BEBIDAS AFRODISÍACAS DE LA SELVA PERUANA

lea1.jpg

Los vendedores del tradicional pasaje Paquito, en Iquitos, revelan sus secretos

Escondido en el mercado de Belén, en la ciudad de Iquitos, se encuentra el pasaje Paquito, un misterioso lugar que linda con el surrealismo. Es una galería de plantas extrañas, calaveras de animales, velas de formas fálicas y extraños brebajes. Este pasaje es conocido porque funciona como el mercado central donde se venden implementos usados por curanderos y hechiceros, así como por cultores de la medicina natural.

Gran parte de los productos que se ofrecen en este singular mercado prometen hacerse irresistible a la persona amada o multiplicar la potencia sexual de quien los bebe.

Tal es el caso de los populares RC o “rompe calzón”, “siete raíces” o “levántate Lázaro” que, según la tradición popular, dos vasitos al día pueden vencer la impotencia sexual y dotar de inusitados bríos amatorios al más flácido caballero. Aquí también encontramos bebidas con nombres algo más pícaros, escondidos tras las siglas S.V.S.S. o L.P.M. (“siete veces sin sacarla” y “levántate pájaro muerto”). No hace falta detallar el efecto que prometen.

Para quienes creen que así pueden conseguir el corazón del ser amado, la tradición ofrece lo que se conoce como puzangas. Estos son unos brebajes preparados en rituales mágicos que por su aroma o sabor pueden despertar el interés de la persona amada.

Según el periodista y estudioso de las tradiciones locales Tito Rodríguez, para la preparación de estos compuestos se utilizan plantas y animales que viven en lugares muy alejados y para emplearlas, el usuario requiere de una preparación especial. “En algunos casos se debe hacer dietas o esperar que la luna se encuentre en la fase adecuada”, nos cuenta.

Uno de estos es el shimi pampana, un tubérculo que, si se pone debajo de la lengua, da a quien lo usa una labia infalible y lo hace capaz de convencer a cualquiera de lo que sea.

EL LIBRO DE LA ABUELA

Julia Grandes trabaja en el pasaje Paquito desde que era una niña, hace más de 40 años. Ha heredado el conocimiento de las plantas de su abuela y ahora escribe un libro para que ese conocimiento no caiga en el olvido.

“Todo está dentro de uno, si usted no está convencido de sí mismo, no va a enamorar a nadie. Si carga su fe en una planta, en una botellita o en una piedra, entonces esta será efectiva”, comenta.

En Iquitos también hay un bar llamado El Musmuqui, especializado en licores exóticos afrodisíacos.

Al leer la carta nos encontramos con nombres tan curiosos como provocativos. Entre ellos podemos mencionar “solita cae”, “súper sexy”, “bésame mucho” o “sígueme, sígueme”.

Todos esos tragos son preparados con una combinación de frutas y cortezas de distintas plantas. Algunos son producto de la combinación de hasta 21 plantas distintas.

SIETE RAÍCES

Éste se denomina así por razones simbólicas y místicas, pero en realidad, es el concentrado de extractos que se obtiene macerando raíces, cortezas, tallos, flores o frutos de no menos de doce árboles o plantas amazónicas, en aguardiente.

Ingredientes:

    * Cortezas y raíces silvestres

    * Miel de abeja

    * Aguardiente (Cañazo).

OTROS TRAGOS

Las bebidas masculinas tienen llamativos nombres: “levántate pájaro muerto”, hecho con 7 raíces, aguardiente de caña y miel de abeja, y para-para”, que se prepara con la hierba Cachachasca, clavo de olor y el pene molido del roedor achuni; entre las mujeres, el más popular es el “rompe-calzón”, que según explica la comerciante Erika Dextre, de 21 años, sirve “para calentar el útero, dejar atrás la frigidez y poner a punto la cabeza femenina”. La bebida se prepara con 7 raíces, miel de abeja, la hierba chuchuhuasi, polen y aguardiente de caña.

A las bebidas para los hombres ya mencionadas hay que agregar el “Levántate Lázaro“, hecho con cortezas del sanango, chuchuasha, fierro caspi, chicosa y genitales de achuni, todo macerado en aguardiente y miel de abeja. Además, se dice que uno de los más eficaces es el “Párate hasta el fin del siglo“, hecho con pico de pájaro carpintero, restos de la tortuga “motelo”, chicosa, fierro, genitales de achuni y genitales de lagarto negro, mezclado con las famosas veintiún raíces hechas con cortezas de chuchuasha, huacapurana, tahuari, cumaceba, camu camu, isula, murare, entre otros y macerado también en aguardiente y miel de abeja.

svss-n.jpg

S.V.S.S

Conocido también como “Siete Veces Sin Sacar“. Es el más famoso vigorizante sexual del 2010 y sobre el cual se tejen una serie de historias místicas de virilidad, resistencia y potencia sexual.

Es un macerado que se obtiene de mezclar las cortezas de chuchuhuasi, huacapurana, tahuari, murare, icoja, fierro caspi, cumaceba, clavo huasca, azúcar huayo, ajo sacha, chirisanango, ipururo, ceima caspi, uña de gato, chicosa, cocobolo, huashaquiro, macerado en aguardiente y miel de abeja.

No hace falta detallar el efecto que promete.

http://elcomercio.pe/edicionimpresa/Html/2008-08-24/el-misterioso-mundo-bebidas-afrodisiacas-selva.html

http://www.soyesoterica.com/afrodisiacos/bebidas-afrodisiacas-de-la-selva-peruana.html

http://otakuperu.foroactivo.net/t992-bebida-afrodisiaca

http://www.tarapoto.com/tarapoto_peru/bebidas.php

http://licoresafrodisiacos.blogspot.com/

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO

Advertisements

POR PRIMERA VEZ FUE CURADO UN HOMBRE QUE TENÍA VIH

5528_1.jpg

Al paciente, que era portador hace más de una década, le detectaron leucemia y tuvo que someterse a un trasplante de células madres. El destino quiso que el donante tenga resistencia genética al virus y se curó de ambas enfermedades. Un trasplante de células madres, a través de un donante de médula espinal, realizado el año 2007 hizo posible que el estadounidense Timothy Ray Brown (44) se convirtiera en el primer hombre en ser curado de VIH. Así lo han anunciado en la revista médica “Blood” los médicos alemanes de la clínica Charite de Berlín.

 

Brown, a quien se le conoce como el ‘Paciente de Berlín’, recibió el trasplante como parte de un tratamiento contra la leucemia que le sobrevino tres años atrás. Según “The Huffington Post”, sus médicos indicaron que los resultados sugieren “que la cura para la infección del VIH se ha logrado”.

El donante del ciudadano estadounidense tenía resistencia genética al virus y eso fue lo que determinó la cura de Brown, quien tuvo que someterse al trasplante luego de que los médicos decidieran que no podía continuar con sesiones de quimioterapia para combatir la leucemia que padecía.

El trasplante acabó tanto con la leucemia como con el VIH.

“IMPRACTICABLE”

Consultado al respecto por la cadena Fox, Anthony Fauci, director de los Institutos Nacionales de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. -que ha estudiado el VIH/sida durante casi 30 años-, dijo que aunque esta es una prueba interesante, es “absolutamente impracticable”.

“Ya es bastante difícil conseguir un donante compatible para un trasplante como este”, indicó Fauci citado dijo FoxNews.com, “Pero también hay que encontrar un donante compatible que tiene este defecto genético que se encuentra solamente en un 1% de la población caucásica y en el 0% de la población negra. Esto es muy raro”, ase

Añadió que aunque Timothy Ray está “funcionalmente curado”, esto no es algo que se pueda hacer con todas las personas infectadas con el VIH.

MÁS OPINIONES

Por su parte, el doctor Thomas Quinn, director del Centro Johns Hopkins para la Salud Global -quien está familiarizado con el “Paciente de Berlín”- dijo estar de acuerdo con los investigadores que calificaron el caso como el primer hombre curado del VIH.

“Brown ha estado sin tratamiento (contra el VIH) durante tres años y parece estar libre del virus. Con esto se da esperanza a las millones de personas infectadas de que existe una opción viable para su curación en el futuro”, afirmó.

Sin embargo, Quinn advirtió que se trataba de un caso raro y un trasplante de esta naturaleza no es la panacea para otros pacientes con VIH. “Es un procedimiento casi fatal que tuvo que hacerse a causa de la leucemia, pero este procedimiento es muy caro y hay que ser trasplantados con un donante que tenga comprobada resistencia al VIH”, acotó.

Según recuerda Fox, este caso fue documentado por primera vez el año 2009 en la revista New England Journal of Medicine. Timothy Ray Brown fue entrevistado esta semana por la revista alemana Stern.

