metodo de síntesis, componiendo o formando la información a partir de sus elementos, a un conjunto. Controla, además, el lado izquierdo del cuerpo humano. En este caso, una embolia puede producir pérdida funcional o afectar las destrezas motoras del lado izquierdo del cuerpo. También puede causar alteración de la atención normal a la parte izquierda del cuerpo y sus alrededores.

http://es.wikipedia.org/wiki/Hemisferio_cerebral

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC)

El sistema nervioso central (*) es una estructura extraordinariamente compleja que recoge millones de estímulos por segundo que procesa y memoriza continuamente, adaptando las respuestas del cuerpo a las condiciones internas o externas. Está constituído por siete partes principales (*)

• Encéfalo anterior que se subdivide en dos partes:
Hemisferios cerebrales
Diencéfalo (tálamo e hipotálamo)
• Tronco encefálico
Mesencéfalo
Protuberancia
Bulbo raquídeo
• Cerebelo
• Médula espinal
A menudo, el encéfalo se divide en tres grandes regiones: el prosencéfalo (diencéfalo y hemisferios cerebrales), el meséncefalo y el rombencéfalo (bulbo raquídeo, protuberancia y cerebelo).

Todo el neuroeje está protegido por estructuras óseas (cráneo y columna vertebral) y por tres membranas denominadas meninges (*). Las meninges envuelven por completo el neuroeje, interponiéndose entre este y las paredes óseas y se dividen en encefálicas y espinales. De afuera hacia adentro, las meninges se denominan duramadre, aracnoides y piamadre.
Duramadre
La más externa, la duramadre, es dura, fibrosa y brillante. Envuelve completamente el neuroeje desde la bóveda del cráneo hasta el conducto sacro. Se distinguen dos partes:

Duramadre craneal: está adherida a los huesos del cráneo emitiendo prolongaciones que mantienen en su lugar a las distintas partes del encéfalo y contiene los senos venosos, donde se recoge la sangre venosa del cerebro. Los tabiques que envía hacia la cavidad craneana dividen esta en diferentes celdas:

Tentorio o tienda del cerebelo: un tabique transversal tendido en la parte posterior de la cavidad craneal que separa la fosa cerebral de la fosa cerebelosa. En el centro y por delante delimita el foramen oval de Pacchioni, una amplia abertura a través de la cual pasa el mesencéfalo (*) Por detrás, a lo largo de su inserción craneal corren las porciones horizontales de los senos laterales (*).

La hoz del cerebro, un tabique vertical y medio que divide la fosa cerebral en dos mitades (*). Presenta una curvatura mayor en cuyo espesor corre el seno sagital superior y una porción rectilína que se une a la tienda del cerebelo a lo largo de su línea medio por la que corre el seno recto.

Tienda de la hipófisis que separa la celda hipofisiaria (un estrecho espacio situado sobre la silla turca del esfenoides y ocupada por la hipófisis) de la celda cerebral

La hoz del cerebelo, que separa los dos hemisferios cerebelosos.

Duramadre espinal: encierra por completo la médula espinal. Por arriba, se adhiere al agujero occipital y por abajo termina a nivel de las vertebras sacras formando un embudo, el cono dural. Está separada de las paredes del conducto vertebral por el espacio epidural, que está lleno de grasa y recorrido por arteriolas y plexos venosos

Aracnoides

La intermedia, la aracnoides, es una membrana transparente que cubre el encéfalo laxamente y no se introduce en las circunvoluciones cerebrales. Está separada de la duramadre por un espacio virtual (o sea inexistente) llamado espacio subdural.

Piamadre

Membrana delgada, adherida al neuroeje, que contiene gran cantidad de pequeños vasos sanguíneos y linfáticos y está unida íntimamente a la superficie cerebral.

En su porción espinal forma tabiques dentados dispuestos en festón, llamados ligamentos dentados (*) . Entre la aracnoides y la piamadre se encuentra el espacio subaracnoideo que contiene el líquido cefalorraquídeo y que aparece atravesado por un gran número de finas trabéculas.

Anatomía del encéfalo
Desde el exterior, el encéfalo aparece dividido en tres partes distintas pero conectadas:

Cerebro: la mayor parte del encéfalo (*)
Cerebelo (*)
Tronco del encéfalo (*)
El término tronco, o tallo del encéfalo, se refiere a todas las estructuras que hay entre el cerebro y la médula espinal, esto es, el mesencéfalo o cerebro medio, el puente o protuberancia y el bulbo raquídeo o médula oblongada

El encéfalo está protegido por el cráneo y, además, cubierto por las meninges.

Cerebro

Constituye la masa principal del encéfalo y es lugar donde llegan las señales procedentes de los órganos de los sentidos, de las terminaciones nerviosas nociceptivas y propioceptivas. Se desarrolla a partir del telencéfalo. El cerebro procesa toda la información procedente del exterior y del interior del cuerpo y las almacena como recuerdos. Aunque el cerebro sólo supone un 2% del peso del cuerpo, su actividad metabólica es tan elevada que consume el 20% del oxígeno. Se divide en dos hemisferios (*) cerebrales, separados por una profunda fisura, pero unidos por su parte inferior por un haz de fibras nerviosas de unos 10 cm llamado cuerpo calloso (*), que permite la comunicación entre ambos. Los hemisferios suponen cerca del 85% del peso cerebral y su gran superficie y su complejo desarrollo justifican el nivel superior de inteligencia del hombre si se compara con el de otros animales.
Los ventrículos son dos espacios bien definidos y llenos de líquido que se encuentran en cada uno de los dos hemisferios (*). Los ventrículos laterales se conectan con un tercer ventrículo localizado entre ambos hemisferios, a través de pequeños orificios que constituyen los agujeros de Monro o forámenes interventriculares. El tercer ventrículo desemboca en el cuarto ventrículo, a través de un canal fino llamado acueducto de Silvio. El líquido cefalorraquídeo que circula en el interior de estos ventrículos y además rodea al sistema nervioso central sirve para proteger la parte interna del cerebro de cambios bruscos de presión y para transportar sustancias químicas.

Este líquido cefalorraquídeo se forma en los ventrículos laterales, en unos entramados vasculares que constituyen los plexos coroideos (*)

En cada hemisferio se distinguen:

La corteza cerebral o sustancia gris, de unos 2 ó 3 mm de espesor, formada por capas de células amielínicas (sin vaina de mielina que las recubra). Debido a los numeroso pliegues que presenta, la superficie cerebral es unas 30 veces mayor que la superficie del cráneo. Estos pliegues forman las circunvoluciones cerebrales, surcos y fisuras y delimitan áreas con funciones determinadas, divididas en cinco lóbulos (*). Cuatro de los lóbulos se denominan frontal, parietal, temporal y occipital. El quinto lóbulo, la ínsula, no es visible desde fuera del cerebro y está localizado en el fondo de la cisura de Silvio. Los lóbulos frontal y parietal están situados delante y detrás, respectivamente, de la cisura de Rolando. La cisura parieto-occipital separa el lóbulo parietal del occipital y el lóbulo temporal se encuentra por debajo de la cisura de Silvio.

La sustancia blanca, mas interna constituída sobre todo por fibras nerviosas amielínicas que llegan a la corteza

Desde del cuerpo calloso, miles de fibras se ramifican por dentro de la sustancia blanca. Si se interrumpen los hemisferios se vuelven funcionalmente independientes

El diencéfalo origina el tálamo y el hipotálamo:

Tálamo:
Esta parte del diencéfalo consiste en dos masas esféricas de tejido gris, situadas dentro de la zona media del cerebro, entre los dos hemisferios cerebrales. Es un centro de integración de gran importancia que recibe las señales sensoriales y donde las señales motoras de salida pasan hacia y desde la corteza cerebral. Todas las entradas sensoriales al cerebro, excepto las olfativas, se asocian con núcleos individuales (grupos de células nerviosas) del tálamo.

Hipotálamo:
El hipotálamo está situado debajo del tálamo en la línea media en la base del cerebro (*) . Está formado por distintas regiones y núcleos hipotalámicos encargados de la regulación de los impulsos fundamentales y de las condiciones del estado interno de organismo (homeostasis, nivel de nutrientes, temperatura) (*). El hipotálamo también está implicado en la elaboración de las emociones y en las sensaciones de dolor y placer. En la mujer, controla el ciclo menstrual.

El hipotálamo actúa también como enlace entre el sistema nervioso central y el sistema endocrino. En efecto, tanto el núcleo supraóptico como el núcleo paraventricular y la eminencia mediana están constituídas por células neurosecretoras que producen hormonas que son transportadas hasta la neurohipófisis a lo largo de los axones del tracto hipotálamo-hipofisiario. Allí se acumulan para ser excretadas en la sangre o para estimular células endocrinas de la hipófisis.
http://www.iqb.es/neurologia/a002.htm

ARQUITECTURA INTERNA DEL CEREBRO

La parte interna del cerebro está formada por los núcleos grises centrales rodeados de sustancia blanca, las formaciones comisurales que conectan ambos hemisferios y las cavidades ventrículares.

Núcleos grises del cerebro
Los núcleos grises del cerebro son formaciones de sustancia gris situadas en la proximidad de la base del cerebro; representan relevos en el curso de las vías que van a la corteza cerebral y de las que, desde la corteza, descienden a otros segmentos del neuroeje (sobre todo, a los núcleos del mesencéfalo). Para cada hemisferio, los núcleos se dividen en: tálamo óptico, núcleo caudado, putamen, pallidum (Ios dos últimos constituyen juntos el núcleo lenticular) y antemuro o claustrum. Entre estos núcleos se encuentran interpuestas dos láminas de sustancia blanca, llamadas cápsula interna y cápsula externa; una tercera lámina, la cápsula extrema, está interpuesta entre el antemuro y la corteza cerebral del lóbulo de la ínsula (*)

El tálamo óptico

Es un grueso núcleo de sustancia gris con forma ovoide, situado al lado del III ventrículo (*). Su polo anterior tiene, por encima, la cabeza del núcleo caudado, y está en relación con el pilar anterior del trígono; delimita, con este último, el agujero de Monro, que pone en comunicación el III ventrículo con el ventrículo lateral. El polo posterior, más voluminoso, corresponde a la encrucijada del ventriculo lateral. La cara interna constituye la parte lateral del III ventrículo. La cara externa está rodeada por la cápsula interna. La cara superior forma, por su mitad anterior, el suelo del ventriculo lateral, mientras que la mitad posterior está en relación con el trigono. La cara inferior descansa sobre el hipotálamo. En la zona en que la cara inferior se continúa con la posterior, existen dos salientes, llamados cuerpos geniculados, externo e interno. Estos salientes están unidos a los tubérculos cuadrigéminos del mismo lado mediante dos cordones, llamados brazos conjuntivales o cuadrigéminos.

El tálamo está formado por varios núcleos secundarios, que pueden dividirse en cuatro grupos : anterior, posterior, ventral y dorsal; además de los cuerpos geniculados. Estos núcleos, en relación con sus conexiones, pueden agruparse en tres sistemas fundamentales :

el sistema de los núcleos de proyección específica, al que llegan los haces nerviosos que transportan la sensibilidad general (es decir, la sensibilidad táctil, térmica, dolorosa y profunda) y las sensibilidades especificas (o sea, la sensibilidad olfatoria, visual, etc.); de estos núcleos parten fibras que se irradian a las correspondientes zonas corticales, formando la radiación talamocortical;
el sistema de los núcleos de proyección inespecífica, que no reciben fibras de la periferia, sino que las envían alas zonas asociativas de los lóbulos frontal y parietal;
el sistema de los núcleos de asociación directa subcortical, que envían fibras a los núcleos hipotalámicos, pero no a la corteza.
El núcleo caudado
Tiene forma de una coma dirigida de delante a atrás (*). El extremo anterior o cabeza, se apoya en el polo anterior del tálamo óptico y sobresale en el asta frontal del ventriculo lateral; lateralmente está conectado con el putamen, por la presencia de un puente de sustancia gris. La parte media o cuerpo, se apoya en el tálamo, sobresaliendo por arriba en la cavidad del ventriculo lateral. La extremidad posterior, afilada, o cola, rodea al polo posterior del tálamo y termina desviándose hacia fuera y entrando en relación con el putamen.

