NACIONALISMO Y CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA – SEGUNDA PARTE

EL CASO DE CUBA Y OTROS SIMILARES

La Revolución Cubana triunfante el 1o. de enero de 1959, ha dado lugar a una manifestación de auténtico nacionalismo latinoamericano, expresado más por los pueblos que por los gobiernos.
En efecto, esta célebre Revolución apareció dentro del contexto continental de la guerra fría y cuando el poder imperial de la potencia continental se expresaba con la mayor dureza pues acababa de liquidar, en 1954, el esfuerzo progresista habido en Guatemala. Tal poder imperial ejercitó, pues, todas sus presiones para lograr en Punta del Este y luego en Costa Rica decisiones de los gobiernos débiles de América Latina en contra de la hermana República de Cuba.
Pero si esa conducta fue de los gobiernos, con algunas excepciones, fueron muy distintos los sentimientos de los pueblos de la América Latina, que brotaron de modo constante y reiterado para dar su apoyo a la causa del pueblo cubano.
Han sido tan fuertes estos sentimientos de verdadera expresión de solidaridad latinoamericana, cumplida en las bases mismas de las poblaciones, que ni las poderosas campañas de los medios de publicidad, hábilmente manejados, ni la represión desatada en muchos casos, pudo impedir que las organizaciones populares de nuestros países dieran rienda suelta a su fervor por lo que estaba pasando en la pequeña isla del Caribe, a muy poca distancia del coloso del norte. Se dijo muchas veces que esto recordaba el caso bíblico de David y Goliat y es razonable la comparación.
Y a pesar de las intensas campañas por la vinculación y alianza del gobierno cubano con la Unión Soviética, el caso es que no ha disminuido este sentimiento popular de solidaridad en toda la región latinoamericana. Y llegó a los propios gobiernos cuando, entre 1970 y 1975, se impuso en la propia OEA el concepto del pluralismo ideológico en una acción internacional en la que tuvo figuración especial el entonces Gobierno Revolucionario del Perú de Velasco Alvarado, reanudándose las relaciones de Cuba con muchos de los países latinoamericanos que las habían roto a partir de las reuniones de Punta del Este y de Costa Rica.
¿Cómo debe explicarse la expresión de estos sentimientos a pesar de las decisiones de los gobiernos anteriores a 1970 y de las poderosas campañas diplomáticas, financieras, económicas y de publicidad para desprestigiar el proceso cubano?
En verdad resulta esta explicación fundada en los sentimientos de este nuevo nacionalismo llamado latinoamericano, que se expresa cuando cualquiera de nuestras naciones ingresa a estos trances de liberación. Y lo que se dice de Cuba, puede también afirmarse respecto de Nicaragua en estos momentos de dura lucha, de Panamá en su reivindicación canalera, de Guatemala de 1954 y del Perú durante la Revolución de 1968 a 1975, sin olvidar tampoco los casos de Bolivia; y de Chile durante el gobierno de Allende.
En tales instantes históricos se plantean las más radicales contradicciones entre pueblos y gobiernos. Estos, sometidos o débiles para resistir las presiones del poder imperial del dinero; y aquellos, los pueblos, por el contrario, erguidos en una fraterna solidaridad con el pueblo hermano que en un momento histórico decide emprender su liberación.
Fenómeno similar ocurrió con el nacionalismo peronista argentino. En todos estos casos surge, de inmediato, la posibilidad del conflicto, sobre todo con algún vecino o varios o con casi toda la región, porque la acción imperialista mueve sus resortes ante los gobiernos dóciles o débiles, con el claro objetivo de amagar las ansias de liberación, de independencia y de autonomía de la nación que ha decidido liberarse.