CIENTÍFICOS PERUANOS OPINAN

El caso del primer paciente curado de Sida abre puertas interesantes para nuevos tratamientos de la enfermedad, asi lo afirmó Eduardo Gotuzzo, reconocido médico peruano, infectólogo y jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas, Tropicales y Dermatológicas del Hospital Nacional Cayetano Heredia.

AUDIO

http://www.rpp.com.pe/2010-12-17-caso-de-paciente-curado-de-sida-abre-puertas-interesantes-audio_319894.html

En diálogo con RPP Noticias, el doctor explicó que en este caso se reemplazó la médula ósea del paciente con Leucemia como último recurso, ya que las fuertes quimioterapias a las que fue sometido habían destruido la suya por completo.

Según Gotuzzo en este caso, luego de producirse el transplante, los médicos se dan con la sorpresa de que además de no aparecer células cancerígenas, tampoco aparece el virus del VIH, enfermedad que también padecía el paciente.

Para el especialista, todavía no está claro el modelo para hacer tratamientos ya que no es una medida que se pueda aplicar a todos los pacientes.

En este punto Gotuzzo coincidió con el doctor Elmer Huerta en que un camino para llegar a curar el Sida es poder determinar el defecto genético que hace posible la “resistencia natural” al VIH, condición presente en el donante de médula.

http://elcomercio.pe/tecnologia/684277/noticia-asombroso-primera-vez-fue-curado-hombre-que-tenia-vih

http://www.rpp.com.pe/2010-12-17-caso-de-paciente-curado-de-sida-abre-puertas-interesantes-noticia_319894.html

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO

NUTRICIÓN INTELIGENTE

images1.jpeg

NUTRICIÓN. 5 MITOS DERRUMBADOS

¿Cree que es indispensable tomar leche? ¿El café es dañino para la salud? ¿Consumir mucha agua le hace sentir purificado? El doctor Sacha Barrio, autor del libro La nutrición inteligente, derriba aquí varios mitos que usted quizá ha creído durante toda su vida. También explica que, de acuerdo a su biotipo –o dosha– cada persona debe consumir alimentos diferentes para mejorar su estado de conciencia y tener mayor lucidez. En una frase, equilibrar cuerpo y mente, según los preceptos de la medicina ayurvédica, de la que es exponente en el Perú.

¿Qué diría usted que es más saludable: una lata de café normal o una lata de café ‘descafeinado’? ¿Cuántas veces le han vendido el cuento de la ‘super efectividad’ nutritiva de un vaso de leche? El experto en medicina ayurvédica Sacha Barrio Healey derriba estos y otros mitos, y lanza una advertencia: hay alimentos que son saludables para unos, pero que definitivamente no lo son para otros. El secreto está en saber escogerlos de acuerdo al biotipo de cada persona. Con sus conocimientos sobre medicina herbolaria, especialidad que estudió becado en la Universidad Nanjing de Medicina Tradicional China, Sacha Barrio publicó este año el libro La nutrición inteligente, en el que anota que, de acuerdo a nuestra constitución orgánica, los seres humanos estamos divididos en tres tipos que deben alimentarse de manera diferente. ¿A qué tipo pertenece usted? La respuesta a continuación.

–LA MEDICINA AYURVÉDICA CONTEMPLA TRES BIOTIPOS O DOSHAS, LOS QUE DEBEN ALIMENTARSE DE MANERA DISTINTA…

–Sí. Hay tres doshas que son vata, pitta y kapha. Los primeros suelen ser friolentos y flacos; son nerviosos e hiperactivos, el ejemplo sería Woody Allen; ellos sufren de enfermedades en las articulaciones como la artritis. También está el pitta, que no es muy flaco ni muy gordo; es caluroso, tiene la cara roja y se irrita con facilidad, pero es muy audaz; tiene la piel grasa, es un poco impaciente, intolerante y es muy proclive a sufrir enfermedades del hígado. Por último, el kapha es gordo, tiene somnolencia, es friolento también y sufre siempre de catarro, sinusitis, bronquitis, diabetes y colesterol alto.

–Y PARA CADA UNO DE ELLOS EXISTE UNA DIETA ESPECÍFICA…

–Así es. Por ejemplo, si una persona es calurosa le viene bien consumir sabores amargos porque lo van a refrescar, pero si la persona tiene mucha sequedad, está estreñido y es ansioso y nervioso, le conviene consumir más aceites, productos como el coco, la linaza y el ajonjolí. El aceite tranquiliza la mente. Por el contrario, si una persona es gorda y tiene letargo, el aceite lo pondrá peor, le va a producir más pesadez. Para ellos lo recomendable es la comida pungente, por ejemplo el kion, la cebolla, el rabanito y granos secos como la quinua y la kiwicha.

 

cafe.jpg

– ¿EL CAFÉ, POR EJEMPLO, ES RECOMENDABLE ENTONCES PARA CIERTO TIPO DE PERSONAS?

–El café no es dañino si es natural, su consumo es moderado si no está descafeinado. Y es que para descafeinarlo usan una serie de solventes químicos y al final es mejor consumir la cafeína que todos esos solventes. Entonces, para un kapha, que tiene pesadez, un cafecito en la mañana le viene muy bien, lo equilibra, pero un vata que es todo acelerado, hiperactivo y se toma cinco o seis cafés al día se va a poner peor, se va a desequilibrar. Hay que ver los estudios sobre el consumo de café dentro de un contexto. Por ejemplo, no es lo mismo que un agente de bolsa tome cinco tazas de café al día, con todo su estrés y su ritmo de trabajo. Si la misma persona con un ritmo de vida calmado consume cinco tazas diarias de café no tendría el mismo impacto en ella.

– ¿ES CIERTO QUE EL CAFÉ PUEDE PREVENIR EL CÁNCER?

–Está clínicamente probado que previene el cáncer de hígado y el Parkinson. Se puede hacer de manera oral, pero la mejor manera de curar al hígado con café es mediante el enema de café, porque la cafeína se absorbe por las venas hemorroidales, va a la vena porta y entra al hígado. El café tiene un ácido palmítico que incrementa en un 700% el contenido de glutatión que tiene el hígado. El glutatión es un antitumoral muy poderoso. Es como un antídoto para una serie de toxinas. Ahora, el café está contraindicado en caso de osteopenia y osteoporosis, y consumido en exceso, como es un estimulante, puede agotar las glándulas suprarrenales. Mejor es consumir coca, en mate o en harina disuelta en agua, es más energética, tiene enorme cantidad de proteína, calcio, magnesio y alcaloides.

 

20070417klpcnavid_214iessco.jpg

– ¿QUE LA LECHE SEA NUTRITIVA ES SOLO UN CUENTO?

–Es que es un alimento diseñado por la naturaleza para becerros. Dicen que tiene mucho contenido de calcio. Bueno, una cosa es consumir calcio y otra es ver la biodisponibilidad del calcio, es decir, saber si el cuerpo lo puede asimilar. El cuerpo solamente asimila el 15%, el resto lo vas a botar o te ocasionará calcificaciones mórbidas, como calcificación de las mamas, de los túbulos renales, picos de loro en la columna, etc. ¿Cuál es el tema con la leche? Que también tiene fósforo, que es un antagónico del calcio. Entonces, si tienes 100 gramos de leche, tienes 118 miligramos de calcio, pero tienes 97 de fósforo, si restas te queda 21. Y si la pasteurizas te queda la mitad. En cambio, si tienes 100 gramos de brócoli, tienes 130 miligramos de calcio, en 100 gramos de almendras 450, en 100 gramos de ajonjolí 1,160 miligramos de calcio, las algas están entre 800 y 1,200 y la coca y la muña tienen aproximadamente 2,097 miligramos de calcio, contra 400 de fósforo.

– ¿LOS SUPLEMENTOS DE CALCIO AYUDAN?

– Uno de los suplementos que usan mucho en las farmacias es el carbonato de calcio en tabletas. Y carbonato de calcio es una palabra bonita para decir tiza. Si puedes, ándate a la librería y te compras tu tiza, la partes, te la tomas y te sale más barato, porque tampoco es que la purifiquen, ni la limpien ni nada.

– ¿QUÉ TAN CIERTO ES QUE A MAYOR CONSUMO DE AGUA MEJOR SERÁ NUESTRA SALUD?

–En realidad, no. El referente tiene que ser el color de su orina, si está muy concentrada, y también la sed de cada persona. Nada más. Incluso hay que tomar un poquito más de lo que nos apetece de agua, un poco más de nuestra sed. Una de las cosas que deshidrata es consumir mucha sal, pero no es que por ello tengas que consumir cuatro litros de agua. Además, mucha del agua en Lima tiene metales pesados como cadmio, plomo, mercurio y arsénico.

– ¿ARSÉNICO? ¿NOS ESTAMOS ENVENENANDO CON EL AGUA?