El núcleo lenticular

El putamen y el pallidum constiuyen juntos, el núcleo lenticular. En las secciones frontales éste presenta la forma de una cuña, con el vértice dirigido hacia dentro y hacia abajo; la porción externa corresponde al putamen y la interna al pallidum. Por dentro y arriba, el núcleo lenticular está separado del tálamo y del núcleo caudado por la interposición de la cápsula interna; por fuera, está limitado por la cápsula externa; por abajo, se apoya en una capa de sustancia blanca (porción sublenticular de la cápsula interna), que lo separa del núcleo amigdalino, de la cola del núcleo caudado y de la sustancia innominada de Reichert. El núcleo lenticular está en conexión, principalmente, con el área motora y premotora de la corteza y con los núcleos talámicos, hipotalámicos y mesencefálicos.

El antemuro.

Es una delgada lámina gris, situada entre la cápsula externa y la cápsula extrema, conectada, principalmente, mediante fibras de paso, con la corteza de la ínsula.

LA SUSTANCIA BLANCA DE LOS HEMISFERIOS

La sustancia blanca está representada por sistemas de fibras que conectan entre sí diversos puntos de la corteza cerebral o la corteza con los distintos núcleos del neuroeje. Se espesa en determnadas zonas del cerebro: se extiende uniformemente bajo la corteza cerebral entre ésta y los núcleos centrales, formando el centro oval de Vieussens; además, se distribuye en láminas, aproximadamente verticales, que se interponen entre los núcleos centrales y entre éstos y la corteza, formando la cápsula interna, la cápsula externa y la cápsula extrema.

La cápsula interna es una espesa lámina de sustancia blanca, situada por fuera del tálamo óptico; está compuesta por fibras que se irradian desde el tálamo a la corteza cerebral y por otras que, desde la misma corteza, descienden a los núcleos grises del cerebro y de otras partes del neuroeje. Está formada de varios segmentos: el brazo anterior, la rodilla, el brazo posterior y la porción retrolenticular,

La cápsula externa es una amplia lámina vertical, situada entre el núcleo lenticular y el antemuro. La cápsula extrema está comprendida entre el antemuro y la corteza de la ínsula.

LAS FORMACIONES COMISURALES

Son sistemas de fibras mielínicas que conectan un hemisferio con el contralateral, es decir, el del lado opuesto. Están representadas por el cuerpo calloso, el fórnix o trígono, la comisura blanca anterior y el septum lucidum.

El cuerpo calloso (*) se compone de una parte media, o tronco del cuerpo calloso, y dos extremos: el anterior se dobla hacia abajo, formando la rodilla del cuerpo calloso y termina adelgazándo, recibiendo el nombre de pico del cuerpo calloso; el extremo posterior, redondeado, se llama esplenio o rodete del cuerpo calloso.

Por debajo del cuerpo calloso se encuentra otra formación comisural, llamada trígono o fórnix. El trígono aparece constituído por una porción central, llamada cuerpo del trígono que, en su parte posterior, está íntimamente unida al cuerpo calloso suprayacente. De la extremidad anterior del cuerpo del trígono parten dos prolongaciones acintadas, llamadas columnas o pilares anteriores del trígono, que se repliegan hacia abajo, rodeando el polo anterior del tálamo óptico (con el que delimitan el agujero interventricular de Monro), y llegan hasta la superficie inferior del hipotálamo.

Por delante de las columnas del trígono, a nivel de la pared anterior del III ventrículo, se encuentra una lámina de sustancia blanca que une los centros olfatorios de los dos hemisferios, denominada comisura blanca anterior.

De los ángulos posteriores del cuerpo del trígono parten otras dos prolongaciones, los pilares posteriores que, separándose hacia abajo y hacia fuera, rodean el polo posterior del tálamo óptico y terminan, inferiormente, en la zona de la circunvolución del hipocampo.

En su parte anterior, el cuerpo calloso y el trígono están separados, formando un ángulo abierto hacia delante, ocupado por dos delgadas láminas de sustancia nerviosa, dispuestas sagitalmente a lo largo de la línea media. Estas dos láminas emparejadas; constituyen el septum lucidum, y separan las dos partes frontales de los ventrículos laterales

http://www.iqb.es/neurologia/a003.htm

Los Ganglios Basales
Dr. C. George Boeree
Departamento de Psicología
Universidad de Shippensburg
Traducción al castellano:
Nacho Madrid
________________________________________
Los ganglios basales son una colección de núcleos que se encuentran a ambos lados del tálamo, fuera y alrededor del sistema límbico, pero debajo del giro cingulado y dentro de los lóbulos temporales. A pesar de que el glutamato es el neurotransmisor más común aquí cómo en el resto del cerebro, el neurotransmisor inhibitorio GABA juega el papel más importante en los ganglios basales.
El grupo más grande de estos núcleos son llamados el cuerpo estriado, compuesto del núcleo caudado, el putamen, el globo pálido, y el núcleo acumbens. Todas estas estructuras son dobles, un conjunto a cada lado del septum central.

El núcleo caudado comienza justo debajo del lóbulo frontal y se curva hacia el lóbulo occipital. Envía sus mensajes al lóbulo frontal (especialmente al cortex orbital, justo por encima de los ojos), y parece ser el responsable de informarnos de que algo no va bien y que debemos hacer algo al respecto: ¡Lávate las manos! ¡Cierra la puerta! Como estos ejemplos muestran, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) parece implicar un núcleo caudado sobreactivado. Por otra parte, un núcleo caudado hipoactivo puede estar implicado en varios desordenes, como el déficit de atención (TDA), depresión, ciertos aspectos de la esquizofrenia y la simple apatía. También está implicado en el síndrome PAP, una dramática perdida de motivación que se ha descubierto recientemente (ver más abajo).
El putamen descansa justo debajo y detrás del núcleo caudado. Parece estar implicado en coordinar los comportamientos automáticos como montar en bicicleta, conducir un coche, o trabajar en una línea de montaje. Los problemas con el putamen pueden explicar los síntomas del síndrome de Tourette.
El globo pálido está localizado dentro del putamen, con una parte exterior y otra interior. Recibe información desde el núcleo caudado y el putamen, y envía información a la sustancia negra (ver más abajo).
El núcleo acumbens es un núcleo que se encuentra justo debajo del núcleo anterior. Recibe señales del cortex prefrontal (por vía del área tegmental ventral) y envía otras señales de vuelta allí por vía del globo pálido. Las entradas de señal usan dopamina, y se conocen muchas drogas que incrementan mucho estos mensajes al núcleo acumbens.
Otro núcleo de los ganglios basales es la sustancia negra. Está localizada en las porciones superiores del cerebro medio, bajo el tálamo, y toma su color de la neuromelanina, un pariente cercano del pigmento de la piel. Una parte (sustancia negra compacta) usa neuronas dopaminérgicas para enviar señales hacia el cuerpo estriado. La función exacta se desconoce, pero se cree que implica circuitos de recompensa. La enfermedad de Parkinson también se debe a la muerte de neuronas dopaminérgicas aquí.
La otra parte de la sustancia negra (sustancia negra reticulada) es en su mayor parte neuronas GABA. Su función más conocida es controlar los movimientos de los ojos. Está también implicada en la enfermedad de Parkinson así como en la epilepsia.
________________________________________
Como se puede ver, algunos problemas serios están fuertemente asociados a los ganglios basales. Sobre algunos, como el Trastorno de Atención con Hiperactividad (TDAH), el síndrome de Tourette, el TOC, y la esquizofrenia, se hablará en otras partes de este texto. Otras son quizá menos psicológicos y más físicos, pero no por ello menos importantes…
Enfermedad de Parkinson
La enfermedad de Parkinson se caracteriza por temblores, rigidez muscular, dificultad en hacer movimientos rápidos y suaves, y estar de pie o caminar dificultoso. Muchas personas también desarrollan depresión y ansiedad y, más tarde, problemas con pérdida de memoria y demencia.
Se desarrolla normalmente en edad avanzada, pero puede ocurrir en personas más jóvenes. Un caso muy conocido es el del actor Michael J. Fox. Es muy difícil para el paciente y para su familia.
El Parkinson tiene su origen en la muerte de las células de la sustancia negra y la pérdida de dopamina y melanina producida por estas células. Progresa hacia otras partes de los ganglios basales y hacia los nervios que controlan los músculos, implicando a otros neurotransmisores. Algunas de las posibles causas o factores contribuyentes son las toxinas medioambientales, traumatismos y la genética.
Hay tratamientos disponibles que enlentencen el curso de la enfermedad y alivian los síntomas. La mayoría incluyen reemplazar o mimetizar la dopamina y otros neurotransmisores perdidos. Desafortunadamente, la enfermedad progresa lentamente y los tratamientos solo funcionan unas pocas horas cada vez. El Parkinson no causa la muerte directamente, y muchos pacientes viven una larga vida con ella.
La enfermedad de Huntington
Esta enfermedad se caracteriza por una pérdida de memoria y movimientos extraños y bruscos llamados “corea”. Es una enfermedad hereditaria (con un gen dominante) e implica la muerte celular en el núcleo caudado. Comienza normalmente sobre los 30 años, pero puede empezar a cualquier edad.
No hay cura, aunque hay tratamientos que pueden reducir los síntomas. Es fatal, aunque normalmente son las complicaciones de la enfermedad lo que causa la muerte, más que la enfermedad en sí. Muchos enfermos de Huntington se suicidan.
Parálisis cerebral
La gente con parálisis cerebral tienen varios problemas motores, como espasticidad, parálisis e incluso apoplejía. La espasticidad se produce cuando algunos músculos están constantemente tensos e interfieren con el movimiento normal. Esta es la razón para la posición inusual de manos y brazos que hemos visto en estos enfermos.
Aparentemente es debida a un daño cerebral, normalmente antes del nacimiento. Las causas pueden incluir infección fetal, toxinas medioambientales, o falta de oxígeno.
A pesar de que la parálisis cerebral tiende a permanecer estable a través de la vida, no hay cura y es muy difícil de llevar para la persona y para la familia.
Síndrome de PAP
Este síndrome se caracteriza por una inusual falta de motivación. Un caso dramático fue el de Mr. M., quien, mientras se ahogaba, simplemente falló en intentar salvarse, incluso cuando era un buen nadador.
El daño en el núcleo caudado significa que nada vuelve a tener significado emocional nunca más. ¿Ahogarse? No te preocupes. La gente con PAP también ignora las normales motivaciones morales y sociales que damos por hechas. No captan que su falta de acción pueda tener consecuencias significativas.
Sin la influencia motivadora de los ganglios basales, el lóbulo frontal simplemente deja de planificar el futuro. Extrañamente, pueden aun responder a motivaciones externas, como a una petición de alguien amado o a un comando de autoridad.

http://www.psicologia-online.com/ebooks/general/ganglios_basales.htm

CORTEZA CEREBRAL

La corteza cerebral es la parte más voluminosa del encéfalo. Una hendidura profunda, denominada cisura longitudinal, lo divide en dos hemisferios, derecho e izquierdo.

La corteza es una fina lámina de neuronas interconectadas que forman una capa de unos milímetros de grosor y que recubre la superficie irregular de los hemisferios cerebrales. La superficie de cada hemisferio presenta un conjunto de prominencias y surcos (o cisuras) que proporcionan a la corteza una apariencia plegada, de tal forma que sólo un tercio de esta queda expuesta a la superficie.
Tres de estas cisuras sirven para delimitar ciertas áreas del cerebro. Son: 1) surco central o cisura de Rolando, 2) surco lateral o cisura de Silvio, y 3) surco parietooccipital. Las eminencias situadas entre los surcos reciben el nombre de circunvoluciones o pliegues. La circunvolución central anterior se sitúa por delante del surco central, y la circunvolución central posterior se coloca inmediatamente detrás del surco central.