Sobre este particular es verdad que, desde antiguo, se han movido los intereses de los consorcios internacionales, como lo relata el libro La Diplomacia del Dólar de Nearing y Freeman, libro que apareciera después de 1920 y que impresionara muy favorablemente a todos los políticos progresistas de América Latina.
Otras voces de pensadores latinoamericanos se han hecho escuchar en distintas ocasiones. José Carlos Mariátegui analizó el fenómeno en una célebre conferencia sobre Internacionalismo y Nacionalismo pronunciada el 2 de noviembre de 1923 en Lima (Historia de la Crisis Mundial. J.C. Mariátegui. Ed. Amauta, 1959, Págs.
156 a 165). Haya de la Torre, que expresa otro sector del pensamiento peruano, dice en su libro más importante El antiimperialismo y el Apra (Editorial Ercilla, 2a. Edición, 1936, pág. 36): “como el problema es común a todos los países latinoamericanos, en los que las clases gobernantes son aliadas del imperialismo y explotan unidos a nuestras clases trabajadoras no se trata, pues, de una aislada cuestión nacional sino de un gran problema internacional para todas las repúblicas de América Latina. Sin embargo, la política de las clases gobernantes que coopera en todos los planes imperialistas de los Estados Unidos, agita los pequeños nacionalismos, mantiene divididos o alejados a nuestros países de otros y evita la posibilidad de la unión política de la América Latina” (el subrayado es nuestro). Y agrega:”Las clases gobernantes cumplen muy bien los planes divisionistas del imperialismo” y ejemplifica con los incidentes creados entre varios países de América Latina (Colombia, Chile, Ecuador, Perú).
El argentino Arturo Frondizi, ex presidente de su país, dice en su libro Petróleo y Política (Editorial Raigal, Buenos Aires, 1954, pág. L), refiriéndose al imperialismo y su acción en América Latina y a la necesidad de una orientación independiente: “Tan necesaria es esta orientación independiente de los grupos imperialistas que sus rozamientos han tenido consecuencia en países latinoamericanos, preparándolos para una posible contienda, tal como ocurre entre Perú y Ecuador, o llevándolos directamente a la guerra como sucedió con el conflicto bélico entre Paraguay y Bolivia (Guerra del Chaco). No puede dejar de mencionarse las fricciones que en distintas épocas de la historia se han producido entre Argentina y
Brasil. Estas fricciones, que en el pasado respondieron a la política de los centros coloniales, posteriormente fueron alentadas por las potencias imperialistas, que luchan entre sí por el predominio. El enfrentamiento y los malos entendidos entre los países de América Latina, han sido uno de los más grandes males que hemos sufrido, pues solamente la unidad de nuestros pueblos permitirá una acción emancipadora. Dividir para reinar, es el principio que ha guiado la acción imperialista”.
No escapa al más miope observador que el nacionalismo deformante es caldo de cultivo muy útil para cualquier propósito imperialista o de las interferencias de las empresas transnacionales que han penetrado honda y peligrosamente en la América Latina, interfiriendo en la soberanía de los Estados (Sobre la interferencia ver Dictamen del Comité Jurídico Interamericano de 13 de febrero de 1976; CJI/OEA-Ser. Q/IV.12, CJI. 17).
En México el propio Presidente Lázaro Cárdenas en 1938, y el que fuera sindicalista
Lombardo Toledano (Nacionalizar es Descolonizar . Ed. El Combatiente, México, 1978) y muchos más denunciaron las operaciones de consorcios penetrantes.
Celso Furtado, de Brasil, también lo ha hecho; y puede decirse que no hay país latinoamericano en el cual no hayan existido o existan voces responsables que hacen notar la nefasta acción divisionista del poder del dinero y la utilización, en veces, de sentimientos nacionalistas para derivar en tensiones y hasta conflictos entre países de la región.