–Y la gente encima de hervir el agua, le agrega cloro y empeora las cosas. Yo conocí hace poco a una paciente con hipotiroidismo severo. Tenía la tiroides destruida y le pregunté qué agua tomaba. Me dijo que al agua le echaba todos los días tabletas de cloro. Gran error. El cloro te destruye la tiroides, te anula todo el yodo. Pero hay gente que para evitar infecciones le echa más cloro al agua y después se va a la piscina a bañarse en cloro, que también es malo.

cuzco.jpeg

 

chocolate.png

 

 

 

 

 

 

 

 

– ¿EL CHOCOLATE COMO ANTIDEPRESIVO TAMBIÉN ES UN MITO?

–El cacao en forma natural es un genial antidepresivo. En chocolate ya le ponen margarina, por ejemplo. Si al cacao le añades leche ya se desvirtúa totalmente, no son compatibles. Entonces, una torta de chocolate sí puede ser antidepresiva, pero es mejor si añades semillas de cacao molidas a tu avena, o a tu ensalada de frutas. Que sea lo más puro posible. El cacao también es un excelente antioxidante. Una toronja tiene un índice antioxidante de 1,500, las fresas 1,600, las pasas chinas 25 mil y el cacao –así natural– 95 mil. No hay mejor antioxidante y por ello ayuda a paliar el envejecimiento, actúa contra todo el deterioro de tejidos, elimina los radicales libres que vienen de toxinas del aire, del agua, metales o de tu metabolismo.

Entonces, ya lo sabe. De lo que se trata es de nutrirse bien y no llevar una dieta que pueda llevarnos al desequilibrio físico y mental. En el jardín de su casa, Sacha Barrio nos muestra una planta de palillo y dice: “Este es un antioxidante para el cerebro, es lo único que se conoce que revierte la amiloidosis, que son como nódulos de proteínas que se forman en el cerebro cuando se va avejentando. Es bueno para mitigar el Parkinson y el Alzheimer”. Para el próximo verano, Sacha ya prepara otro libro: La gran revolución de los granos, en el que anota que no son las grasas las verdaderas causantes del sobrepeso. Veremos qué nuevos mitos derribará entonces.

http://www.larepublica.pe/archive/all/domingo/20101107/22/node/300375/todos/1558

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO YAHUACHI

APITERAPIA: CURACIÓN POR PICADURA DE ABEJAS

 

images.jpeg

 

images-2.jpeg

 

 

 

 

 

 

 

 

“Lo que no te mata te fortalece”, dice el clásico refrán que de alguna manera sintetiza la astucia del hombre para sobrevivir a los embates de la vida y también, por qué no, para aprovechar cada producto de la naturaleza en beneficio propio. Tal es el caso de la apiterapia, rama de la medicina que aprovecha el veneno de las abejas para tratar diferentes enfermedades reumáticas, tales como la artritis reumatoide, osteoartritis, codo de tenista o la bursitis, entre otras. También las cardiovasculares como hipertensión, arritmias, arteriosclerosis y várices; en problemas de la piel como eccemas, psoriasis, verrugas, y en afecciones pulmonares tales como la obstrucción crónica pulmonar, el enfisema o el asma, entre otras.

 El comienzo de la apiterapia resulta difícil de precisar. Sus orígenes se remontan al antiguo Egipto, Grecia y China, y existen referencias a las propiedades curativas de la miel y otros productos de las abejas en los textos religiosos como la Biblia y el Corán. Por ejemplo, en la Biblia se menciona a la miel, en el Libro de los Proverbios del Rey Salomón, en el Éxodo, en el Libro de Samuel, en el Génesis, en el Libro de Ezequiel, en los Salmos y en el Libro de Job, entre otros apartados.

 

images-3.jpeg

                                Paciente con Rinitis Atrófica (Ocena)

                             recibiendo dos picaduras de abeja

El estudio más actual sobre la apiterapia, y sobre todo en cuanto a la utilización específica del veneno, fue iniciado por el físico australiano Philip Terc, que publicó sus resultados en el año 1888 en el Informe sobre una conexión peculiar entre las picadas de abejas y el reumatismo.

Su abordaje y trascendencia más contemporánea se debe a Charles Mraz, fallecido en 1999, que se desarrolló como apicultor en Vermont, Estados Unidos, durante los últimos 60 años.

A pesar de ser una terapia relativamente novedosa dentro de la medicina tradicional, la apiterapia va ganado lugar entre algunos profesionales de la salud que aplican está técnica con una abeja viva o en inyección. Esta terapia del veneno de las abejas se utiliza como tratamiento para disolver los tejidos con cicatrices, entre otro tipo de padecimientos como los arriba citados.

 

El componente activo más abundane del veneno es la melitina, la cual tiene una poderosa acción antiinflamatoria. Sin embargo, el veneno de abeja es una mezcla compleja de varios péptidos y proteínas, algunos de los cuales tienen efectos neurotóxicos e inmunológicos fuertes. En cuanto a su aplicación, debe reconocerse que no existe una práctica estandarizada para la administración del veneno de abeja. Algunos profesionales sustentan que la localización de la picada es importante, ya que para ellos el aguijón está asociado con un tipo de acupuntura en combinación con los efectos del veneno. Otros especialistas remarcan que la localización de la picadura no reviste importancia alguna.

Otra cuestión que difiere de acuerdo al criterio del profesional que lo aplique el tratamiento es el número de picadas. Algunos aplican desde unas cuantas hasta cientos. En cuanto a las contraindicaciones debe señalarse que este tratamiento puede causar dolor e inclusive puede terminar en la muerte si el sujeto es alérgico al veneno de abejas, lo cual puede producir un choque anafiláctico.            

ACTIVIDAD BIOLÓGICA DE LA APITOXINA

El valor terapéutico del veneno de abejas se debe principalmente a sus propiedades hemorrágicas y neurotóxicas. Los efectos del veneno son los siguientes:

– Dilata los vasos capilares, acelera e intensifica la circulación.

– Posee cualidades anticoagulantes: ejerce acción inactivante en la tromboplastina plasmática y tisular, y disminuye la actividad trombínica.

– Provoca fuertes efectos hemorrágicos (producidos por las globulinas).

– Influye en el sistema de la hipófisis y la corteza suprarrenal, y estimula la producción de corticosteroides endógenos.

– Es hipotensor (por eso, antes de inyectar al paciente es necesario inyectarle vitamina C o cafeína, así se previene la posibilidad de hipotonía).

– Posee acción neurotrópica, o sea, mejora el metabolismo del sistema nervioso central y periférico.

– Es capaz de eliminar la depresión de las glándulas suprarrenales, producida por la acción de hormonas esteroides.

– Posee efecto bacteriostático.

– Posee efecto anestésico local.

– Mejora el funcionamiento del hígado.

– Mejora la actividad del cerebro.

– Cura las afecciones del miocardio.

– Aumenta la actividad fibrinolítica de la sangre y puede usarse para eliminar el estado pretrombótico de pacientes arteroscleróticos y tromboflebíticos.

– Posee acción inmunológica en el tratamiento de las enfermedades reumáticas.

– Tiene acción hemolítica (producida por al hemolisina), leucolítica, plasmolítica y circulatoria.

– Aumenta los elementos nitrogenados en la orina.

– Acelera la respiración.

– Disminuye la colesterina.

– Incrementa los uratos.

– Aumenta el metabolismo: estimula diversos procesos metabólicos, como el metabolismo óseo (acelera la soldadura de fracturas), aumenta el suministro de oxígeno y proporciona calor adicional.

– Aumenta la eliminación de toxinas acumuladas.

– Destruye el crecimiento bacteriano.

– Aumenta considerablemente los movimientos peristálticos.

– Mata los infusorios y paramecios al momento en disolución de 1:10 000 pero estimula la multiplicación del paramecio en 1: 500 000.

– En condiciones experimentales es capaz de evitar el desarrollo de estados convulsivos.

– En dosis terapéuticas eleva la actividad del sistema hipofisoadrenal y moviliza las fuerzas protectoras del organismo.

– Expande los vasos sanguíneos en el cerebro y produce el desarrollo de diversos reflejos de defensa.

– Inhibe el edema y alivia el dolor; posee un polipéptido con actividad antiinflamatoria (100 veces mayor que la hidrocortisona).

– Es un activo agente inmunizante.

– Es radioprotector (inyectado en ratones protege contra dosis letales de radiaciones), por lo que puede servir para proteger contra las lesiones provocadas por las radiaciones utilizadas en el tratamiento del cáncer.

– Estimula el sistema inmunológico, que se manifiesta en la formación de células multinucleares, monocitos, macrófagos, linfocitos T y B, inmunoglobulinas (Ig) y cortisol; se observa la producción de IgE, la cual disminuye a medida que el organismo se desensibiliza espontáneamente.

– Reduce el contenido de proteína en el plasma sanguíneo por la variación de la permeabilidad de los vasos.