Cada hemisferio se divide en cuatro grandes lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital. En general, los lóbulos se sitúan debajo de los huesos que llevan el mismo nombre. Así, el lóbulo frontal descansa en las profundidades del hueso frontal, el lóbulo parietal debajo del hueso parietal, el lóbulo temporal debajo del hueso temporal y el lóbulo occipital debajo de la región correspondiente a la protuberancia del occipital.

Los surcos o cisuras mencionadas anteriormente actúan como estructuras limítrofes entre algunos de los lóbulos cerebrales. El surco central se localiza entre los lóbulos frontal y parietal. El surco lateral separa el lóbulo temporal situado debajo de los lóbulos frontal y parietal situados encima. El surco parietooccipital puede visualizarse en la superficie central del cerebro.

http://www.psicoactiva.com/atlas/corteza.htm

CRANEO

HUESO FRONTAL

Calavera humana (vista de frente)

Calavera humana (vista lateral)
El hueso frontal (os frontale PNA) es un hueso del cráneo. Es un hueso plano, impar, central y simétrico, con dos caras (endocraneal y exocraneal) y un borde circunferencial.
Descripción anatómica
Situación
El hueso frontal se encuentra en la parte anterosuperior del cráneo por delante de los huesos parietales y un poco por arriba del esfenoides, y montado sobre el etmoides, y el macizo facial. El hueso frontal ocupa la superficie de la cara que se corresponde con la frente y la prominencia cubierta por las cejas.
Regiones
El hueso frontal presenta dos porciones:
1. Una porción vertical y superior, regularmente convexa que suele recibir el nombre de escama frontal y forma parte de la bóveda craneal; y
2. Una porción horizontal e inferior, que constituye parte de la base del cráneo (piso etmoido-frontal), parte del techo de las órbitas y parte de los senos etmoidofrontales (cavidades pneumáticas paranasales).
Visto en conjunto, el hueso frontal presenta dos caras y un borde. Una cara es posterior y cóncava: la cara endocraneal o cerebral; la otra cara es anterior, convexa hacia adelante: es la superficie exocraneal o cara cutánea. Ambas caras están separadas por un borde circunferencial.
CARA EXOCRANEAL
La cara exocraneal del hueso frontal también se conoce como cara cutánea por ser la parte del hueso sobre la que se apoya parte de la piel facial.
Porción vertical o frontal, en la línea media se encuentran vestigios de la sutura metopica. Por encima de la escotadura nasal, situada en la parte inferior de la línea media se observa una eminencia llamada giba frontal media o glabela, a los lados de ésta parten dos salientes, arqueadas; los arcos superciliares. Por encima de estas dos eminencias lisas llamadas gibas frontales laterales. A los lados y partiendo de la apófisis orbitaria externa; salen las crestas laterales del frontal, éstas se continúan con la línea curva temporal superior del parietal y limitan las fosas temporales, a la vez que unas superficies triangulares del hueso frontal, facetas laterales, donde se insertan haces de los músculos temporales.
Porción horizontal u órbitonasal:
Escotadura etmoidal
Superficie etmoidal
Cresta órbitonasal es una arista angulosa que separa las porciones vertical de horizontal, y se hallan los siguientes accidentes: escotadura nasal y espina nasal, articula con los huesos propios de la nariz y con el maxilar superior (apófisis ascendente).
Arcos orbitarios, que forman el reborde superior de la cavidad orbitaria.
Escotadura supraorbitaria o agujero supraorbitario, para el paso de los vasos y nervios supraorbitarios
Escotadura frontal interna, para el paso de los vasos homónimos.
Apófisis orbitaria externa (proceso cigomático), articula con el hueso malar.

CARA ENDOCRANEAL
Accidentes óseos sobre la cara endocraneal del hueso frontal:
Escotadura etmoidal
Agujero ciego
Cresta frontal media
Canal del seno longitudinal superior
Fositas de Pacchioni
Bóvedas orbitarias
Impresiones digitales
Eminencias mamilares
Fosas frontales
BORDE CIRCUNFERENCIAL
El borde circunferencial es la línea ósea límite entre las caras exocraneal y endocraneal del frontal. Se lo puede dividir en dos segmentos:
segmento semicircular, superior, articulado con ambos parietales (sutura coronal) hacia arriba, y con las alas mayores del esfenoides en las porciones más inferiores.
segmento horizontal, se articula con las alas menores del esfenoides.
Arquitectura del hueso
El hueso frontal es un hueso plano, diseñado para conformar una cavidad ósea de protección y contención: el cráneo. La parte vertical del frontal está constituida (como la de todos los huesos craneales) por una doble lámina de hueso compacto: las tablas externa e interna, que encierran una lámina media de tejido esponjoso llamado diploe. La región vertical, es más delgada y prácticamente la totalidad de su extensión carece diploe (hueso esponjoso).
Desarrollo y osificación

Esbozos conectivos que dan origen al hueso frontal por osificación endomembranosa.
centros de osificación: El hueso frontal se desarrolla a partir de 2 pares de esbozos (4 puntos de osificación), uno condral y otro membranoso. Sólo la espina del frontal se origina desde 2 puntos de osificación endocondral. El resto del hueso frontal se origina por osificación endomembranosa desde dos primordios conjuntivos, que hasta su fusión definitiva se hallan separados por la sutura mediofrontal (sutura metópica).
celdas pneumáticas: senos frontales y etmoidofrontales. Normalmente, en el espesor del hueso frontal, se forma una cavidad pneumática de dimensiones variables conocida como seno frontal. Esto se da a partir del “crecimiento” y desarrollo de alguna de las hemicélulas frontales anteriores de la superficie etmoidal del frontal que excavan el espesor del hueso a ambos lados. El seno frontal forma parte del conjunto de cavidades pneumáticas que rodean las fosas nasales (también conocidos como los senos paranasales). El hueso frontal también contribuye con una porción ósea (hemiceldas frontales) a la conformación de los senos etmoidales (etmoidofrontales).
Articulaciones
El hueso frontal se articula con ambos huesos parietales, etmoides, esfenoides, maxilar superior, cigomático o malar.

HUESO PARIETAL
El hueso parietal es un hueso del cráneo, plano, par, de forma cuadrilátera, con dos caras, interna (endocraneal) y externa (exocraneal), y cuatro bordes con sus respectivos ángulos.
Se encuentra cubriendo la porción superior y lateral del cráneo, por detrás del frontal, por delante del occipital y montado sobre el temporal y el esfenoides. Ambos huesos parietales se articulan, a través de una línea media: la sutura sagital.
El término parietal significa de la pared.

Descripción anatómica
Para el estudio del hueso parietal, se le reconocen dos caras, cuatro bordes y sus respectivos ángulos. Se detallan para cada parte, los accidentes óseos con más importancia.
CARA EXOCRANEAL
Línea curva temporal superior: para la inserción de la aponeurosis temporal.
Línea curva temporal inferior: donde se inserta el músculo temporal.
Giba parietal (eminencia parietal), un abultamiento curvado del hueso.
Agujero parietal: abre paso hacia el interior de la cavidad craneal para una vena emisaria.

CARA ENDOCRANEAL
Fosa parietal, recorrida por surcos vasculares ramificados, producto de la impresión sobre el hueso de las ramas de la arteria meníngea media y sus venas satélites.
Hemicanal del seno longitudinal frontal
Fositas de Paccioni como las del hueso frontal.
Cresta silviana, excrecencia ósea amoldada por la correspondiente cisura lateral del hemisferio cerebral.
BORDES
Se describen 4 bordes:
La articulación del borde superior de ambos parietales da origen a la sutura sagital (articulación interparietal o parietoparietal).
El obelión es un punto craneométrico situado sobre la línea de la sutura sagital un poco por delante de los agujeros parietales.
El borde inferior se articula con la escama del temporal.
El borde anterior se articula con el frontal formando la sutura frontoparietal o coronal.
El borde posterior se une a la escama del occipital formando la sutura parietooccipital o lambdoidea (porque tiene forma como la letra griega lambda)

ÁNGULOS
Se describen 4 ángulos:
El ángulo anterosuperior o frontal indica la unión de las suturas sagital y coronal. Bregma es el nombre del punto craneométrico situado sobre este ángulo.
El ángulo posterosuperior u occipital indica la unión de las suturas sagital y lambdoidea. Sobre este ángulo se halla el punto craneométrico lambda.
El ángulo anteroinferior o esfenoidal. Punto craneométrico pterión.
El ángulo posteroinferior o mastoideo. Punto craneométrico asterión.

Arquitectura ósea
Es un hueso plano y comparte la estructura de los huesos de la bóveda craneal. Dos tablas de tejido óseo compacto que cubren una región media de tejido esponjoso.
Osificación
Cada hueso parietal está formado por la osificación endomembranosa de un único primordio mesenquimal fibroso que se desarrolla hacia la mitad del segundo mes de vida fetal. Este primordio se va osificando centrífugamente hasta que el depósito de hueso maduro alcanza la unión con otros huesos, produciendo la unión sutural en los extremos distales del hueso al contacto con las piezas óseas circundantes.

Articulaciones
El hueso parietal se articula mediante sinfibrosis con otros huesos craneales:
El hueso parietal contralateral: sutura sagital;
El hueso frontal: sutura coronal;
El hueso temporal
El esfenoides;
El occipital: sutura lambdoidea.

Inserciones musculares
Músculo temporal.

Hueso temporal

Cráneo Humano (lateral izquierda). El temporal, en el centro, con el orificio auditivo externo.
Temporal izquierdo (cara exocraneal). Esta vista no muestra el peñasco o porción petrosa, el hueso más complejo del cuerpo humano.
El hueso temporal es un hueso del cráneo, par, irregular, que comprende tres porciones: escamosa, mastoidea y petrosa (peñasco).
Se sitúa en los laterales del cráneo; se articula con el parietal por arriba, el occipital por detrás, por delante con el esfenoides y pómulo, por dentro y fuera respectivamente, y con la mandíbula, abajo.
Estructura externa
Está formado de tres partes:
• Parte escamosa (Porque tiene forma de escama): es una lámina delgada de gran tamaño que forma la parte anterior y superior de este hueso.
• Parte Petrosa: de forma triangular y que se encuentra entre el occipital y el esfenoides. Esta parte del hueso contiene el oído interno.
• Parte mastoidea: En esta parte existen unas células mastoideas que se encuentran separadas del encéfalo por una delgada capa de tejido óseo. Esta parte se ubica por debajo y atrás del conducto auditivo externo.
Eminencias
• Apófisis Cigomático: Se articula con el apófisis temporal del cigomático.
• Tubérculo articular: Es redondeada, se encuentra unido a la fosa mandibular.
• Apófisis mastoidea: Es una proyección redondeada que se sitúa detrás del conducto auditivo externo y constituye un punto de inserción de los músculos.
• Apófisis estiloides: Es el punto de inserción de varios músculos y ligamentos de la lengua y cuello.
Depresiones
• Conducto carotideo: Pasa la arteria carótida interna.
• Foramen yugular: Agujero por el que pasa la vena yugular.
• Fosa mandibular: Se encuentra entre la parte escamosa y petrosa.
• Conducto auditivo externo: Se comunica con el oído medio.
• Conducto auditivo interno: lo atraviesan varios nervios.
• Agujero mastoideo: lo atraviesa una vena emisaria
Función
Proteger el encéfalo y los órganos de la audición

Hueso parietal

HUESO OCCIPITAL
El hueso occipital es un hueso del cráneo, plano, impar, central y simétrico de forma romboideal con dos caras, posteroinferior y anterosuperior, cuatro bordes y cuatro ángulos.
Se encuentra en la parte posterior inferior y media del cráneo, detrás del esfenoides y encima del atlas. Se articula además con los parietales y con los temporales por los lados.