EL CASO PERUANO

En 1968 se produjo en el Perú una honda conmoción política, luego que el gobierno de entonces celebró unos arreglos con International Petroleum Company, sobre yacimientos de petróleo, arreglos que fueron materia de una crítica muy severa de las instituciones y del pueblo. Asumió el gobierno, la Fuerza Armada institucionalmente y, lo que parecía ser un golpe más en el país y en América Latina, se convirtió en el inicio de una verdadera transformación estructural. No sólo los documentos, como un manifiesto, el Estatuto y luego un plan de gobierno, sino sobre todo las acciones asumidas y ejecutadas por el Gobierno Revolucionario fueron una demostración palpable de que algo diferente estaba ocurriendo en el Perú. Se recuperaron los yacimientos del petróleo, se recuperaron minas ya sea por la vía de la nacionalización u otras modalidades jurídicas, fueron nacionalizadas empresas pesqueras, refinerías; se planeó y ejecutó una Reforma Agraria profunda, que dio alrededor de 10 millones de hectáreas al campesinado despojado desde la época de la Conquista; se avanzó una Reforma de la Educación elogiada por la UNESCO; reformas en la Empresa, surgimiento de la Propiedad Social y ascenso y presencia de las organizaciones populares. La Fuerza Armada reconoció que en el pasado había servido a los intereses de la oligarquía y del capital foráneo, pero que ahora asumía su responsabilidad histórica para adelantar una transformación profunda de las estructuras, que debía terminar con la participación plena del pueblo en el poder.
El fenómeno peruano fue de una clara posición nacionalista, asentada en los foros internacionales puesto que la posición internacional del Perú, que habían seguido las reglas y pautas e intereses de la potencia continental, pasó a definirse como independiente y autónoma, pero a la vez a concertarse con los países de la América
Latina y del Tercer Mundo y a tomar parte activa en la dirección del Movimiento de los Países No Alineados.
Todo esto creó la mayor preocupación en los centros del poder imperial y del dinero.
Se presentaba un nuevo estado de cosas, que no asumía una posición marxista, que se definía por las pautas del nacionalismo y de la participación en aras de construir una democracia integral, política, social y económica. Y como esto tenía no sólo el respaldo sino la dirección de la Fuerza Armada y enorme calor popular, los intereses imperialistas temían, más que a lo que perdieron en el Perú con ese proceso revolucionario, al ejemplo que esto podía significar para otros ejércitos e instituciones armadas de la región.
Por eso, el poder imperial desató una política que puede llamarse de cerco financiero; y también en lo político con base en influir a los gobiernos de otros países de la región e, inclusive, a contribuir a la desestabilización de gobiernos vecinos que seguían también una corriente revolucionaria. Esas presiones y las desestabilizaciones producidas, naturalmente, fueron creando una situación tensa. Los medios de comunicación, dominados por el poder transnacional como lo reconoce J.K. Galbraith (El nuevo estado industrial, Editorial Ariel, Barcelona, 6a. Edición, septiembre de 1974, pág. 32), llegaron a desatar campañas mediante las cuales se creaba un clima bélico entre el Perú y vecinos.
En agosto de 1975 se produce un cambio en el gobierno, cesando el general Velasco Alvarado que había dirigido el proceso revolucionario y asumiendo el mandato el general Morales Bermúdez, que continuó el proceso sujeto a las mismas presiones; empero, cuando a mediados de 1976, Morales Bermúdez y su nuevo equipo cambian la política para ceñirse a las reglas del Fondo Monetario Internacional y conciliar con el poder transnacional en desmedro de la línea nacionalista que se había estado siguiendo, las campañas en contra y las presiones van cediendo, así como las tensiones con algunos países vecinos.
Se ve pues claro cómo el poder transnacional y el gobierno que lo cubre, utilizan nacionalismos opuestos para crear o desaparecer conflictos o tensiones entre países de América Latina y, sobre todo, para impedir los procesos de realización autónoma de algunos de nuestros países.
En estos casos se produce la ecuación nacionalismo-conflicto, por la acción extraña de aquellos intereses que, por evitar que prosperen las políticas del nacionalismo, crean las tensiones, las desestabilizaciones e inclusive provocan los conflictos entre países de la región.