– Disminuye el ritmo cardíaco y la presión arterial, varía la fase de repolarización y reduce la conductividad atrioventricular.

– Posee propiedades antiarrítmicas: elimina las arritmias producidas por la excitación eléctrica y la inoculación de estrofantina.

– Influye efectivamente en el sistema nervioso, bloqueando la transmisión de estímulos a las sinapsis periféricas y centrales.

– Mejora la conducción de los impulsos de la fibra nerviosa y disminuye la desmielinización.

– Durante el tratamiento de enfermedades no se forman anticuerpos contra el veneno de las abejas y, por ello, el organismo humano no se acostumbra a éste: las picaduras repetidas o las inyecciones de la apitoxina en el organismo son cada vez más efectivas.

– En dosis próxima a las tóxicas es capaz de alterar los procesos de regulación normal, inhibe la actividad reticular descendente y ascendente, y ejerce una fuerte influencia sobre las regiones superiores del sistema nervioso central, en particular la corteza de los hemisferios.

Es la sustancia antibiótica más activa entre las conocidas. Es 500,000 veces más fuerte que cualquier otro antibiótico.

El efecto bactericida de una solución de veneno a 1% se obtiene en las concentraciones siguientes:

GRAMPOSITIVOS:

– 0.15 mg/ml para Staphylococcus aureus.

– 0.31 mg/ml para Streptococcus pyogenes.

-0.62 mg/ml para Streptococcus faecalis.

-2.50 mg/ml para Diplococcus pneumoniae.

GRAMNEGATIVOS:

– 0.62 mg/ml para Escherichia coli y Salmonella typhi.

– 0.15 mg/ml para Proteus vulgaris.

– 1.20 mg/ml para Klebsiella pneumoniae.

– 2.5 mg/ml para Haemophylus influenzae y Pseudomonas aeruginosa.

Grampositivos no esporulados:

– 0.31 mg/ml para Neisseria catarrhalis.

– 1.20 mg/ml para Cándida albicans.

Estos son sólo algunos de los beneficios que reporta el veneno de la abeja.

http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-76238-titulo-_Abejas_que_curan

http://www.apiterapia.com/Apitoxina.htm

FRATERNALMENTE

Luis Romero Yahuachi

Hombre Árbol

HOMBRE ARBOL:DEDE

Dede Koswura es un campesino de 35 años que vive en Indonesia que padece una terrible y extraña enfermedad (Epidermodisplasia verruciforme), por lo que le crecen especies de verrugas en la cara y en las extremidades. Las manos le han desaparecidos formando con macizos de unos 30 cm. de diámetro. Parece que todo comenzó cuando tuvo un accidente y se lastimó una rodilla. A partir de ese momento la pesadilla se inició naciéndole brotes orgánicos  a modo de raíces, lo que ajeno a su lastimoso aspecto, no le permite realizar ningún tipo de actividad laboral.

Por si fuera poco su mujer lo abandonó, y además perdió también su trabajo. Dede vive en la extrema pobreza y está acompañado de sus dos hijos (también abandonados por su madre), su único trabajo era el de desfilar para los turista en una feria ambulante, al igual que hiciera en otro momento el ‘Hombre Elefante’ de David Lynch, lo que era objeto de burlas por parte de sus vecinos.

El Dr. Anthony Gaspari (dermatólogo) de la Universidad de Marylan llegó hasta su pueblo y le propuso una cirugía junto a un tratamiento que le permitirá en corto plazo recuperar su vida normal. Según estudios de otros casos, la posibilidad de padecer esta enfermedad es de “menos de 1 entre 1.000.000”. El dermatólogo  que examinó a Dede y concluyó que el descomunal brote verrugoso es consecuencia de la combinación de un papilomavirus humano (HPV) y de una anomalía genética que impide al cuerpo combatir la infección.

 

12hombrearbol3.jpg

El Gobierno de Indonesia inicialmente prohibió que el ‘hombre árbol’, sea trasladado a EE.UU. por médicos de ese país para recibir tratamiento contra la insólita enfermedad, porque aducían que esta gente del campo no desean que sean llevados lejos de su pueblo, y menos para analizar su sangre. De todas maneras Dede  recibió una serie de cirugías que permitió que mejorase  su aspecto físico y tenga otra oportunidad para comenzar una vida  normal.

Anthony Gaspari estuvo siempre muy  obsesionado por esta  extraña enfermedad, por lo que realizó una serie de gestiones para tratar de curar a Dede. Gracias a los injertos que le realizó podrá mover mejor los dedos. El “hombre árbol” esta de muy buen ánimo, y ya está pensando en buscar trabajo, iniciar una vida normal, y hasta también desea volver a enamorar.

 

 

***

http://c.brightcove.com/services/viewer/federated_f8/1418520395

 

La baja prevalencia de estas enfermedades las hace menos atractivas para la industria farmacéutica por lo que los fármacos para abordarlas se denominan medicamentos huérfanos. Son necesarias más ayudas oficiales para su investigación y fabricación.

El indonesio Dede es más conocido como el ‘hombre árbol’. Tiene las extremidades plagadas de verrugas gigantes con aspecto de corteza.

Hasta entonces nadie había logrado desentrañar la causa de su extraña enfermedad que comenzó, según explicó él mismo recientemente, a raíz de una herida en una pierna cuando era aún un adolescente.

El crecimiento desproporcionado de las verrugas le acabó impidiendo trabajar y provocó que su mujer y su hijo le abandonaran.

 

pre_hombre_arbol_hoy_874778526.jpg

Dede Koswura se recupera luego de las cirugías que le permitirán mejorar su calidad de vida.

Dede, de 37 años, se recupera en un hospital y dijo que ya está listo para un nuevo amor. Una serie de cirugías permitió que Dede Koswura, más conocido como “el hombre árbol”, mejore su aspecto físico y tenga otra oportunidad de comenzar una vida más normal.

“Lo primero que quiero hacer es conseguir trabajo. Después algún día conocer a alguna chica y casarme” dijo Dede en un diario británico.

El doctor que lo operó fue el dermatólogo estadounidense Anthony Gaspari que, obsesionado por la extraña enfermedad, realizó una serie de gestiones para tratar a Dede.

Gracias a los injertos que le realizó podrá mover mejor los dedos.

El doctor Gaspari, de la Universidad de Maryland detectó hace unos año que la enfermedad del joven indonesio se debía al virus del papiloma humano, una infección relativamente común que suele causar pequeñas verrugas en las personas que la sufren.

 

http://actualidad.orange.es/fotos/enfermedades-raras/el-hombre-arbol.html

http://www.portalplanetasedna.com.ar/hombre_arbol.htm

http://www.20minutos.es/noticia/306868/0/hombre/arbol/indonesia/

http://www.taringa.net/posts/noticias/1993007/El-hombre-%C3%A1rbol.html

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO YAHUACHI

MÉDICO SALUBRISTA

CMP: 17656

 

PESTE BUBÓNICA O PESTE NEGRA

 

o_peste_grecia1.jpg

La pandemia más destructiva en la historia de Europa fue ¡la peste bubónica que asoló al Viejo Continente entre los años 1348 y 1361, ya la que se dio el nombre de “muerte negra”. Continuaremos llamando así a esta epidemia, reservando el nombre de plaga para otras pestes, tales como la de Londres de 1665.

 

Como dijimos, la palabra “bubónica” se refiere al característico bubón o agrandamiento de los ganglios linfáticos. Esta plaga es propia de los roedores y pasa de rata en rata a través de las pulgas: la pulga pica a una rata infectada y engulle el bacilo junto con la sangre; este bacilo puede quedar en el intestino del animal durante tres semanas y cuando pica a otro animal o a una persona, lo regurgita e infecta.

 

En el caso de la verdadera peste bubónica, los humanos sólo se contagian por la picadura de la pulga, nunca por contacto directo con un enfermo o a través de la respiración.

 

El transmisor más común de esta infección es la rata negra (Raltus rattus). Este animal es amigable con el hombre, tiene aspecto agradable y está cubierto de una piel negra y brillante. A diferencia de la rata marrón que habita en las cloacas o establos, ésta tiende a vivir en casas o barcos. La cercanía con el hombre favoreció la traslación de las pulgas entre ratas y humanos, y así se propagó la peste. La enfermedad, ya fuera en el caso de las ratas o de los humanos, tenía una altísima tasa de mortandad, y en algunas epidemias alcanzó el 90 por ciento de los casos, siendo considerado “normal” un índice de fallecimiento promedio del 60 por ciento.