Cavidad Orbitaria

INTRODUCCIÓN

El cuerpo humano posee distintos sistemas los que en conjunto posibilitan la vida. Cada uno de ellos cumple importantísimas funciones, dentro de las cuales se encuentra la no despreciable función del sistema óseo. El sistema óseo, corresponde al esqueleto, el que no sólo cumplirá una función de armazón sino que tendrá además una función de protección de estructuras nobles, como puede ser su disposición en la configuración de la bóveda craneana o de la caja torácica, constituyendo además, unidad funcional en el aparato locomotor, permitirá que tomen inserción diversos músculos, que junto con las articulaciones obtendremos los diversos tipos de palancas de la física clásica, que permitirá los movimientos.
Al articularse los huesos de la cara entre sí y con los de la base del cráneo se originan una serie de cavidades más o menos amplias, a saber; las cavidades orbitarias, las fosas nasales, las fosas cigomáticas, las fosas pterigomaxilares y la cavidad bucal, cavidades cuya clara comprensión es necesaria para el conocimiento de las partes blandas que alojan en estado fresco.
En esta ocasión analizaremos la Cavidad Orbitaria la que aloja en su interior al globo ocular y sus anexos.

En este trabajo tendremos como objetivo comprender e identificar, claramente, las diferentes estructuras óseas de la cavidad orbitaria y también los músculos que las rodean, debemos comprender además, el funcionamiento y relación que tienen estas estructuras en conjunto y las patologías que afectan al órgano alojado en dicha cavidad.

ANATOMÍA DE LA CAVIDAD ORBITARIA

Las órbitas son dos extensas y profundas cavidades que se encuentran entre la cara y el cráneo, destinadas a alojar los globos oculares y sus principales anexos.

UBICACIÓN:

Están situadas simétricamente a cada lado de la línea media, por debajo de la cavidad craneal por encima del seno maxilar, las órbitas están separadas de las fosas nasales por las masas laterales del etmoides y el unguis. Se observa una órbita izquierda y una derecha.

FORMA Y DIMENCIONES

Cada una de las cavidades orbitarias tiene la forma de una pirámide cuadrangular hueca cuya base se dirige hacia delante y le vértice hacia atrás.
El eje mayor de la órbita es oblicuo hacia atrás y hacia adentro, prolongándose hacia el occipital, con una profundidad mas o menos de 45mm, encontrándose por detrás y por de bajo del esfenoides. El ancho de la base es en término medio de unos 40mm y su altura es aproximadamente de 35mm. La medida que separa a ambas órbitas, al nivel de la base, es por termino medio de 25mm.

Para el estudio más detallado de la cavidad orbitaria, hemos de considerar:
– la base, que corresponde a su parte anterior,
– al vértice, situado en su parte posterior
– las cuatro paredes
– los cuatro bordes o ángulos

Base
La Base de la órbita, también de nominada abertura facial o anterior de la órbita, tiene forma cuadrilátera y mide aproximadamente 40 mm de ancho y 35 mm de altura. Su contorno, llamado reborde orbitario, está constituido; por arriba, por el arco orbitario del frontal y por las dos apófisis orbitarias del mismo hueso; por fuera, por el borde superointerno del hueso malar; por abajo, por este mismo borde en su mitad externa y por el maxilar superior en la mitad interna; por dentro, por la cresta lagrimal anterior. Por encima de esta cresta, el reborde orbitario se borra en una extensión de 1 a 1.5 cm, hasta la extremidad interna del arco orbitario del frontal.
En el borde superior (reborde orbitario) de la base de la órbita se encuentran: 1)la escotadura o agujero supraorbitario, situado a 3 cm, aproximadamente de la línea media y convertida muy frecuentemente en un verdadero agujero; 2) la escotadura frontal interna, por dentro de la anterior y mucho menos marcada, llamada también fosita troclear, que presta inserción a la polea del oblicuo mayor.

Vértice
El vértice de la órbita corresponde a la porción más interna y más ancha de la hendidura esfenoidal. Se encuentra en este punto un surco estrecho cuyo labio anterior sobresale y se convierte en el llamado tubérculo infraóptico, mas o menos desarrollado según los sujetos. En el surco y en el tubérculo se inserta el tendón o anillo de Zinn.

Paredes o Caras
Las paredes o caras son cuatro: superior, inferior, externa e interna. Todas tienen forma de triángulo con la base hacia delante y el vértice hacia atrás.

1)Pared Superior o Bóveda Orbitaria:
La pared superior, de forma triangular, está formada hacia delante por la lámina horizontal del frontal y hacia atrás por el ala menor del esfenoides. Cóncava, su concavidad es más marcada en la parte anterior que en la posterior. Se encuentra en esta pared: 1) hacia delante y hacia fuera, la fosa o fosita lagrimal; 2) hacia delante y hacia adentro la fosita troclear, que presta inserción a la polea del oblicuo mayor; 3) hacia atrás, la sutura frontoesfenoidal, que articula el frontal con el ala menor del esfenoides. Esta pared corresponde al compartimento o fosa anterior de la base del cráneo y, por consiguiente, está en relación con los lóbulos frontales del cerebro. Muy gruesa en la parte anterior cerca del reborde orbitario, es extremadamente delgada en lo restante de su extensión.

2)Pared Inferior, Piso o Suelo de la Orbita:
Es también triangular, forma un plano inclinado hacia abajo, hacia fuera y hacia delante. Está constituida: hacia adelante y hacia adentro, por la cara orbitaria de la apófisis piramidal del maxilar superior; hacia adelante y hacia fuera, por la cara interna de la apófisis orbitaria del hueso malar; hacia atrás, por la carilla superior de la superficie no articular de la apófisis orbitaria del palatino.
Se encuentran en esta pared: 1) las suturas que unen el maxilar superior y el hueso malar, hacia fuera, y con la apófisis orbitaria del palatino hacia atrás; 2) el canal infraorbitario o suborbitario, el cual después de un trayecto de unos 2 cm, se transforma en un conducto completo, que conforme se ha comprobado en todos los casos estudiados, viene a abrirse en la cara por el agujero suborbitario.

3)Pared Interna:
Esta pared es muy delgada y muy frágil, casi vertical y paralela al plano sagital está sin embargo, ligeramente inclinada hacia abajo y hacia fuera. Es cuadrilátera, casi rectangular y alargada de adelante hacia atrás. Considerada de adelante hacia atrás, está formada: por la apófisis ascendente del maxilar superior, el unguis, el hueso plano del etmoides y la parte anterior de la cara lateral del cuerpo esfenoides. Desde luego vemos en esta cara las tres suturas verticales que unen entre sí estos cuatro huesos.
Luego se distingue un canal siempre muy marcado, el canal lacrimonasal, que se encuentra en la parte más anterior, inmediatamente detrás de la apófisis ascendente del maxilar superior. Este canal no es exactamente vertical, sino ligeramente oblicuo de arriba abajo, de dentro a fuera y delante atrás. Por arriba, se extiende hasta la apófisis orbitaria interna, en donde termina insensiblemente; por abajo, se continúa con el conducto nasal.
Desde el punto de su constitución anatómica, el canal lacrimonasal está formado a la vez por la apófisis ascendente del maxilar y por el unguis. Está perfectamente limitado, en su parte anterior y posterior, por dos crestas muy salientes, en las cuales vienen a insertarse los dos tendones; el directo y el reflejo; del músculo orbicular de los párpados. En su parte posterior se inserta igualmente, inmediatamente por detrás del tendón reflejo, el músculo de Horner.

4) Pared Externa:
Es la pared más gruesa y resistente de las cuatro, y corresponde a la fosa temporal. Está formada por la cara anterior del ala mayor del esfenoides, por la apófisis orbitaria del hueso malar y también por la parte más externa de la bóveda orbitaria del frontal. Es regularmente plana. Se aprecian en esta cara la sutura esfenomalar, y el orificio del conducto temporomalar.
Bordes o ángulos
Los bordes son cuatro: superoexterno, superointerno, inferoexterno e inferointerno.

1)Borde Superoexterno:
Este borde se confunde por delante con la fosita lagrimal. Más adentro encontramos la sutura frontoesfenoidal (que tiene la forma de una coma con la extremidad gruesa posterointerna) y la terminación o cola de la hendidura esfenoidal, cuya parte interna más ancha, o cabeza, constituye el vértice de la órbita. Por la hendidura esfenoidal pasan las venas oftálmicas y los nervios de la órbita, con excepción del nervio óptico.

2)Borde Superointerno:
En el borde superointerno encontramos sucesivamente, procediendo de delante atrás, las diversas suturas del hueso frontal con la apófisis ascendente del maxilar superior, con el unguis y con el hueso plano del etmoides.
En esta última sutura, sutura frontoetmoidal, encontramos los dos orificios orbitarios de los conductos etmoidales u orbitarios internos, que comunican, por otra parte, con los canales olfatorios, y que dan paso: el posterior, a la arteria etmoidal posterior y a un pequeño filete nervioso; el anterior a la arteria etmoidal anterior, así como al filete etmoidal del nervio nasal. Por último, un orifico redondo, el agujero o conducto óptico, termina este borde por la parte posterior; y este conducto lo recorren el nervio óptico y la arteria oftálmica.

3)Borde Inferointerno:
El borde inferointerno forma un ángulo muy obtuso; en ciertos sujetos está casi borrado, y en este caso la órbita representa una pirámide más bien triangular que cuadrangular. Este borde empieza por delante a nivel del orificio del conducto nasal, y a partir de este punto se encuentran: 1) la sutura del unguis con el maxilar superior; 2) la sutura del hueso plano del etmoides también con el maxilar superior; 3) la sutura del cuerpo del esfenoides con la apófisis orbitaria del palatino.

4)Borde Inferoexterno:
Esta formado en su cuarta parte anterior por la apófisis orbitaria del hueso malar. En sus tres cuartos posteriores se encuentra la hendidura esfenomaxilar. Más ancha por delante que por atrás, la hendidura esta militada por el ala mayor del esfenoides hacia arriba y por el maxilar superior hacia abajo. Su extremo anterior tiene por arriba el borde posterior de la apófisis orbitaria del malar y por abajo un gancho óseo, la espina malar, que se desprende de la apófisis piramidal del maxilar.

En la Cavidad Orbitaria alojan el globo ocular y sus músculos extrínsecos, hayandose además el aparato lacrimal, el nervio óptico etc. , todo ello envuelto en una verdadera atmósfera de tejido celular laxo o grasa periorbitaria. Esta grasa además de rellenar los espacios vacios, de gran importancia por su tamaño, que se forma detrás del globo ocular, grasa retroocular , es de importancia diagnóstica cuando pierde agua produciéndose la hipotonía típica de los globos oculares como sucede en los casos de deshidratación.
El orifico de la cavidad orbitaria queda cerrado por la existencia de unos verdaderos repliegues de piel que constituye los párpados. Para que el párpado tenga consistencia, en su espesor hayamos un cartílago que recibe el nombre de tarso.
Los tarsos presentan un borde libre que determinará la hendidura palpebral, mientras que el borde adherente de los mismos se continúa con una lámina fibrosa que se adhiere por un lado, como hemos dicho a los tarsos superior e inferior, y por el otro al reborde óseo orbitario constituyendo los ligamentos anchos o septum orbital. Los extremos de ambos tarsos, superior e inferior se unen entre sí constituyendo los ligamentos palpebrales interno y externos.
Al nivel del tarso superior podemos apreciar la inserción terminal del músculo elevador del párpado superior.