EL NACIONALISMO LATINOAMERICANO

Al inicio de este análisis se advirtió el nuevo estilo de nacionalismo regional en la América Latina, distinto del fenómeno ocurrido en Europa en el siglo XIX y entrando al actual siglo XX.
Ahora bien, ¿cuáles son los caracteres reales y concretos de este nacionalismo latinoamericano?
En primer término, una toma de conciencia categórica de haber sido sujetos de las distintas formas de imperialismo operantes en la región: el español, el portugués, el británico y el norteamericano, sucesivamente. Empero, fueron estos dos últimos, el imperialismo británico y el imperialismo norteamericano, los que utilizaron no muy emboscadamente la política de dividir para reinar. Y para ello excitaron todos los nacionalismos. Ya se ha hablado de los casos concretos de la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay, porque este último, nacionalísticamente, cerraba la penetración británica.
En la Guerra contra la Confederación Peruano-Boliviana y en la Guerra del Pacífico de 1879-1883 hubo fuerte presencia británica en la agresión contra el Perú, a punto tal que el Secretario de Estado de Estados Unidos señor Blaine llegó a decir, a fines del siglo pasado, que la guerra fue Perú contra Inglaterra, porque además una docena de jefes militares o marinos británicos participaron del lado de Chile. Sobre la Guerra del Chaco y las tensiones del Ecuador con Perú, así como entre Brasil y Argentina, ya se ha citado la importante opinión del Ex-Presidente argentino Arturo Frondizi que, en tales casos, la excitación de fuerzas extrañas, imperialistas, agitaron nacionalismos y provocaron conflictos. Por eso es que en América Latina se ha tomado unánime conciencia (excepto las fuerzas plutocráticas que no ven sino el interés del dinero) acerca de que un nuevo nacionalismo, de corte regional, es indispensable para evitar los pequeños nacionalismos que nos han enfrentado por muchos años al impulso de intereses imperiales extranjeros.
Al tomar conciencia de tal situación real continental se ha dado el primer gran paso.
Pero, ¿cómo puede darse el fenómeno regional dentro de múltiples estados pequeños, discrepantes muchas veces por los estímulos ya indicados?
La segunda toma de conciencia sobre este particular ha sido la necesidad de integrar la América Latina, de unirla de lado a lado, incluyendo México, los Estados del Caribe, Centroamérica y Sudamérica hasta el Cabo de Hornos, habida cuenta además de orígenes comunes, lengua similar con excepciones que confirman la regla, sentimientos religiosos concomitantes, tradiciones, historia, instituciones y, sobre todo, ser sujetos comunitarios de la injusticia y explotación de un estado de subdesarrollo aprovechado por el poder del dinero foráneo.
Grandes líderes y visionarios de América Latina han visto esta necesidad. Bernardo de Monteagudo y José Cecilio del Valle, argentino y hondureño; el gran Bolívar; Santa Cruz; Martí; Antenor Orrego con su tesis Pueblo Continente ; el nombre de Indoamérica utilizado por Luis Valcárcel, Mariátegui, Haya de la Torre y otros. El ilustre brasileño Euclídes Da Cunha (A margem da historia, Editora Lello brasileira, 1967, pág. 119), manifiesta iguales impulsos de la unión latinoamericana, citando al ministro boliviano Ignacio Calderón que muy a comienzos del siglo, se dirige a la Sociedad Geográfica de Washington y, a pesar de las reservas de su cargo diplomático, “fríamente, profesoralmente, advierte la hipótesis de la formación de lo que él propuso llamar Estados Unidos de la América del Sur o sea la Confederación política del Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay”.
Federaciones, Ligas Estados Unidos de América del Sur y aún Belgrano, a comienzos del siglo pasado, proponiendo un Imperio Inca en América del Sur, aparecen, pues, todos estos visionarios; porque en aquellas épocas muchas cosas tendían a dividir, pero ya esos grandes líderes, de amplio horizonte, tomaban conciencia de la única solución válida para el ascenso de la región e inclusive para su efectiva defensa cabal. Hoy en día ya en los pueblos es unánime (salvo la excepción anotada) este sentimiento de integración; y, concretamente, el Pacto Andino viene a ser algo semejante a lo que proponía el ministro boliviano Calderón; y el SELA una expresión eficaz de unión latinoamericana para la promoción económica y social, en acciones conjuntas, que eviten los conflictos.
Hay otro elemento, que puede llamarse negativo, en la naturaleza real del nacionalismo latinoamericano. Negativo, no porque sea malo; sino, por el contrario, porque repudia, resueltamente, los caracteres de predestinación metafísica, de predestinación biológica, los conceptos belicistas de la vieja geopolítica, que el nacionalismo europeo presentó sobre todo a fines del siglo pasado. Recusa, igualmente, toda forma de racismo, que todavía perdura en algunos puntos del mundo; y así también no admite la actual deformación seguritista del concepto desarrollo- seguridad cultivado por dirigencias militares de la América Latina actual.