 

La bacteria infecciosa Pasteurella pestis, conocida ahora como Yersinia, se multiplica rápidamente en la corriente sanguínea, produciendo altas temperaturas y muerte por septicemia. Pero esto no ocurre a menudo en epidemias de verdadera peste bubónica, pues para ello se requiere una altísima transmisión de la infección a través de las pulgas. En ciertos casos, por razones desconocidas, la infección puede adquirir la forma de una neumonía, y no necesita de la picadura de pulgas sino que se transmite de persona a persona, por contacto o a través de la respiración. En una gran pandemia existen ambas; no obstante, la del tipo neumónica se expande más rápido y más extensivamente, con una mayor incidencia de casos y una mortandad superior, puesto que la neumonía, la mayoría de las veces, es letal.

 

A lo largo de la historia, las plagas de peste bubónica han sido escasas. Se conocen cuatro grandes pandemias: la de Justiniano (540-590 d.C.), que puede haber llegado hasta Inglaterra; la “muerte negra” (1346-1361); la “Gran Plaga” en la década de ¡660, y una pandemia que comenzó en Asia en 1855 y causó muchas muertes en Cantón, Hong Kong y Rusia, llegando a Gran Bretaña en 1900, donde produjo decesos en Glasgow, Cardiff y Liverpool. En la última pandemia, Ogata Masanori notó tal cantidad de ratas muertas que ¡a denominó “la peste de las ratas”. En China y Rusia prevaleció la epidemia del tipo neumónica, y en Europa se propagó la del contagio por picadura de pulgas a ratas infectadas.

 

La plaga de Justiniano y la Gran Plaga comenzaron en la costa y se propagaron tierra adentro. La gente que atendía a los enfermos no corría más riesgo de contagio que aquella que no lo hacía. En Constantinopla al principio las muertes no fueron muchas, pero al poco tiempo los decesos aumentaron de tal manera que a los cuerpos no se les podía dar adecuada sepultura.

 

En la plaga de Londres de ¡665 se observó el mismo patrón: el 7 de junio Samuel Pepys notó sólo dos o tres casas con la cruz roja pintada en la localidad de Drury Lane; en cambio, desde la primera semana de junio hasta comienzos de julio, la lista de muertes fue aumentando de 100 a 300, y luego a 450 casos. Finalmente creció hasta ¡legar a los 2.000 en la última semana de julio, a 6.500 a fines de agosto y a 7.000 casos en la tercera semana de septiembre, el pico más alto.

 

La población de Londres en 1665 se calculaba en 460 mil personas y rara vez la ciudad estaba completamente libre de la plaga. El aumento de 200 a 300 casos se puede atribuir al contagio a través de las ratas, pero la mortandad de miles de personas indica un contagio de persona a persona. En consecuencia, esta plaga, que comenzó como una verdadera peste bubónica, evolucionó hacia el tipo neumónico. Sucedió algo parecido en la de Justiniano, y debió haber sido igual en el caso de la muerte negra.

 

Desde Oriente: La muerte negra, se presume, comenzó en Mongolia. De allí, una horda de tártaros —un pueblo de origen turco que invadió Asia Central— la llevó al istmo de Crimea, donde sitiaron a un grupo de mercaderes italianos en un puesto de trueque llamado Caffa (Teodosia en la actualidad). De acuerdo con una versión, la plaga apareció en Caffa en el invierno de 1346, sin duda contagiada por las ratas. Otra versión la atribuye a que los tártaros arrojaron cadáveres infectados por encima de los muros. En ambos lados hubo muchos muertos y por esa razón el sitio fue levantado. La horda se dispersó y diseminó la plaga alrededor del mar Caspio y desde allí, por el norte llegó a Rusia y por el este a la India y a China en 1352.

 

Los italianos supervivientes escaparon por mar hacia Génova y, según el cronista Gabriel de Mussis, durante el viaje no hubo ningún caso. Después que el barco atracó, al primero o segundo día la plaga se desató de forma devastadora. Mussis dejó constancia de que se trató de una infección rata-pulga-hombre’, clásica de la peste bubónica. Desde Génova, la plaga se extendió en semicírculo a través de Italia, Francia, Alemania y Escandinavia, llegando a Moscú en 1352. Los historiadores calculan que la cantidad de muertos alcanzó los 24 millones alrededor de un cuarto de la población de Europa y Asia.

 

En la historia escandinava, esta plaga tuvo un impacto mucho mayor que cualquier otro acontecimiento. Los barcos trasladaron la infección a los asentamientos de Groenlandia, fundados originariamente por Erik el Rojo en el año 936. Estas colonias se debilitaron de tal manera por la plaga y la falta de abastecimientos provenientes de Noruega que fueron borradas del mapa al sufrir el ataque de los inuits. Los últimos pobladores vikingos desaparecieron de la zona en el siglo XIV y desde entonces Groenlandia fue una región desconocida, hasta que John Davis la redescubrió en 1585. Se cree que los pobladores vikingos tenían contacto con Vinland, en las costas de Canadá, de manera que la muerte negra debe haber alterado también la historia del poblamiento de América del Norte.

 

En Inglaterra: La muerte negra llegó a Inglaterra alrededor del 24 de junio de 1348 probablemente a bordo de un barco que provenía de Gasconia y atracó en el pequeño puerto de Melcombe, en el condado de Dorset. La infección allí se mantuvo bajo la forma de peste bubónica hasta principios de agoste Desde Melcombe, la plaga viajó por tierra y por mar, en barcos costeros que llevaban la infección a los puertos del sudoeste y a lo largo del canal de Bristol. Luego se extendió tierra adentro, a través de Dorset y Somerset, llegando al gran puerto de Bristol alrededor del 15 de agosto. Los habitante de Gloucester, atentos a la situación imperante en Bristol, decidieron protegerse y cortaron toda comunicación con esa ciudad, pero todo fue en vano. De Gloucester, la plaga pasó a Oxford y a Londres, donde se constantó s aparición el 1ro. de noviembre. Hacia el oeste, la epidemia avanzó más lentamente, ya que los condados de Devon y Cornxvall eran poco poblados, y n llegó a Bodmin, en el centro de Cornwall, hasta la Navidad. Para ese entonces las diócesis de Bath y Gales, que cubrían todo Dorset y Somerset, habían sido infectadas.

El 4 de enero de 1349, el obispo escribió acerca de una gran mortandad, observando que muchas parroquias quedaban sin sacerdote para administrar los sacramentos.

 

Luego, durante los meses de invierno, cuando ratas, pulgas y humanos tienden a ser menos activos, sobrevino un pequeño alivio. La ciudad de Oxford, que había sido infectada antes de noviembre de 1348, no alcanzó el pico más alto hasta el verano siguiente, en mayo de 1349. Londres sufrió pocas muertes durante el invierno, pero en marzo aumentaron en gran cantidad, llegando a su punto máximo en abril y mayo, para luego declinar en forma gradual.

 

Desde Londres partía la ruta principal hacia los condados del este, densamente poblados, que también se contagiaron; en Norwick la plaga apareció en marzo y en York, hacia fines de mayo de 1349. En ese momento, todo el sur, el este y el interior de Inglaterra habían sido presa de la epidemia. En los lugares menos poblados, como el norte y el extremo oeste, la expansión fue más lenta. Irlanda se contagió por vía marítima en 1349, y Gales y Escocia un año después.

 

Escocia podría haber escapado de la plaga, pero quiso aprovechar la difícil situación de los ingleses y los invadió en el otoño de 1349; por entonces, en los condados del norte la mortandad estaba en el nivel más alto. Así, la infección irrumpió en el ejército escocés cerca de Selkirk y cuando los soldados volvieron a sus hogares se dispersó por todo el país.

 

Dos años trágicos: No se sabe cuántos murieron en los terribles años de 1348 a 1349, ya que no hay estadísticas de mortalidad ni censos, como en la plaga de 1665. Nadie en el siglo XIV podía estimar la mortalidad en números, dada la poca confiabilidad de los datos. La situación se complicó más por el hecho de que la muerte negra no apareció en una sola visita. Hubo epidemias recurrentes en cuatro o cinco ocasiones antes de fines del siglo XIV. La peor de ellas infectó en 1361 a Inglaterra, Francia y Polonia, entre otros países.

 

El nombre de Peslis puerorum dado a esta enfermedad podría ser el primer indicio que sugiere la presencia de un gran porcentaje de niños infectados en 1361, como habría sido el caso si todos los grupos de distintas edades hubieran sufrido una inusual tasa de mortandad trece años antes.

 

Otro indicio lo proporciona el Poll tax, un impuesto vigente en Inglaterra en 1377, de donde surge que la población era de alrededor de 2,5 a 3 millones de personas. Las mejores estimaciones de 1347 indican entre 4,5 y 6 millones de habitantes, por lo que el número parece haber decaído súbitamente en 2 millones en esos treinta años. La población había crecido a ritmo constante entre la conquista normanda y el año 1300, con un incremento continuo a fines del siglo XIV, hasta llegar a 3 millones en Inglaterra y Gales.