MÚSCULOS EXTRÍNSECOS DEL OJO

Si observamos el corte sagital de la cavidad orbitaria, podremos apreciar cómo el globo ocular ocupa la parte más anterior de la misma, a la cual, clásicamente se le ha venido comparando con una pirámide cuadrangular, y además observamos la existencia de los músculos extrínsecos.
Estos son el músculo recto superior; el recto inferior; el recto interno, sólo visible en parte en dicho corte; el recto externo y el oblicuo mayor. Estos músculos presentan como origen, principalmente los rectos, un tendón único que recibe el nombre de tendón o anillo de Zinn ya que el oblicuo mayor además manda expansiones para su origen al reborde del agujero óptico.
El músculo oblicuo mayor cuando alcanza el ángulo superointerno de la órbita, presenta una polea de reflexión, que le permite cambiar de dirección en ángulo recto, dirigiéndose hacia fuera y terminar insertándose en la parte superoexterna del globo ocular.
De idéntica trayectoria alrededor del globo ocular, pero situada caudalmente al mismo, se halla el otro músculo oblicuo. El oblicuo menor que se origina en el ángulo inferointerno de la órbita ve a terminar insertándose en el hemisferio inferior, exactamente en la zona más posteroexterna del mismo.

Músculos de la órbita.

La cavidad orbitaria contiene siete músculos destinados a mover el globo ocular y los párpados. Estos músculos son: el elevador del párpado superior, los músculos recto superior, recto inferior recto externo y recto interno y los músculos oblicuo mayor y oblicuo menor.
Músculo elevador del párpado superior: Es aplanado, alargado y triangular se encuentra colocado inmediatamente por debajo de la bóveda orbitaria. Se extiende desde el vértice de la órbita al párpado superior. Este músculo se inserta en la parte posterior por medio cortas fibras aponeuróticas en el periostio orbitario, por arriba del agujero óptico. Su acción es dirigir la porción tarsal del párpado superior hacia arriba y hacia atrás. La función de los fascículos orbitarios es limitar la acción del músculo.

Músculos rectos del ojo: Los músculos rectos del ojo son cuatro, se dividen en recto superior, recto inferior, recto interno y recto externo. Son aplanados, acintados, más anchos por delante que por detrás, su longitud media es de 4cm, y se extienden desde el vértice de la órbita al hemisferio anterior del ojo. Estos cuatro músculos rectos se insertan en la región del vértice de la órbita por medio de un tendón común a todas sus fibras musculares, el tendón de Zinn, el que se inserta en la parte interna de la hendidura esfenoidal y en el tubérculo infraóptico. Este tendón se dirige hacia delante ensanchándose y luego se divide en cuatro delgadas cintillas que irradian formando cuatro intersecciones tendinosas que separan el origen de los cuatro músculos rectos.
Su trayecto: Desde su inserción posterior u orbitaria, los músculos rectos divergen hacia delante al mismo tiempo que se ensanchan ligeramente. Siguen la pared correspondiente de la cavidad orbitaria hasta el ecuador del ojo y después se inclinan hacia el eje de la órbita, aplicándose sobren hemisferio anterior del ojo hasta su inserción en la esclerótica, así los 4 músculos rectos forman, por detrás del globo ocular, un cono de vértice posterior.
Acción de los músculos rectos: el recto superior hace girar al globo del ojo de manera que la cornea se dirige hacia arriba y un poco hacia adentro. El recto inferior moviliza la cornea hacia abajo y un poco hacia adentro. El recto interno la dirige hacia adentro y el recto externo hacia fuera.

Músculo oblicuo superior u oblicuo mayor: Largo reflejándose sobre si mismo, el oblicuo mayor va desde el vértice de la órbita a la parte posteroexterna del globo ocular. Hacia atrás, se inserta por medio de una lamina tendinosa corta que se confunde con el periostio orbitario, por dentro de la inserción del elevador del párpado superior, un poco por arriba y por dentro del agujero óptico. Desde este lugar el músculo se dirige hacia delante a lo largo del ángulo diedro formado por la unión de las paredes superior e interna de la órbita, por arriba del recto interno. En esta parte de su trayecto tiene la forma de un hueso alargado, que se continua con un pequeño tendón, casi cilíndrico, que inmediatamente penetra en un anillo fibrocartilaginoso implantado en la fosita troclear y que se denomina polea de reflexión dl oblicuo mayor. Al salir de este anillo, el tendón se refleja formando un ángulo agudo y se dirige hacia fuera, hacia abajo y hacia atrás. Pasa por debajo del recto superior, enrollándose sobre el globo ocular y abriéndose en abanico, antes de insertarse en la parte superoexterna del hemisferio posterior del ojo. La línea de inserción escleral forma una curva cuya convexidad mira hacia atrás y hacia fuera.

Músculo oblicuo inferior u oblicuo menor: Es un músculo aplanado y acintado, enrollado sobre la parte inferoexterna del globo ocular. Es el único músculo de la órbita que no se origina en el fondo de la cavidad orbitaria, él nace por medio de fibras tendinosas cortas del piso de la órbita, inmediatamente por fuera del orificio superior del conducto nasal. Se dirige hacia afuera y hacia atrás, pasa por debajo del músculo recto inferior y se enrolla en el globo del ojo hasta su inserción escleral. Esta inserción se realiza por medio de una lamina tendinosa muy corta en la parte inferoexterna del hemisferio posterior, siguiendo una línea curva, convexa hacia arriba. La inserción escleral esta cubierta por el músculo recto externo.
Acción de los músculos oblicuos: El oblicuo mayor hace girar el ojo de tal manera que la cornea se dirige hacia abajo y hacia fuera. El oblicuo menor dirige la cornea hacia arriba y hacia fuera.

Movimientos del globo ocular

El globo del ojo esta firmemente retenido por las aletas de la cápsula de Tenon y por lo tanto no se desplaza verdaderamente dentro de la órbita; tiene solo movimientos de rotación alrededor de tres ejes que se cortan en el centro del globo.
La acción de los músculos esta determinada por la posición de su línea de acción, que es la línea que une su inserción fija a su inserción escleral. Cada músculo puede hacer girar al ojo alrededor de uno o de varios ejes.
Entre los seis músculos motores del globo el recto interno y el recto externo son los que tienen una sola acción, hacen girar al globo alrededor de su eje vertical.
El recto interno es aductor: lleva la pupila hacia adentro; el recto externo es abductor: dirige la pupila hacia fuera.
El recto superior se dirige hacia delante y hacia fuera, pasa por arriba del eje transversal del ojo, tira de la esclerótica hacia atrás y eleva la pupila; pasa por dentro del eje vertical y lleva la pupila hacia adentro y también provoca una rotación hacia adentro.
El recto inferior su contracción produce el abatimiento de la pupila y es también aductor y rotador hacia adentro.
El oblicuo mayor, después de atravesar su polea de reflexión, se dirige a la parte posteroexterna y superior del ojo. Le proporciona a la pupila un movimiento de abducción y también hace girar el ojo hacia adentro.
El oblicuo menor también es abductor y rotador hacia adentro, pero como esta situado por debajo del eje transversal, es elevador.
Parálisis del músculo orbicular del ojo:
Aquí ocurre una lesión del nervio facial (NC VII), el cual provoca que los párpados no se pueden cerrar. En la parálisis del nervio facial, no se produce la oclusión palpebral y desaparece el parpadeo protector de los ojos. En consecuencia, no se lava córnea con las lágrimas.

CONCLUSIÓN
Después del acabado estudio de la Cavidad Orbitaria podemos concluir que no solo sirve de elemento de soporte del globo ocular y sus anexos sino que también sirve como medio de protección.
También podemos inferir que la Cavidad Orbitaria no solo se haya ocupado por el globo ocular, sino que en ella hallamos elementos musculares que están al servicio de la movilidad de dicho globo ocular; músculos que reciben el nombre genérico de extrínsecos.
A través de las investigaciones que realizamos pudimos observar, que las enfermedades o patologías más frecuentes de globo ocular en la población son: Miopía, astigmatismo, presbicia y estrabismo infantil.
http://www.marin,esc,edu.ar/2001/egb2/ums/c/page3.html/

HUESO CIGOMÁTICO
Los huesos cigomáticos (también llamados malares) forman los pómulos de la cara y parte de las órbitas y presentan una saliente o proceso cigomático que se une hacia atrás con el proceso cigomático del hueso temporal. Se articulan con el temporal, la maxila (maxilar superior) y el esfenoidal (esfenoides).

MAXILAR INFERIOR
El maxilar inferior (o mandíbula) es uno de los huesos de la cara, plano, impar, central y simétrico, en forma de herradura, formado por la unión de dos huesos que forman una hendidura llamada apófisis mentoniana. Situado en la parte inferior y anterior de la cara, constituyendo por sí sola la mandíbula. El Estomatólogo (u Odontólogo) es el especialista encargado de estudiar su anatomía, estructura y procesos patológicos.
Se articula con los dos huesos temporales y contacta con el maxilar superior. Constituidos por dos caras, anterior y posterior; dos bordes y dos extremidades laterales o ramas con dos caras, interna y externa, y cuatro bordes cada una.
Cada rama de la mandíbula presenta en su extremo superior una apófisis coronoides, que sirve de inserción para el músculo temporal, y el cóndilo mandibular, que articula con la cavidad glenoidea del hueso temporal.
Maxilar superior
El hueso maxilar superior (Maxilia) es un hueso de la cara, par, corto y compacto, de forma irregular cuadrilátera, con dos caras, interna y externa, cuatro bordes y cuatro ángulos.
Se encuentra en el centro de la cara, debajo del frontal y del etmoides. Se articula con estos huesos y con el maxilar superior del otro lado, pómulo, unguis, hueso propio de la nariz, vómer y cornete inferior. El maxilar superior mantiene implantados a los dientes de la arcada superior.
Palatino (hueso)
El hueso palatino (Os palatinum) es un hueso de la cara, par, corto y compacto de forma irregular, consta de dos porciones, horizontal y vertical, con dos caras y cuatro bordes cada una de ellas.
Se sitúa detrás del maxilar superior; se articula con éste, con el palatino del lado opuesto, con el esfenoides, etmoides, cornete inferior y vómer.

Hueso propio de la nariz
El hueso propio de la nariz (Os nasale) es un hueso de la cara, par, corto y compacto, en forma cuadrilátera, con dos caras, anterior y posterior, y cuatro bordes
Se encuentra entre el frontal y la apófisis ascendente del maxilar superior. Se articula con estos y con el etmoides y con el homónimo del otro lado. Es indispensable para el movimiento…
Unguis
El hueso unguis o lagrimal es un hueso de la cara. Es una pequeña lámina ósea, compacta, cuadrilátera, con dos caras, externa e interna, y cuatro bordes.
La cara externa lleva un cresta vertical o cresta lagrimal posterior, que se termina inferiormente por una apófisis en forma de gancho(hamulus lagrimalis). Esta apófisis integra el orificio superior del conducto nasal. La cara externa se halla dividida en dos porciones por la cresta lagrimal. La posterior es plana y se cotinúa con la lámina papirácea del etmoides, mientras la anterior es acanalada y contribuye a formar el canal lacrimonasal. La mencionada cresta sirve de inserción al tendón reflejo del músculo orbicular de los párpados. Se encuentra en la parte anterior de la cara interna de la órbita ocular, entre el hueso maxilar superior, frontal y el etmoides. Se articula además con el cornete inferior.
Vómer
El vómer es un hueso de la cara, de forma laminar, cuadrilátera compacta, impar y central. Situado en la parte posterior de las fosas nasales, cuyo tabique constituye. Se articula con el hueso esfenoides y el etmoides por arriba, y con los palatinos y maxilar superior por abajo. Es uno de los componentes del tabique nasal, que divide la nariz en fosas nasales izquierda y derecha.
Cornete inferior
El hueso cornete inferior (Concha nasalis inferior) es una lámina ósea compacta, con dos caras, interna y externa, dos bordes y dos extremos.
Se encuentra en la porción inferior de las fosas nasales. Se articula con el etmoides y maxilar superior por arriba, con el unguis por delante y con el palatino por detrás