Pero hay otra característica de suma importancia. Todos los sectores progresistas y humanistas de América Latina claman por la defensa esencial de la persona humana y de su dignidad y, por tanto, de los derechos humanos tanto políticos como cívicos, económicos, sociales y culturales; derechos que corresponden a la persona, a las familias, a las colectividades humanas, a las poblaciones, a los pueblos.
Estos deben ser sujetos fundamentales en cualquier organización y así también para las categorías del Derecho, sea interno, comunitario o internacional. En América Latina esta noción es de suma importancia por cuanto el hecho real es que inmensas mayorías viven despojadas de derechos que, sin embargo, se declaran en las Constituciones y en los Pactos internacionales, sin que se hagan efectivos.
Por ende, el nacionalismo latinoamericano tiene que exigir que la noción fundamental de la integración y de las acciones de defensa nacionalista regional y de las medidas para evitar los conflictos, tenga en cuenta que el sujeto principal de todas esas políticas y organizaciones y de las categorías jurídicas es la persona, la familia, los grupos humanos de todos los niveles y las poblaciones, es decir los pueblos. Esto exige el ascenso de las poblaciones a los bienes, servicios, y ejercicio de derechos. En cada nación habrá de ser requisito previo, para que pueda forjarse una unidad de pueblos; y no de intereses mezquinos, que daría lugar a muchas formas de conflictos.
También se destaca en la conducta del nacionalismo latinoamericano el esfuerzo constante y tenaz en la defensa de los recursos naturales, porque esto tiene que hacer, de modo importante, con las causas de conflictos, como ya se ha visto con varias opiniones distinguidas. En la última década la defensa de los recursos naturales ha tomado cuerpo en acciones internacionales a nivel de América Latina, del Tercer Mundo, de los No Alineados, de algunos órganos de la OEA y de las Naciones Unidas. En el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la reunión habida en Panamá en marzo de 1973, Perú, Panamá y otros estados presentaron un proyecto, que luego fue aprobado como Resolución 330, de defensa de la soberanía permanente sobre los recursos naturales, que además contiene una llamada de atención a aquellos consorcios que interfieren en las políticas de los estados y que, como ya se ha visto, causan conflictos. La Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados, promovida por América Latina y en especial por México y aprobada con Resolución 3281 (XXIX), el 12 de diciembre de 1974, contiene normas relativas a la defensa de los recursos naturales muy categóricas que son expresión de este elemento del nacionalismo latinoamericano, ya visto también con el ejemplo concreto del SELA. E igualmente en el caso del nuevo Derecho del Mar, es América Latina la que actúa conjuntamente, estando a la cabeza, Perú, Ecuador y Chile, para lograr fórmulas de avance del nacionalismo regional.
Sin embargo, tal vez la más trascendente característica del nuevo concepto de nacionalismo latinoamericano, sea que no ha pretendido nunca encerrarse ni siquiera en las fronteras de toda región de América Morena. Surge como defensa frente al imperialismo, como necesidad urgente de cohesión, coordinación, cooperación, interdependencia de iguales para cumplir transformaciones estructurales que comporten el ascenso de los pueblos y la participación efectiva de éstos en los bienes, servicios, derechos y por tanto en el poder. Empero, desde ahora y de inmediato, reconoce la necesidad de un entendimiento y relación equilibrada, libre de presiones, con todos los países del mundo, sin distinción de doctrinas o sistemas políticos. Por eso mismo es que en América Latina se ha intensificado el movimiento por el pluralismo ideológico, a partir de 1970 sobre todo, dirigido por el Perú, que logró imponerse en la cerrada y en algo discriminante OEA que padece todavía los rezagos de la guerra fría. Esto no es sino el producto de una poderosa influencia de la filosofía humanista en la mayoría de los sectores dirigentes de América Latina pero, sobre todo, en el alma de sus pueblos. Estos luchan por ascender, para luego constituir una nueva potencia sin prepotencia.
El nacionalismo latinoamericano, pues, se internacionalizará en la medida en que, satisfechos los requisitos previos – asegurada la defensa de la persona y de los pueblos frente al exterior y el ascenso interno de los mismos en las respectivas jurisdicciones – pueda hacer llegar su mensaje humanista; y, recíprocamente, seguir captando el de todos los demás pueblos del mundo.