 

Ambos casos el aumento sólo pudo haber ocurrido porque el porcentaje de nacimientos fue mayor que el de muertes. Enfermedades comunes —incluidos los brotes epidémicos— causaron muchas defunciones en el período que va de 1066 a 1550, aunque sin interrupción de los procesos normales de muerte y nacimiento. La disminución de la población en cerca de 2 millones durante los treinta años que van de la muerte negra al Poll tax señala, en cambio, un altísimo grado de mortandad, que determinó la escasez de individuos en edad de procrear y, consecuentemente, la disminución de los nacimientos. Se estima así que el mayor índice de mortandad ocurrió a comienzos de este último período.

 

Es necesario enfatizar estos datos aparentemente tediosos, ya que la tendencia actual es considerar a la muerte negra como ‘cualquier otra epidemia”, que causa en la población al menos la muerte de uno de cada diez individuos. En sí mismo, este dato no es suficiente para producir un cambio social, pero sí para tomarlo como un patrón específico de la mortalidad que causó un gran cataclismo en el Viejo Continente a fines del siglo XIV.

La evidencia de las estadísticas es poco confiable, sin embargo, la cantidad de muertos fue suficientemente elevada como para generar cambios que produjeron un levantamiento social.

 

Unos pocos monasterios consignaron los números de sus propios muertos: la Iglesia de Cristo en Canterbury sufrió sólo cuatro muertes de entre ochenta clérigos, relacionadas quizá con otras enfermedades sin vinculación con la plaga. La Gran Abadía de Crowland también eludió la peste, aunque el mantenimiento de sus propiedades se vio afectado. En el otro extremo, en Luffield Priory, murieron todos los monjes y novicias, así como en St. Mary Magdalen, en Sandon; y en un convento en Wolthorpe sólo sobrevivió una monja. Entre estos dos extremos hay once casas, el grupo mayor de una serie que perdió más del 75 por ciento de sus miembros; nueve de ellas con índices cercanos al 50 y 75 por ciento, y dos únicamente que registran un número de víctimas de la plaga menor al 50 por ciento.

 

Si bien esta evidencia no es, suficiente, se podría suponer que existió una semejanza entre la proporción de muertes en los monasterios y en la población. Este modelo coincide con el conocido comportamiento y las características de la forma neumónica de esta plaga. Había una considerable variación en la transmisión de la infección y. por lo tanto, de la mortalidad en Inglaterra y Europa. Los pueblos, abarrotados y cercados, sufrían un riesgo mayor. La densidad de la población y la facilidad de las comunicaciones ayudaban a propagar la enfermedad. En los populosos condados del este de Inglaterra.

NOSTRADAMUS Y LA PESTE NEGRA

 

 

notradamus1.jpg

Michel de Notre-Dame nació el 14 de diciembre de 1503 en Saint-Réiny, un pequeño pueblo del sur de Francia. Fue el primogénito de los dieciocho hijos que habría de tener el matrimonio formado por Rcyiére de Saint-Rémy y Jaumet de Notre-Dame. Aunque la familia Notre-Dame era católica y temerosa de Dios como sus vecinos del pueblo, por cierto es que los bisabuelos del joven Michel habían sido judíos, convertidos al cristianismo para evitar las persecuciones impuestas por la Inquisición.

 

Se trataba de su abuelo materno, Jean de Saint-Rémy, quien en aquel momento se desempeñaba como médico personal del rey Renato y su hijo, el Duque de Calabria. En su abuelo Saint-Rémy, Michel encontró la compañía amistosa y la comprensión intelectual que no podían brindarle sus padres y hermanos. De esta forma, pronto comenzó a acompañar a su abuelo en los quehaceres profesionales, mientras lo interrogaba lúcidamente sobre los secretos y teorías de su trabajo.

 

Plegarias, discursos y castigos se mezclaban con sangrías y ungüentos en su inefectivo intento por combatir la epidemia llegada de Medio Oriente, que diezmaba sistemáticamente a la población sin diferenciación de clases sociales. En ese momento sólo había una verdad indiscutible frente a la enfermedad, la Peste Negra desaparecía cuando ya no quedara nadie a quién matar, para volver implacablemente en cuanto los pueblos se recuperaban. Frente a esa desoladora realidad, Nostradamus se dedicó a observar el comportamiento de esta enfermedad devastadora. Así advirtió que los pacientes enfermaban en forma súbita y caían como fulminados. Su examen revelaba manchas oscuras en pecho y abdomen, como también ganglios dolorosamente inflamados en axilas e ingles, llamados bubones.

 

El curso del mal era rápido y doloroso: fiebre altísima, delirio, vómitos, diarrea y, por último, convulsiones seguidas de muerte. Los cadáveres, a menudo contorsionados en posturas grotescas, con los ojos desorbitados y las lenguas hinchadas, se ponían negros con increíble velocidad. Conociendo lo irreversible del mal, los vecinos y parientes solían abandonar a los enfermos a su suerte, tapiándolos en sus hogares a menudo con sus familias si éstas no escapaban a tiempo. Las poblaciones se cerraban a los viajeros, las precarias comunicaciones se interrumpían, el comercio se paralizaba y las ciudades y los reinos entraban en el caos, mientras falsos profetas y predicadores florecían y medraban a la sombra de la desesperación general. En ese marco fue que, recordando las ideas de su abuelo Saint-Rémy y aplicando los resultados de sus propias investigaciones, Nostradamus se dedicó a combatir la enfermedad de raíz.

 

LOS CONOCIMIENTOS REVOLUCIONARIOS DE NOSTRADAMUS:

 

La conclusión a la que llegó el hombre que habría de profetizar, con magnífica precisión los más grandes acontecimientos ocurridos en los siguientes cuatro siglos era bastante sencilla, pero no por eso menos revolucionaria para el momento. Nostradamus observó que no sólo los remedios empleados eran absolutamente inútiles sino que, además, no se hacía nada para impedir la propagación del mal. La peste bubónica es una enfermedad propia de las ratas, transmitida a los seres humanos por la picadura de las pulgas que plagan a estos roedores y que la inoculan por medio de su saliva. Cuando una colonia de ratas contrae peste, los roedores mueren en grandes cantidades.

 

A medida de que los cadáveres se enfrían, las pulgas los abandonan en busca de sangre caliente y se dispersan, picando y, al mismo tiempo contagiando, a todo ser vivo que encuentran. Las condiciones sanitarias del sigo XVI no estaban muy por encima de las del medioevo y la higiene era aún considerada como signo de vanidad y, por lo tanto, de la influencia del Demonio. Esas costumbres, sumadas a la deficiente nutrición, creaban el campo ideal para que la peste se expandiera en todas las direcciones. Los enfermos morían en malolientes habitaciones cerradas, porque se creía que el aire propagaba las enfermedades. El menor síntoma de enfermedad significaba una sangría que sólo servía para debilitar al paciente y el inútil tratamiento se completaba con purgas destinadas a limpiar el organismo de la enfermedad.

 

Nostradamus descartó estas y otras insensateces y atacó la peste como lo haría cuatro siglos más tarde otro médico francés, Louis Pasteur: con limpieza y aire fresco, reforzados en su caso por el empleo de hierbas medicinales. En aquellos días de muerte y terror, la profesión médica no era bien vista y muchos condenados maldecían a los supuestos encargados de curarlos, que sólo les infligían más y más dolor. La población desconfiaba de los médicos y los rumores hablaban abiertamente sobre influencias satánicas y castigos divinos. El joven doctor Nostradamus no se dejó acobardar por la hostilidad de sus compatriotas y siguió adelante con su revolucionario tratamiento, logrando curas que fueron calificadas de milagrosas.

 

Su batalla contra la peste duró varios años y lo llevó a Narhone, Carcasonne (donde fue médico personal del obispo Amenien de Fays, lo que lo protegió del recelo de sus colegas y las intrigas de la Inquisición) y Toulouse, antes de regresar a Montpellier en 1529 para seguir estudiando. Permaneció en esa ciudad tres años más, enseñando en la misma Universidad en la que se formara como médico antes de regresar a Toulouse, donde estableció su consultorio. En el ínterin, Nostradamus conoció a quien sería su primera esposa, Ana de Cabrejas. En 1534, ya casado y padre de dos hijos, recibió una invitación para radicarse con su familia en la ciudad de Agen, ubicada al norte de Toulouse. Así lo hizo y allí le esperaría su peor batalla contra la peste y aquella en la que la “Muerte Negra” lo habría de derrotar.

 

LA PESTE HOY:

La prevención y el tratamiento de la plaga son relativamente exitosas en la actualidad. El organismo que la causa fue descubierto, casi al mis tiempo, por el japonés Sharamiro Kitasato y el suizo Alexander Yersin. El Bacilo lleva el nombre de este último y la prevención fue posible gracias la inoculación de una vacuna preparada con organismos muertos o por la inyección de una cepa activa pero no virulenta llamada Yersinia.