ANATOMÍA NASAL
________________________________________
La pirámide nasal o nariz está conformada por dos paredes laterales que se proyectan desde la cara y que se unen anteriormente en el dorso de la nariz. Hacia cefálico el dorso se continúa con la raíz de la nariz y la frente, mientras que hacia caudal termina en el ápice. Las paredes laterales de la nariz están formadas por el hueso nasal y el proceso nasal del hueso maxilar superiormente, y por cartílago y tejido fibroadiposo inferiormente. Inferiormente y entre las paredes divergentes de la nariz, se encuentran dos orificios o narinas, separados en la línea media por cartílago septal.
La parte ósea que forma la parte superior de la nariz puede ser fracturada en forma directa (fractura de los huesos propios) o a través de injurias en la parte central de la cara.
La parte cartilaginosa que se ubica en posición inferior es de menor riesgo frente a traumas cerrados por su estructura elástica, pero está en riesgo frente a laceraciones y heridas a bala.
La posición, forma y propiedades del hueso y cartílago de la nariz determinan considerablemente la forma y armonía de la cara y de la función de la cavidad nasal.
La irrigación de la nariz externa está dada por:
1. arteria facial y ramas
2. arteria nasal dorsal que se origina de la arteria oftálmica
Es clínicamente importante el conocer la vena angular, ya que se puede producir una tromboflebitis secundaria a un furúnculo del labio superior o de la nariz, pudiendo expandirse a través de la vena oftálmica al seno cavernoso provocando una trombosis de éste.
Su inervación sensorial es de la I y II rama del trigémino y la inervación motora de los músculos por el nervio facial.
Cavidad Nasal
El interior de la nariz puede ser dividida por el septum nasal en dos cavidades, que se extienden desde las narinas anteriormente, hasta las coanas posteriormente, continuándose desde allí con la nasofaringe. Usualmente ambas cavidades son de diferente tamaño.
Cada lado a su vez puede ser dividido en el vestíbulo nasal y la cavidad nasal propiamente tal. El vestíbulo nasal es la porción más anterior, limitada lateralmente por el ala de la nariz y medialmente por la porción más anterior del septum. El vestíbulo está recubierto por epidermis que contiene pelos (vibrisas) y glándulas sebáceas. Este último es el único sitio posible de origen de los furúnculos nasales. La pared medial del vestíbulo nasal encierra el soporte de la estructura de la parte anterior del septum cartilaginoso y tejido conectivo del septum, llamada columela. El techo del vestíbulo esta formado por cartilago alar, ya que su crura medial se extiende en la columela y su parte lateral da soporte a la pared externa del vestíbulo. Así los cartílagos alares determinan la forma de la punta nasal y el grado de apertura de ella. Es por esto que esta área es un parte importante en la rinoplastía.
La cavidad nasal propiamente tal posee paredes laterales, mediales, techo y piso. La pared medial, formada por el septum, es vertical, mientras que la pared lateral se inclina hacia medial superiormente. De este modo, el piso de la cavidad nasal es más ancho que el techo. El techo posee las porciones frontonasal anterior, central (formada por la placa cribiforme del hueso etmoides) y esfenoidal posterior. Las células nerviosas del epitelio olfatorio se encuentran en la mucosa del techo de la cavidad nasal, el cornete superior y la porción más superior del septum. Desde allí las fibras nerviosas pasan a través de la placa cribiforme al bulbo olfatorio. El resto de la mucosa constituye la porción respiratoria de la mucosa nasal. Ésta se adhiere firmemente al periostio y pericondrio subyacente, y posee una rica irrigación y anastomosis arterio-venosas, especialmente en el cornete inferior, lo que permite un rápido entibiamiento y humidificación del aire inspirado (ya que el aire inspirado viaja mayoritariamente por el meato inferior).

Esquema pared lateral nariz

El piso de la cavidad nasal está formado, desde anterior a posterior, por el proceso palatino del hueso maxilar, la porción horizontal del hueso palatino y el paladar blando. La pared medial está constituída por el septum o tabique nasal, cuya porción anterior es cartilaginosa y la posterior es ósea. El septum puede presentar desviaciones o también espolones.
La pared lateral de la cavidad nasal presenta tres proyecciones óseas o cornetes: superior, medio e inferior. Los cornetes superior y medio son parte del hueso etmoidal, mientras que el cornete inferior es un hueso independiente. Los cornetes se curvan hacia inferior y lateral determinando tres túneles en sentido antero-posterior, denominados meatos superiores, medio e inferior. El meato superior es el más pequeño, mientras que el inferior es el mayor. En la porción más anterior del meato inferior se encuentra la llegada del conducto nasolacrimal. En la pared lateral del meato medio se pueden apreciar varias estructuras:
• la bula etmoidal, que es una proyección redondeada que corresponde a las celdillas etmoidales medias
• hiato semilunar, surco ubicado por debajo de la bula etmoidal
• apófisis unciforme, parte del hueso etmoidal en relación infero-medial al hiato semilunar

Diferentes senos paranasales drenan al meato medio. El seno maxilar, a través del infundíbulo, drena al hiato semilunar. El seno frontal drena a la porción más anterior del hiato semilunar. Las celdillas etmoidales anteriores drenan cerca de la bula etmoidal al meato medio, mientras que las celdillas etmoidales medias drenan a través de la bula etmoidal o posterior a ella.
El meato superior es pequeño, y a él drenan las celdillas etmoidales posteriores. En situación postero-superior al cornete superior se encuentra receso esfeno-etmoidal, sitio de drenaje del seno esfenoidal.

HUESO ESFENOIDES

Cara posterior de un hueso esfenoidal de un recién nacido.
El hueso esfenoides es un hueso que forma parte de la estructura interna profunda de la cara (fosas nasales) y de la base del cráneo. En él se encuentra la silla turca donde se aloja la hipófisis. Para su estudio, puede sistematizarse en cuatro partes: cuerpo, alas mayores, alas menores y apófisis pterigoides.
Importancia del esfenoides en la evolución humana
Estudios recientes sugieren la hipótesis según la cual los cambios (por mutación) de la posición del esfenoides han implicado transformaciones en la capacidad cerebral y, transitivamente, avances en las capacidades cognitivas e intelectuales.
Dentro de la línea filogenética que desemboca en el Homo Sapiens Sapiens se periodizan las siguientes etapas:
• Hace 60 millones de años los prosimios tenían un esfenoides horizontal y plano como la inmensa mayoría de los demás animales con cerebro.
• Hace unos 40 millones de años, en los simios el esfenoides tenía una primera inclinación hacia abajo lo cual permitía un aumento de la capacidad encefálica. Los lóbulos occipitales obtuvieron más espacio y así se logró un perfeccionamiento de la visión estereoscópica y probablemente de la memoria visual.
• Hace menos de 12 millones de años se produjo una nueva inclinación hacia abajo, esto en la línea evolutiva dio origen a los antropoides, lo cual implica un cerebro aún mayor en proporción al resto del cuerpo.
• Hace unos 6 millones de años, con los Australopithecus, la inclinación del esfenoides se volvió a acentuar, y con ello se incrementó la capacidad neurocraneal.
• Hace 2 millones de años se produjo la misma inclinación hacia abajo del esfenoides, coincidiendo con un total bipedismo. Tal bipedismo, supone la necesidad de un cerebro voluminoso con redes neuronales complejas como para mantener esa posición opuesta a la gravedad. Es también probable que esa nueva posición del esfenoides permitiera un habla rudimentaria, cuyos fonemas eran chasquidos y tonos guturales.
• Entre 200.000 y 160.000 años atrás el esfenoides obtuvo la inclinación que se encuentra en el Homo Sapiens Sapiens. Este hecho coincide con un aumento de la capacidad cerebral, (en especial de los lóbulos frontales) y una mayor irrigación sanguínea para el cerebro.

HUESO ETMOIDES

Cráneo humanoEl hueso etmoides (os ethmoidale PNA) es un hueso del cráneo, corto y compacto, central, impar y simétrico compuesto por una lamina vertical y media, una lámina horizontal perpendicular a la primera y dos masas laterales. Es un hueso de superficies muy anfractuosas y con numerosas cavidades (celdillas etmoidales).

Se encuentra en la escotadura etmoidal del hueso frontal y delante del esfenoides. Se articula con estos y con los palatinos por detrás, con el hueso propio de la nariz por delante, con el maxilar superior y unguis por fuera y con el vómer por debajo.

Huesos de la extremidad superior.

El tejido óseo es un tejido vivo, que desempeña diferentes e importantes funciones:

– Sostén.

– Palanca.

– Protección.

– Hematopoyética.

– Depósito.

Existen distintos criterios para poder clasificar a los huesos, así tenemos:

Por su osificación pueden ser membranosos o cartilaginosos.

Por su forma (no por su tamaño) pueden ser largos, cortos, planos, irregulares.

Por su esqueleto puede ser axial (cráneo, columna vertebral y jaula torácica) y apendicular (los huesos del miembro superior e inferior).

En el miembro superior se encuentran los siguientes huesos:

1.- La clavícula: tiene la forma de S itálica, con una mitad interna cilíndrica y una mitad externa aplanada, es el único hueso de osificación membranosa, expuesto a las fracturas, en él podemos distinguir el canal subclavio, la rugocidad para el ligamento conoide y trapezoide.

2.- La escápula u omóplato, es un hueso aplanado, de forma triangular, con una cara anterior y posterior, con 3 bordes (superior, interna o espinal y externa o axilar), la cara anterior es excavada y presenta la fosa subescapular, la cara posterior presenta la espina de la escápula la cual divide este espacio en una fosa supra espinosa y otra fosa infra espinosa, en el borde superior se distingue la escotadura coracoidea y la apófisis coracoides. La espina de la escápula se prolonga hacia adelante con el acrómion. En la parte externa se identifica a la cavidad glenoidea, la tuberosidad supraglenoidea y la tuberosidad infraglenoidea.

3.- El húmero, es un hueso largo, como tal nos presenta una epífisis proximal, otra epífisis distal y la diáfisis. En la epífisis proximal se identifica la cabeza, el cuello anatómico y el cuello quirúrgico, hacia adentro el troquín y hacia afuera el troquiter, la cresta subtroquiteriana y la cresta subtroquiniana, entre ambas la corredera bicipital, que alberga al tendón largo del biceps. La epífisis distal presenta al cóndilo y el epicóndilo, la troclea y la epitroclea, la fosita coronoidea, la fosita radial y la fosa olecraneana. Ala altura de la diáfisis se encuentra el canal de torción que alberga al nervio radial,ypor encia a la V deltoidea.

4.- El radio, es otro hueso largo, la epífisis proximal presenta la cabeza, el cuello, el rodete, la cúpula y la tuberosidad bicipital. En la epífisis distal destaca la apófisis estiloides del radio. En la diáfisis se observa al borde interoseo.

5.- El cúbito, tambien es un hueso largo, en la epífisis proximal presenta el olécranon y la apófisis coronoides, la cavidad sigmoidea mayor y menor, la tuberosidad cubital. En la epífisis distal se encuentra la apófisis estiloides del cúbito. En la diáfisis se distingue el borde interoseo del cúbito.

6.- Los huesos del carpo, que son 8 huesos, en la fila proximal se encuetra el escafoides, semilunar, piramidal y pisifiorme, en la fila distal el trapecio, trapezoide, hueso grande y hueso ganchoso.

7.- Los metacarpeanos, que son 5 huesos, empezandose a numerar a partir del dedo pulgar.

8.- Las falanges, tres falanges para cada dedo (proximal, intermedia y distal), excepto para el pulgar que presenta solo dos falanges (proximal y distal).

Región del Hombro

La región del hombro se va a subdividir en tres:

– Región axilar.