Este artículo es copia fiel del publicado en la revista Nueva Sociedad Nº 40 Enero-
Febrero de 1979, ISSN: 0251-3552, .

NUEVA SOCIEDAD NRO. 40 ENERO-FEBRERO 1979, PP. 5-18

http://www.nuso.org/upload/articulos/503_1.pdf

5 thoughts on “NACIONALISMO Y CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA – SEGUNDA PARTE

  1. They also took seven armored Coach Outlet Onlinepersonnel carriers.Tarhouni said Libya’s new leadership willChanel Bags move their headquarters from Benghazi to Tripoli Chanel Handbagsthis week to begin implementing political plans to Moncler Jacketshape a new future.But for the time being, guns trump government Louis Vuitton Handbagson the streets of the capital.Tripoli has become a city of Coach Outlet Storecheckpoints, weapons and no real authority as the threat ofChanel Handbags Outlet Gadhafi’s loyalists lingers.Jittery and suspicious anti-Gadhafi Moncler Shopfighters blocked a road Saturday where a drive-by shooting occurred North Face Coatsearlier. They collected weapons and registered them at police stations. Moncler Shop OnlineThose who called themselves rebels just a week ago were now working LV Outletwith Tripoli’s law enforcement authorities.With Gadhafi’s armories emptied,Louis Vuitton Outlet guns — always in large supply in Libya — have proliferated on the streets.Louis VuittonThose who want to carry weapons now must be Coach Sunglassesissued identification cards, but the selection process is coach bagsnot centralized — neighborhood councils are making that decision.Coach Outlet StoreA group called the Tripoli Revolutionary Council is trying to coach.comexert control over the city, creating the potential coach factory storefor further conflict with the established National Transitional coach couponCouncil in a volatile situation.Tarhouni announcedcoach bag Saturday the formation of the Supreme Security Committee, which held its first meeting Friday.

  2. As Europe grapples with Greece and the U.S.struggles to coach outlet store online create jobs, Australia’s economy is soaring, driving the Australian dollar to historic heights against the U.S. coach outlet online dollar — something unthinkable a decade ago when Sydney hosted the coach factory outlet 2000 Olympics. But a strong Australian dollar has not been good for tourism. coach bags In the past 10 years, tourism revenue has shrunk from 3.4% of Australia’s GDP to 2.6%. The number of people flocking coach handbags to Louis vuitton bags Australian shores has also dropped steadily since the Olympics; according to coach wallets the most recent statistics available, international Louis vuitton outlet arrivals were down 2.5% in July 2011from July 2010. Tourism officials realize they have a problem. louis vuitton In an effort to promote the country last year, a number of government louis vuitton bags and tourism bodies spent nearly $5 million to bring Oprah Down Under to tape her show. It didn’t exactly work. Evidently, even Oprah’s magic touch has its limits.
    But there’s another possible solution a little closer to home: China. coach outlet online The statistics speak for themselves. The Chinese are the fastest-growing tourism group in coach factory outlet the world, with approximately 57.4 million people traveling overseas last year. Louis vuitton bags Chinese tourists are now Australia’s third largest louis vuitton outlet market for inbound visitors, but most importantly, its louis vuitton fastest growing one. Within the last year, the number of visitors from coach outlet online the mainland has surged by 23%, contributing $3.26 billion coach outlet online to the economy.