 

Las drogas antibióticas estreptomicina o tetraciclina han demostrado tener éxito en combatir esta enfermedad en las personas infectadas. Las ratas y las pulgas pueden ser tratadas con pesticidas, pero la plaga, en particular en su forma neumónica, es todavía tan peligrosa que la gente que cuidaba a los enfermos tiene que usar máscaras, trajes protectores y guantes, cual lo hacían —o se aconsejaba hacer— durante la época de la muerte negra o la Gran Plaga de 1665.

 

Nada nos explica cómo se extinguió la Gran Plaga de Europa a fines siglo XVII. Hay varias sugerencias, una de las cuales, la teoría de las rata es la más conocida. Ésta supone que la amigable rata negra de las casas barcos fue perseguida por la más feroz rata marrón noruega que, se dice que apareció por primera vez en Europa en 1720. La rata marrón habitaba en las cloacas y es más comúnmente infectada por una pulga diferente, que rara vez es transmisible a los seres humanos.

 

No obstante, es necesario precisar un par de cuestiones. En primer lugar, la teoría de que la rata marrón mat6 la negra es sólo una presunción. Las dos especies parecen no competir por el espacio ni la comida, y en muchos lugares viven próximas una de la otra respetando cada cual su territorio y alejadas entre sí. Hasta pueden permanecer acostadas una junto a la otra cuando el lugar es lo suficientemente espacioso como para permitir que cada una se sienta satisfecha con sus condiciones. En segundo término, no está probado que la rata negra alguna vez haya desaparecido, pero sí que volvió y desde 1910 ha aumentado su presencia en Europa.

 

Este hecho ha sido confirmado por F. E. Loosjes, quien comentó: “Si la plaga de las epidemias realmente desapareció con la rata negra es imperativo hacer un estudio cuidadoso de la especie actual y de su incremento, y, de ser posible exterminada”.

 

Hay un tipo de plaga animal llamada “campestre” o “selvática” que afecta a los roedores, tales como ratas, conejos, liebres y ardillas. La transmisión roedor-pulga-roedor podría llevar la infección a otras especies urbanas y amigables, como las ratas negras, los hámsters y los chanchitos de Guinea. Hay una posibilidad de que éste sea un tipo de plaga que alguna vez fue humana Y se transmitió a un roedor. Nuestros antepasados eran tan observadores como nosotros y ellos no parecen haber notado ningún incremento en la mortalidad de las ratas, un hecho que ha sido destacado en China, la India y Mongolia. A lo mejor la epidemiología es correcta, pero tratada de otra manera.

 

Las grandes plagas pueden haber sido originadas por los seres humanos y luego transmitidas por las pulgas a las ratas. Cualquiera fuese la respuesta a estos enunciados, el reinado de trescientos años de la plaga en Europa culminó por un proceso natural y no por una medida efectiva por parte del hombre. No hubo ningún descubrimiento médico ni científico, ningún avance en la higiene social ni mejoramiento en el nivel de vida que pueda explicarnos esta desaparición.

 

Quien lea estas palabras y crea que el relato de la muerte negra es exagerado, y no está de acuerdo con el conocimiento médico moderno, permítame considerar la evidencia de Francesco Petrarca.

 

El gran poeta y humanista italiano, que conocía esa época porque sobrevivió a la peste en Italia, cuenta que Laura, su misterioso y platónico amor, murió de la plaga en Aviñón el 6 de abril de 1348. Describió las casas vacías, los pueblos y los campos abandonados, los terrenos cubiertos por los muertos, el silencio sepulcral y vasto en todos lados. Recordó que los historiadores se quedaban silenciosos cuando alguien les pedía que describieran desastres similares, de médicos que enloquecían, de filósofos que se encogían de hombros, fruncían el entrecejo y colocaban un dedo sobre los labios silenciándolos

 

Petrarca termina aquel relato con estas palabras sentenciosas: “Es posible que la posteridad pueda creer estas cosas? Porque nosotros, que las hemos vivido casi no podemos creerlas”.

http://www.portalplanetasedna.com.ar/malas01.htm

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO YAHUACHI

blary33@gmail.com

CÉLULAS MADRE

celulas-madre.jpgcordon-umbilical.jpg

 

 

 

 

 

 

Introducción:

La mayoría de las células de un individuo adulto (nos estamos refiriendo al hombre y los mamíferos superiores) no suelen multiplicarse, salvo para mantenimiento de algunos tejidos como la sangre y la piel. Las células del músculo y de la grasa en condiciones normales no se dividen. Si engordamos, no es que tengamos más células, en realidad tenemos la misma cantidad de células, pero éstas han aumentado de tamaño.

 

Si una lagartija pierde la cola, le vuelve a crecer. En los mamíferos no ocurre así. Si un individuo pierde un miembro, no lo vuelve a desarrollar. Su capacidad de regeneración está limitada a la cicatrización. Sin embargo, en prácticamente todos los tejidos hay unas células que, aunque habitualmente no se dividen, en condiciones particulares pueden proliferar y regenerar ese tejido. Artificialmente se ha visto que estas células tienen capacidad de reproducirse y generar otros tejidos distintos, y reciben el nombre de células madre.

 

Muchos países aún no poseen leyes explícitas que regulen la investigación de células madre humanas.

En un futuro próximo, la investigación de las células madre podrá revolucionar la manera de tratar muchas otras “enfermedades mortales” como, por ejemplo, las lesiones vasculares cerebrales, la diabetes, enfermedades cardiacas y hasta, incluso, la parálisis.

 

Pero  

¿Qué son las células madre?

 

Las células madre son células cuyo destino todavía no se ha “decidido”. Se pueden transformar en varios tipos de células diferentes, a través de un proceso denominado “diferenciación”.

 

En las fases iniciales del desarrollo humano, las células madre, en el embrión, son “diferentes” a todos los tipos de células existentes en el organismo -cerebro, huesos, corazón, músculos, piel,…..

 

Los científicos están entusiasmados con la posibilidad de controlar el espectacular poder natural de estas células madre embrionarias para curar varios tipos de enfermedades. Por ejemplo, las enfermedades de Parkinson y de Alzheimer resultan de lesiones en grupos de determinados células del cerebro. Con la realización de un transplante de las células madre de un embrión a la parte del cerebro lesionada, los científicos esperan sustituir el tejido del cerebro que se perdió.

Las actitudes en relación al uso de células madre para fines de investigación y tratamientos médicos varían de un país a otro. En Alemania, por ejemplo, la extracción de células madre de un embrión humano es considerada ilegal.

 

Por otro lado, en Gran Bretaña, esto es legal pero se encuentra bajo una regulación rigurosa: los científicos británicos pueden utilizar embriones humanos para la investigación hasta 14 días después de la fecundación del óvulo. En este momento, el embrión es una bola hueca de células del tamaño aproximado de un cuarto de una cabeza de alfiler (0,2 mm).

 

¿De dónde proceden los embriones humanos?

 

Existen, actualmente por lo menos 100 000 embriones “de reserva” almacenados en congeladores por toda la Unión Europea.

 

Estos embriones fueron creados durante una fase de rutina en los tratamientos de esterilidad (FIV). Un solo ciclo del tratamiento de FIV incluye la fecundación simultánea de varios óvulos. A continuación, varios óvulos fecundados son reimplantados en la madre y los restantes son congelados, por si el primer intento de embarazo no alcanzara el éxito.

 

Si la mujer a la que se le practica la FIV se queda embarazada, la pareja puede optar por donar los embriones que no quieren para investigación o por eliminarlos.

 

Sin embargo, nunca llegó a ser tomada una decisión sobre el destino de algunos de los embriones almacenados. En los últimos 20 años, desde el inicio de la FIV, muchos de los donantes de óvulos y esperma cambiaron de casa, se volvieron a casar y cambiaron de nombre, o tal vez hayan muerto. Las clínicas de fertilidad pueden no encontrarlos. El destino de muchos embriones almacenados es por eso incierto.

 

Una segunda fuente de embriones, todavía más polémica, para el abastecimiento de células madre sería la creación de embriones únicamente para investigación o tratamiento. Nunca existió ninguna intención de implantarlos en una mujer. La creación de un embrión con esta finalidad es considerada por muchas personas (y por algunos gobiernos) éticamente errónea.

 

Sea como fuere, ya existen millones de espermatozoides y miles de óvulos no fertilizados congelados en clínicas de FIV en toda Europa. Si los espermatozoides fueran utilizados para fecundar a los óvulos, existirían más embriones todavía para obtener células madre y poder curar enfermedades.

         

Existe una última forma de obtener embriones humanos, basada en la utilización de la técnica de la clonación. Dicha técnica consiste en la creación de un embrión humano que contenga la composición genética completa de alguien que ya está vivo. Si fuera implantado en el útero de una mujer, el embrión podría técnicamente convertirse en un clon (una copia genéticamente igual) de esa persona. Si fuese utilizado para la investigación, el embrión proporcionaría células madre para la cura de enfermedades..