– Región escapular.

– Región deltoidea.

Región Axilar

Esta región tiene la forma de pirámide cuadrangular, de base inferior y vértice truncado superior, con cuatro paredes (anterior, posterior, interna y externa), esto es lo que constituye el continente o límites de la región.

La pared anterior presenta como planos anatómicos a la piel, tejido muscular subcutaneo en regular cantidad, la aponeurosis, el músculo pectoral mayor y menor, la aponeurosis clavicoracoaxilar.

La pared posterior presenta al músculo subescapular.

La pared interna está conformada por la parrilla costal y el músculo gran serrato.

La pared externa está dada por la articulación escápulo humeral.

El contenido de la regón lo conforma la arteria axilar, vena axilar, los troncos nerviosos secundarios del plexo braquail, ganglios linfáticos y grasa.

La arteria axilar tiene como límites por arriba la clavícula y por debajo el borde inferior del músculo pectoral mayor, sus ramas son: la torácica superior, el tronco acromiotorácico, la torácica inferior o mamaria interna, la subescapular y el tronco circunflejo.

Los troncos secundarios del plexo braquial son:

– El tronco antero externo: sus ramas principales son el nervio músculo cutaneo y raíz externa del nervio mediano.

– El tronco antero interno: sus ramas principales son el nervio cubital, braquial cutaneo interno, accesorio del braquial cutaneo interno y la raíz interna del nervio mediano.

– El tronco posterior: sus ramas principales son el nervio circunflejo y el radial.

Región Escapular

Presenta como primer plano a la piel, que es gruesa, luego el tejido celular subcutaneo muy denso, la aponeurosis, los musculos supra espinoso, infra espinoso, el redondo mayor y redondo menor.

En esta región se forma el triángulo de los redondos, dado por el redondo mayor, redondo menor y el húmero, este triángulo es atravezado por la porción larga del triceps dividiendolo en dos espacios, el cuadrilátero humero tricipital cuyo contenido es el paquete vásculo nervioso circunflejo y el triángulo omotricipital que contiene a la arteria subescapular y sus venas satélites.

Región Deltoidea

Presenta la piel gruesa, abundante tejido celular subcutaneo, la aponeurosis, el músculo deltoides con sus dos facículos, el clavicular y escapular, el plano óseo dado por el humero, y el paquete vásculo nervioso circunflejo.

El Brazo

El primer plano dado por la piel, debajo se encuentra el tejido celular subcutaneo en regular cantidad, en este plano se reconoce el surco deltopectoral en el que se aloja la vena cefálica, en la cara interna se ubica la vena basílica

El estuche aponeurótico delimita dos compartimentos:

a) Compartimento Anterior.- En el se encuentran 3 músculos, el biceps braquial (con su porción larga y porción corta), el coracobraquial y el braquial anterior.

También se encuentran un paquete vásculo nervioso:

– Hacia adentro el formado por la arteria humeral, el nervio mediano y las venas satélites.

b) Compartimento Posterior.- Se ubica un solo músculo, el triceps braquial con sus tres porciones, el vasto interno, vasto externo y la porción larga.

En este espacio se encuentra dos paquetes vásculos nerviosos formado por:

– Hacia adentro el formado por la colateral interna superior, el nervio cubital y las venas satélites.

– Hacia afuera el formado por la colateral externa o humeral profunda, el nervio radial y las venas satélites.

La arteria humeral que recorre el brazo, presenta tres ramas importantes, la colateral interna superior e inferior y la colateral externa.

El Codo

En su cara anterior se reconoce un espacio llamado la fosita cubital, cuyos límites son:

– Por dentro el músculo pronador redondo.

– Por fuera el músculo supinador largo.

– En el fondo el múscilo braquial anterior.

– Cerrando el espacio una aponeurosis llamada laserto fibroso.

El contenido de este espacio está dado por el tendón del biceps, por dentro la arteria humeral y el nervio mediano.

En la cara posterior destaca el canal epitrocleo olecraneano donde se encuentra el nervio cubital.

El Antebrazo

Debajo del la piel, en el tejido celular subcutaneo se encuentran las venas superficiales: la vena radial, la cubital y la mediana.

El manguito aponeurótico divide a la región en tres compartimentos
Compartimiento antero externo

Presenta los siguientes músculos:

– Primer plano: supinador largo.

– Segundo plano: primer radial y segundo radial.

– Tercer plano: supinador corto

Compartimiento antero interno

Presenta los siguientes músculos:

– Primer plano: pronador redondo,palmar mayor, palmar menor, cubital anterior.

– Segundo plano: flexor común superficial de los dedos.

– Tercer plano: flexor comúprofundo de los dedos y el flexor propio del dedo pulgar.

– Cuarto plano: pronador cuadrado.

Compartimiento posterior

Presenta los siguientes músculos:

– Primer plano: anconeo, cubital posterior, esternsor común de los dedos y el extensor propio del dedo meñique.

– Segundo plano: Abductor largo del pulgar, extensor largo del pulgar, extensor corto del pulgar, extensor propio del índice.

La Muñeca

En la región anterior se reconoce la presencia del tunel del carpo, que contiene a los tendones de los flexores de la mano y al nervio mediano. En la región posterior se encuentran seis correderas:

– Primera corredera: contiene al abductor largo del pulgar y al extensor corto del pulgar.

– Segunda corredera: contiene al primer radial y segundo radial.

– Tercera corredera: contiente al extensor largo del pulgar.

– Cuarta corredera: contiene al extensor común de los dedos y al extensor propio del índice.

– Quinta corredra: contiene al extensor del meñique.

– Sexta corredera: contiene al cubital posterior.

La Mano

En la región de la mano se distingue la región palmar y el dorso de la mano.

En la región palmar presenta como primer plano la piel, gruesa con abundancia de glándulas sudoriparas y presenta los surcos palmares, debajo de este plano se ubica la aponeurosis palmar, en un plano mas profundo se observan tres compartimentos:

La región tenar, que contiene al abductor corto del pulgar, aductor del pulgar, flexor y oponente del pulgar.

La región hipotenar, que contiene al músculocutaneo, aductor del meñique, flexor y oponente del meñique.

El hueco de la mano, contiene a los tendones flexores de la mano y entre ellos a los músculos lumbricales, mas profundamente estún los interoseos palmares.

En el dorso de la mano se nota la piel delgada, debajo escaso tejido celular subcutaneo, en donde se ubican la venas del dorso de la mano, mas profundamente están los tendones de los extensores de la mano, luego los interoseos dorsales.

Clase No. 3 (16-3-07)

Huesos del Miembro Inferior

Estos huesos forman parte del esqueleto apendicular, está formado por la cintura pélvica (iliaco y sacro), el femur, la tíbia, el peroné, los huesos del tarso, los metatarsianos y las falanges.

Iliaco o Coxal

Es un hueso de forma irregular, en el cual se pueden identificar diferentes estructuras, tal como la cresta iliaca, la espina iliaca antero superior, la espina iliaca antero inferior, la espina iliaca postero superior, la espina iliaca postero inferior, la espina ciática, la espina del pubis.

Se observa un orificio que corresponde al agujero obturador, el cual está cerrado por la membrana obturatriz, dejando un pequeño espacio a nivel del canal subpúbico por donde transita el paquete vásculo nervioso obturatriz, colindantementese el encuetra el acetábulum o cavidad cotiloidea (sus partes son la cresta, la superficie semilunar, el fondo y la escotadura) y por su cara interna se corresponde con la lámina cuadrilátera.

Se distingue al pubis con sus parte; cuerpo, rama horizontal y la rama isquiopúbica. Observar la tuberosidad isquiática, la escotadura ciática mayor y la escotadura ciática menor, la linea innominada o arcuata, la linea ileopectinea,la cresta pectinea.

El Femur

Es un hueso largo, presentala epífisis proximal donde se encuentra la cabeza, el cuello, la fosita para el ligamento redondo, el trocanter mayor y trocanter menor, la fosita trocanteria, la cresta intertrocanteria y la linea intertrocanteriana.

En la epífisis distal se encuetra el cóndilo y epicóndilo interno, el cóndilo y epicóndilo externo, la fosita intercondilea, la superficie triágular, rotuliana y poplitea.

En la dáfisis se distingue la linea áspera.

La tíbia

Tambien es un hueso largo, en la epífisis proximal presenta la tuberosidad interna, externa y anterior, la cavidad glenoidea interna y externa, la espina de la tibia, el espacio pre espinoso y post espinoso.

El la epífisis distal se encuentra el maleolo interno o tibial y la superficie para el astrágalo.

En la diáfisis se nota el borde anterior de la tibia.

El Peroné

Es un hueso largo, el la epifisis proximal se reconoce la cabeza, el cuello y la apófisis estiloides.

En la epífisis distal se encuentra el maleolo externo o peroneo.

Huesos del Tarso

Son siete: el astrágalo, calcaneo, escafoides, cuboides y las tres cuñas o cuneiformes.

Los metatarsianos

Son cinco y se empiezan a numerar a partir del dedo gordo del pié.

Las Falanges

Son tres para cada dedo, proximal, intermedia y distal con excepción del dedo gordo que presenta solo dos, la proximal y la distal.

La Región Glútea

Presenta como primer plano la piel que es gruesa con abundancia de glándulas sudoríparas, debajo se encuentra el tejido celular subcutaneo en gran cantidad, luego está el plano músculo aponeurótico, en el que se encuentran numerosos músculos: el glúteo mayor, el glúteo menor, el piramidal, el tendón del obturador interno, el gémino superior y el gémino inferior, el cuadrado crural.

Es importante destacar las relaciones que nos presenta el músculo piramidal, en su borde superior se encuentra el paquete vásculonervioso glúteo superior, en el borde inferior presenta los paqutes vásculonervioso glúteo inferior y pudendo interno, ademas del nervio ciático

La Regió Inguinal

También se le denomina inguinocrural, en esta región se nota la presencia del ligamento inguinal o arco crural, del cual se desprende hacia abajo el ligamento iliopectíneo, dividiendo a la región en dos compartimentos.

El que está hacia afuera está ocupado por el músculo psoas iliaco y el nerio crural.

El compartimento interno presenta a la arteria femoral, la vena femoral, los ganglios de Cloquet y la aponeurosis de Gimbernat.

Clase No. 4

Región del Muslo

La piel de esta región es gruesa, poblada de vellos principalmente en el hombre, debajo de la piel se encuentra abundante tejido celular subcutaneo, principalmente en la mujer, en el se puede identificar a la vena safena interna, que en el tercio superior, antes de profundizarse, recibe la afluencia de varias ramas colerales, como son: la circumfleja iliaca externa, la subcutanea adbominal, la epigástrica superficial, la pudenda externa, la safena accesoria, las que en conjunto forman la llamda estrella de Scarpa.

El manguito aponeurótico ha de formar tres compartimentos.

Compartimento anterior

Presenta los siguientes músculos: psoas iliaco, pectineo, sartorio, tensor de la fascia lata, cuadriceps ( con sus cuatro porciones, recto anterior, vasto interno, vasto externo y crural).

Compartimiento Interno

Tambien llamado el compartimento de los aductores, pues presenta al aductor mayor, aductor menor y aductor mediano, ademas presenta al recto interno

Compartimento posterior

Presenta tres músculos, hacia a dentro al semitendinoso y semimembranoso, hacia afuerea el biceps crural con sus dos porciones, la porción larga y la porción corta.

En la cara interna se puede observar una estructura denominada la pata de ganzo, formada por los tendones del sartorio recto interno y semitendinoso.

Región de la Rodilla

En su cara anterior se obseva la `piel gruesa, agrietada, acondicionada a la fricción, debajo de la cual se puede palpar la rótula (hueso sesamoideo).

En su cara posterior se aprecia en espacio de forma romboidal denominado el hueco popliteo, cuyos limites son:

– Arriba y adentro, el semitendinoso y semimembranoso.