  3. The bucket <a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachsfactory-online.com%2F&quot; title="Coach
    Factory” rel=”nofollow”>Coach Factoryis back because Louis Vuitton reinvented it.
    The bucket hand<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.louisvuitton.co.cm%2F&quot; title="Louis
    Vuitton Bags” rel=”nofollow”>Louis Vuitton Bags was first used as a shopping bag in
    1968 when fashions were
    mod and everyone used the bucket Coco Chanelfor shopping in the larger
    urban areas.
    In the 80’s it was even adopted to wear in Japan with a Kimono. The
    bucket<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.mycoachoutletstoreonline.com%2F&quot; title="Coach
    Outlet Online” rel=”nofollow”>Coach Outlet Online
    works wells today because it is a welcome Chanel Outlet Storeto the
    fashion world.
    Women buy Louis Vuitton bucket <a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachbags-handbags.net%2F&quot;
    title=”Coach Bags” rel=”nofollow”>Coach Bags because they look smart and hold
    everything
    they need from morning<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.mycoachfactorystore.com%2F&quot;
    title=”Coach Factory Store” rel=”nofollow”>Coach Factory Storenight and still look
    chic.
    Designers create the trendiest bucketCoach Online Outletthat are on
    the runway this season.
    Besides using their signature logo, Louis Vuitton puts out <a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachsfactoryoutlet.org%2F” title=”Coach Factory Outlet
    Online” rel=”nofollow”>Coach Factory Outlet Online,
    prints and colors that change all of the time. The first thing to remember is
    that bucket handbags come in differentCoach Outlet.
    The smallest<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.louis-vuitton.com.de%2F&quot; title="Louis
    Vuitton Outlet” rel=”nofollow”>Louis Vuitton Outlet handbag is for when you just want
    to carry a wallet and smaller personal items.
    A medium bucket<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachoutletonline-e.com%2F&quot; title="Coach
    Online Outlet” rel=”nofollow”>Coach Online Outlet is great for when you want to go to
    lunch and then go shopping for a few small items.
    Instead of carrying shopping bags you can put everything you buy into a bucket
    Coach
    Outlet
    and keep looking great,
    while you keep everything in the same place. A large bucket <a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachs-factoryoutlet.com%2F” title=”Coach Factory Online” rel=”nofollow”>Coach
    Factory Onlinekeeps shopping items,
    personal items and the things that an office executive needs to keep while she
    goes about her<a href="http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachoutlete.net%2F&quot; title="Coach Purses
    Outlet” rel=”nofollow”>Coach Purses Outlet day.
    The colors are the next thing to look for in bucket <a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.louisvuittons-outlet.org%2F” title=”Louis Vuitton Outlet
    Online” rel=”nofollow”>Louis Vuitton Outlet Online.
    The colors come out in the fall and the spring and are always<a
    href=”http://nireblog.com/out.php?url=http%3A%2F%2Fwww.coachfactory-storeonline.com%2F” title=”Coach Outlet Store
    Online” rel=”nofollow”>Coach Outlet Store Online

  4. Over the centuries,
    Coach Online Outlet has made classic purses which are Louis Vuitton Outletdistributed in the many stores worldwide.
    Coach Outlet HandbagsThey are designed with creativity Chanel Bagsand innovation to ensure the purses are long lasting and unique.
    Coach Factory Some of the latest
    Cheap Louis Vuitton Bags review is emblematic monogram canvas with graffiti,
    Coach Outlet Store creative turmoil which is loved Coach Outlet Online professionals.
    These Coach Outlet Online are available for Coach Outlet Store Online different occasions you can get them for Burberry Scarf official wear and casual or other functions like dinner and outings.Coach Bags There are larger ones that Louis Vuitton Bags can be used for travel.
    Coach Factory Outlet Online The fashion house offers one of the leading luxury brands of
    Louis Vuitton Outlet in the world.
    TheCoach Factory Outlet are available in colors that you canChanel Handbags choose to match your outfit or accessories.
    Coach Factory Store Online There are plain and printed or embroidered types.Louis Vuitton These are more casual and specific LV Bags to the outfit you blend it with.
    Louis Vuitton Outlet The larger types are good for officialCoach Factory Online use since they can carry the files and equipments you need such as a laptop.
    Coach Factory Online
    This reduces the burden of carrying more than one purse.
    Louis Vuitton Sunglasses
    These Coach Factory Outlet from Pursefocus.
    Burberry Bags com are made of materials that make them stand out from the rest.Louis Vuitton Bag For example there are those made from monogram canvas.
    Authentic Louis VuittonThese are complemented with natural cowhide leather trimmings.Burberry Scarf
    They normally have textile lining that make them unique and long lasting.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s