 

Otras fuentes de células madre humanas

 

Muchos científicos consideran que las células madre embrionarias son ideales para tratar enfermedades, una vez que se multiplican considerablemente y pueden diferenciarse de todas las células y tejidos del organismo. Sin embargo, para su obtención, los embriones con más de cinco días no son válidos.

 

Para evitar las barreras éticas y políticas que rodean la temática de las células madre extraídas de los embriones, los científicos están buscando fuentes alternativas.

 

Las fuentes para la obtención de células madre

El uso clínico principal de las células madre es como una fuente de células donantes, las cuales son usadas en el reemplazo de células durante las terapias de trasplante. Las células madre pueden ser obtenidas de varias fuentes:

 

ü     Embriones de repuesto: las células madre pueden provenir de embriones extra que han sido almacenados en clínicas de fertilidad y que no fueron utilizados por las parejas donantes para la concepción de niños.

 

ü     Embriones de propósito especial: estos son embriones creados por medio de fertilización in vitro (artificialmente en el laboratorio) para el propósito específico de obtener células madre.

 

ü     Embriones clonados: estos son embriones clonados en laboratorios por medio del método de transferencia somática nuclear, con el fin de cosechar sus células madre.

 

ü     Fetos abortados: los fetos de desarrollo temprano que han sido abortados contienen células madre, las cuales pueden ser cosechadas.

 

ü     Cordones umbilicales: este tejido post-parto posee potencial para la investigación.

 

ü     Tejidos u órganos adultos: se pueden obtener células madre de tejidos u órganos provenientes de adultos vivos durante la cirugía.

 

ü     Cadáveres: el aislamiento y supervivencia de células progenitoras neurales de tejidos post-mortem (hasta 20 horas después de la muerte) ha sido reportado y provee una fuente adicional de células madre humanas.

 

Las células madre embriónicas deben ser obtenidas cuando el embrión se encuentra en un estado temprano de su desarrollo, es decir, cuando el huevo fertilizado se ha dividido hasta formar aproximadamente 1.000 células. Estas células se separan y se mantienen en un envase de cultivo celular, deteniendo así el desarrollo embriónico que conlleva a la creación de un individuo. Es por esto que la investigación en células madre embriónicas es el tópico de debates éticos. El uso de células madre de adultos posa menos dilemas éticos. Sin embargo, las células madre de adultos pueden no tener el mismo potencial para usos médicos terapéuticos que tienen aquellas derivadas de los embriones.

 

La médula ósea de los adultos

Una fuente abastecedora de células madre podría ser la médula ósea de un adulto. Las células madre de la médula ósea de los adultos producen normalmente glóbulos rojos y células de la médula ósea.

 

Hasta hace poco tiempo, los científicos pensaban que era imposible que las células de la médula ósea pudieran “volver atrás en el tiempo” y se reinventaran a sí mismas para producir tipos de células completamente diferentes como por ejemplo, del cerebro, del tejido nervioso, del intestino o de la piel.

 

Sin embargo, científicos de los Estados Unidos identificaron, recientemente, una célula madre proveniente de médula ósea de adulto que creen que podrá desarrollarse en otro tipo de células. “Es algo extraordinario”, afirma el experto en células madres Austin Smith del Centre For Genome Research en Edimburgo, Reino Unido.

 

No sólo serían éticamente aceptables para la mayoría de las personas y gobiernos, las células madre retiradas de un adulto con su consentimiento, sino que mejoraría la vida de muchos pacientes. Imagine que padece de una enfermedad que está matando las células de su cerebro. Las células madre podrían extraerse de su médula ósea, y ser manipuladas posteriormente en el laboratorio para que se convirtieran en células cerebrales y volvieran a ser implantadas en su cerebro – no existiendo, así, rechazo inmunitario del transplante.

Es una perspectiva fantástica, en caso de que funcione. Los primeros resultados parecen prometedores, pero los científicos no tienen conocimiento de la versatilidad exacta de las células madre de la médula ósea. Aún así, están demasiado optimistas dados los resultados obtenidos hasta el momento.

 

Por fin, diferentes tipos de células madre podrían ser el mejor tratamiento para enfermedades diferentes, por eso, la mayoría de los científicos optaría por continuar la investigación de ambos tipos de células.

 

Sangre placentaria

La última opción como fuente de células madre es la sangre del cordón umbilical que normalmente es eliminada durante el parto. Las empresas se ofrecen ahora para recoger la sangre de la placenta y almacenarla, gratuitamente, por si el niño enfermase.

 

Estas empresas defienden que las células madre recogidas de esta manera pueden ser empleadas para tratar problemas sanguíneos como, por ejemplo, la leucemia y algunas perturbaciones genéticas e inmunitarias. En el futuro, la sangre del cordón umbilical podrá llegar a ser una fuente de células madre importantísima para curar lesiones vasculares, cerebrales, la diabetes, la enfermedad del Parkinson y la atrofia muscular.

 

La particularidad de la recogida de estas células madre es que éstas son retiradas sin afectar a la madre o al niño. Son compatibles también con el bebé en caso de que éste desarrolle alguna enfermedad y necesite células madre.

 

Además, estas empresas argumentan que la sangre del corazón umbilical del bebé también podría ser una fuente de células madre válida para los familiares del bebé – hermanos y hermanas, padres y abuelos.

 

¿Podrías permitirte dejarlos de almacenar por algunos miles de euros?

 

La clonación humana, los riesgos

 

El objetivo de la investigación de la clonación humana nunca ha sido el de clonar personas o crear bebés de reserva.

 

La investigación tiene como objetivo obtener células madre para curar enfermedades.

         

Claro que se han publicado los resultados de la investigación sobre clonación de animales y humana para obtener células madre y, al igual que el resto de los descubrimientos científicos, estas publicaciones están disponibles a nivel mundial.

 

Y era inevitable que un día este conocimiento fuera mal utilizado. Ahora, varias personas en el mundo propagaron su idea de clonar un bebé.

 

Estos individuos no trabajan para ninguna universidad, hospital o institución gubernamental. Por lo general, la comunidad científica a nivel mundial se opuso fuertemente a cualquier hipótesis de clonar a un bebé.

 

Según John Kilner, presidente del Centre for Bioethics and Human Dignity en los Estados Unidos, “La mayoría de las investigaciones publicadas demuestra que la muerte o la mutilación del clon son resultados muy probables en la clonación de mamíferos.”

 

Nadie sabe hasta que punto avanzó la clonación humana realmente en bebés. En Abril de 2002, el científico italiano Dr. Severino Antinori hizo un comentario improvisado a un periodista, afirmando que tres mujeres estaban embarazadas de un embrión clonado. A partir de entonces le apartaron de debajo de las luces del escenario y nunca más tuvo oportunidad de confirmar o negar ese comentario. Aunque no fuese verdad, o el intento hubiera fallado, da la sensación de que Antinori pretenda intentar clonar un bebé humano en un futuro próximo.

 

Los médicos evalúan los riesgos de la clonación humana como muy elevados.

 

“Someterse a la clonación por parte de los humanos no significa asumir un riesgo desconocido, sino perjudicar a las personas conscientemente”, afirma Kilner.

 

La mayoría de los científicos es de la misma opinión. La gran mayoría de los intentos de clonación de un animal dieron como resultado embriones deformados o abortos tras la implantación. Defienden que los pocos animales clonados nacidos presentan malformaciones no detectables a través de análisis o tests en el útero, por ejemplo, las deformaciones en el revestimiento de los pulmones.

         

En 1996, fue clonada la oveja Dolly. Fue el primer animal clonado a partir del ADN derivado de una oveja adulta en vez de ser utilizado el ADN de un embrión. Pero aunque Dolly tenga una apariencia saludable, se cuestiona la posibilidad de que envejeciera antes que una oveja normal. Además fueron necesarios 277 intentos para producir este nacimiento.

¿Quién aceptaría estos resultados en un experimento con bebés humanos?

 

Hay quién está de acuerdo con la clonación para la obtención de un bebé. Algunos incluso, pueden ser padres que perdieron un bebé y que quieren sustituirlo, o pueden ser personas que desean tener hijos pero que no lo consiguen de la manera tradicional. Por ejemplo, en caso de que un hombre no pueda producir esperma, puede hacer que su propio ADN sea introducido en el óvulo de su pareja, creando un clon de él mismo.

¿Recurrirían a la clonación si ésta fuese la única manera de tener un hijo?¿Y quién le gustaría que lo supiera?¿Conseguiría identificar a un bebé clonado?

 

http://www.bionetonline.org/castellano/Content/sc_cont1.htm

http://www.monografias.com/trabajos35/celulas-madre/celulas-madre.shtml

http://maestro.stemtechbiz.com

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO YAHUACHI