– Arriba y afuera, el biceps crural.

– Abajo y adentro, el gemelo interno.

– Abajo y afuera, el gemelo externo

Este espacio contiene a la arteria y vena poplitea y al nerivio ciático, ademas de abundante grasa.

Región de la Pierna

El primer plano presenta la piel cubierta de vellos principalmente en los varones, debajo se encuentra tejido celular subcutaneo, mas abundante en la región posterior, principalmente en las mujeres, en este plano ubicaremos a la vena safena interna (delante del maleolo interno) y por fuera a la vena safena externa (detras del maleolo externo).

La aponeurosis divide a la pierna en tres compartimentos:

Compartimiento anterior

Presenta los siguientes músculos:

– Extensor común de los dedos.

– Extensor propio del primer dedo.

– Tibial anterior.

– Peroneo anterior.

Compartimiento externo

Presenta los siguientes músculos:

– Peroneo lateral largo.

– Peroneo lateral corto.

Compartimento posterior

– Tricep sural: con sus tres porciones, el gemelo interno, gemelo externo y el

sóleo

– Plantar delgado.

– Flexor común de los dedos.

– Flexor propio del primer dedo.

– Tibial posterior.

Detras del maleolo interno se encuentran 4 correderas cuyo contenido es:

– Primera corredera: tibial posterior.

– Segunda corredera: flexor común de los dedos.

– Tercera corredera: paquete vásculo nervioso tibial posterior.

– Cuarta corredera: flexor propio del dedo gordo.

Detras del maleolo externo se encuentran dos correderas:

– Primera corredera: peroneo lateral largo.

– Segunda corredera: peroneo lateral corto.

Región del Pié

En esta region se distingua la región plantar y la región dorsal.

En la región plantar se observa una piel gruesa y con abundancia de glándulas sudoríparas, debajo de esta se encuentra la aponeurosis plantar.

En el plano músculo cutaneo se reconocen tres compartmentos.

Compartimento interno

– Aductor del primer dedo.

– Flexor corto del prumer dedo.

– Flexor largo del primer dedo
Compartimento externo

– Abductor del quinto dedo.

– Flexor corto del quinto dedo.

– Oponente del quinto dedo.

Compartimento medio

– Flexor corto plantar

– Cuadrado plantar.

– Lumbricales.

– Abductor del primer dedo.

– Interóseos plantares.

En la región del dorso del pié se encuentra la piel delgada, luego escaso tejido celular subcutaneo, debajio en músculo peroneo anterior. Luego los tendones de los extensores, finalmente los interóseos dorsales.
La Jaula Torácica

La jaula torácica está formada por el esternón, las costillas y la columna vertebral.
El Esternón

Es un hueso plano, está compuesto por tres partes:

a) El mango o manubrio: presenta la orquilla del esternón, las carillas articulares para la clavícula y las carillas articulares para la primera costilla y las hemicarillas para la segunda costilla.

b) El cuerpo: presenta cinco carillas y media a cada lado para las restantes costillas verdaderas.

c) Apéndice xifoides: inicialmente de consistencia cartilaginosa y se va osificando conforme transcurre el tiempo.

La Costilla

Son huesos planos y encurvados, en él se reconocen varias estructuras:

– La cabeza: presenta dos carillas articulares para el cuerpo de las vertebras, excepto la 10, 11 y 12 costilla.

– El cuello.

– La tuberosidad costal, que se articulará con la apófisis transversa.

– El ángulo de la costilla.

– El cuerpo.

– Borde superior.

– Borde inferior, que presenta el canal subcostal donde se aloja el paquete vásculo nervioso intercostal.

Las costillas se clasifican en : 7 pares de verdaderas, 3 pares de falsas y dos pares de flotantes.

La Vértebra

Son huesos irregulares, se están clasificando en: 8 cervicales, 12 torácicas o

dorsales, cinco lumbares, 5 sacras (que se fusiionan formando el sacro) y el coxis (la fusión de 2 a 3 vértebras rudimentarias).

La mayoria de vértebras presentan carcaterísticas generales comunes, tal como un cuerpo cilíndrico, las apófisis transversas, la apófisis espinosa, el agujero vertebral.

Las vertebras tambien nos presentará características diferenciales o regionales.

Las vertebras tambien nos presentará características diferenciales o regionales.

Cervical Torácica Lumbar
Cuerpo vertebral pequeño mediano grande
Agujero vertebral triangular circular triangular
Apof. Transv. Bituberosa Si No No
Carilla costal No Si No
Agujero transverso Si No No
Apof. Esp. Bífida Si No No
Apof. Esp. Punteaguda No Si No
Apof. Esp. Cuadrilatera No No Si
Carilla articular horizontal oblicua vertical
Lámina rectangular cuadrada rectangular

Algunas vértebras presentan características especiales, la como:

1.- La primera vértebra cervical se denomina Atlas, se caracteriza por no tener cuerpo, presenta un arco anterior y otro posterior, una tuberosidad anterior y otra posterior, en la cara interna del arco anterior se encuentra la carilla articular para la apófisis odontoides.

2.- La segunda vértebra cervical es el axis, se caracteriza por presentar la apófisis odontoides.

3.- La sexta vértebra cervical presenta un tubérculo anterior prominente que se denomina Tubércuculo de Chasseinag o carotídeo.

4.- La séptima vértebral cervical no tiene agujero transverso y su apófisis espinosa es grande y tiende a ser horizontal.

Los Músculos del Dorso

La jaula torácica está recubierta de musculos que conforman distintos grupos:

Músculos de cubierta

– Trapecio.

– Dorsal ancho.

– Serrato menor.

Músculos erectores de la columna

– Epiespinoso.

– Dorsal largo.

– Sacrolumbar.

Músculos transverso espinoso

– Semiespinoso.

– Multífido.

– Rotadores.

Músculos Segmentarios

– Intertransversos.

– Interespinosos.

Músculos suboccipitales

– Recto posterior mayor de la cabeza.

– Recto posterior menor de la cabeza.

– Oblicuo mayor de la cabeza.

– Oblicuo menor de la cabeza.

Músculos intercoostales

– Intercostal externo.

– Intercostal medio.

– Intercostal interno.
La Mama

Las mamas se forman a partir de la cresta mamaria, logrando desarrolarse en la mujer, alcanzando el maximo desarollo durante la lactancia, en el hombre no se completa el desarrollo.

Tienen diferente formas y tamaños, según las edades y rasgos étnicos, en la parte central se encuentra el pezón que es un tejido erectil, al cual llegan los numerosos conductos galactóforos, está rodearo de un área circular denominada areola, en la cual aparecen los corpúsculos de Montgomery, el rsto de la piel no tiene características especiales, debajo de esta se ecuentra abundante grasa y tejido conectivo, en cuya profundidad se ubican las numerosas glándulas mamarias con sus respedctivos conductos galactóforos.

En la base de la mama este tejido conectivo se hace denso y resistente constituyendo el ligamento suspensorio de la mama o ligamento de Cooper.

EL MEDIASTINO

El Mediastino es un espacio dentro del tórax, que tiene como límites: por delante el esterón, por detrás la columna vertebral, a los lados por los pulmones, por arriba la base del cuello y por debajo el músculo diafragma.

Este espacio se va a subdivir en tres:

Mediastino anterior

Contiene al timo, músculo triangular del esternón y la arteria mamaria interna.

Mediastino Medio

Contiene el pericardio, corazón y nervio frénico.

Mediastino posterior

Contiene a los bronquios, el esófago, la aorta torácica, los nervios vagos, la cadena simpática, el sistema venoso ácigos.

3 thoughts on “ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA

  1. They also took seven armored Coach Outlet Onlinepersonnel carriers.Tarhouni said Libya’s new leadership willChanel Bags move their headquarters from Benghazi to Tripoli Chanel Handbagsthis week to begin implementing political plans to Moncler Jacketshape a new future.But for the time being, guns trump government Louis Vuitton Handbagson the streets of the capital.Tripoli has become a city of Coach Outlet Storecheckpoints, weapons and no real authority as the threat ofChanel Handbags Outlet Gadhafi’s loyalists lingers.Jittery and suspicious anti-Gadhafi Moncler Shopfighters blocked a road Saturday where a drive-by shooting occurred North Face Coatsearlier. They collected weapons and registered them at police stations. Moncler Shop OnlineThose who called themselves rebels just a week ago were now working LV Outletwith Tripoli’s law enforcement authorities.With Gadhafi’s armories emptied,Louis Vuitton Outlet guns — always in large supply in Libya — have proliferated on the streets.Louis VuittonThose who want to carry weapons now must be Coach Sunglassesissued identification cards, but the selection process is coach bagsnot centralized — neighborhood councils are making that decision.Coach Outlet StoreA group called the Tripoli Revolutionary Council is trying to coach.comexert control over the city, creating the potential coach factory storefor further conflict with the established National Transitional coach couponCouncil in a volatile situation.Tarhouni announcedcoach bag Saturday the formation of the Supreme Security Committee, which held its first meeting Friday.

  2. The bucket <a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachsfactory-online.com%2F&quot; title="Coach
    Factory” rel=”nofollow”>Coach Factoryis back because Louis Vuitton reinvented it.
    The bucket hand<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.louisvuitton.co.cm%2F&quot; title="Louis
    Vuitton Bags” rel=”nofollow”>Louis Vuitton Bags was first used as a shopping bag in
    1968 when fashions were
    mod and everyone used the bucket Coco Chanelfor shopping in the larger
    urban areas.
    In the 80’s it was even adopted to wear in Japan with a Kimono. The
    bucket<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.mycoachoutletstoreonline.com%2F&quot; title="Coach
    Outlet Online” rel=”nofollow”>Coach Outlet Online
    works wells today because it is a welcome Chanel Outlet Storeto the
    fashion world.
    Women buy Louis Vuitton bucket <a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachbags-handbags.net%2F&quot;
    title=”Coach Bags” rel=”nofollow”>Coach Bags because they look smart and hold
    everything
    they need from morning<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.mycoachfactorystore.com%2F&quot;
    title=”Coach Factory Store” rel=”nofollow”>Coach Factory Storenight and still look
    chic.
    Designers create the trendiest bucketCoach Online Outletthat are on
    the runway this season.
    Besides using their signature logo, Louis Vuitton puts out <a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachsfactoryoutlet.org%2F” title=”Coach Factory Outlet
    Online” rel=”nofollow”>Coach Factory Outlet Online,
    prints and colors that change all of the time. The first thing to remember is
    that bucket handbags come in differentCoach Outlet.
    The smallest<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.louis-vuitton.com.de%2F&quot; title="Louis
    Vuitton Outlet” rel=”nofollow”>Louis Vuitton Outlet handbag is for when you just want
    to carry a wallet and smaller personal items.
    A medium bucket<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachoutletonline-e.com%2F&quot; title="Coach
    Online Outlet” rel=”nofollow”>Coach Online Outlet is great for when you want to go to
    lunch and then go shopping for a few small items.
    Instead of carrying shopping bags you can put everything you buy into a bucket
    Coach
    Outlet
    and keep looking great,
    while you keep everything in the same place. A large bucket <a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachs-factoryoutlet.com%2F” title=”Coach Factory Online” rel=”nofollow”>Coach
    Factory Onlinekeeps shopping items,
    personal items and the things that an office executive needs to keep while she
    goes about her<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachoutlete.net%2F&quot; title="Coach Purses
    Outlet” rel=”nofollow”>Coach Purses Outlet day.
    The colors are the next thing to look for in bucket <a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.louisvuittons-outlet.org%2F” title=”Louis Vuitton Outlet
    Online” rel=”nofollow”>Louis Vuitton Outlet Online.
    The colors come out in the fall and the spring and are always<a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachfactory-storeonline.com%2F” title=”Coach Outlet Store
    Online” rel=”nofollow”>Coach Outlet Store Online

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s