EL PADRE PATA Y EL CARDENAL ANO


images5.jpg

Cuando San Martín desembarcó en Pisco con el ejército libertador, no faltaron ministros que, como el Obispo Rangel, predicasen atrocidades contra los patriotas. Que vociferen los que arriesgan la pelleja es justo; pero no que los ministros de Dios aticen el fuego. Como aquel que en una catástrofe daba alaridos: “¡Cállese, marica! ¡Quejarse por un pie torcido cuando ve muerto que no chilla!”,

Tras el curato de Chancay estaba el franciscano Fray Matías Zapata, un godo que después de la misa dominical exhortaba a los feligreses para que se mantuviesen fieles al rey: Refiriéndose al generalísimo, predicaba así: “El nombre de ese insurgente de

San Martín es una blasfemia y está en pecado mortal lo que pronuncie: ¿Qué tiene de santo el malvado? ¿Llamarse así, con agravio del caritativo San Martín de Tours?…

Confórmese con llamarse Martín, – añadió – por lo semejante con el hereje Martín Lutero, que debe arder en el infierno. Declaro excomulgado a todo el que grite: ¡viva San Martín!, porque es mofarse de nuestro Dios.

Los patriotas ocuparon Huacho y Chancay, y entre los caídos en chirona se encontraba Fray Matías. Llevaron al frailuco ante San Martín:

– ¿Es cierto que me ha comparado con Lutero, – le dijo San Martín – y que le ha quitado una sílaba a mi apellido?

El cura tembló y apenas si hilvanó que había cumplido órdenes y que predicaría devolviendo la sílaba.

-No me devuelva nada, -dijo el general- pero sepa usted que yo, en castigo de su insolencia le quito también la primera sílaba de su apellido, y lo fusilo el día que firme Zapata. Desde hoy no es usted más que el padre “Pata”.

Y, hasta 1823, no hubo en Chancay documento parroquial que no llevase por firma “Fray Matías Pata”. Vino Bolívar, y le devolvió el uso de la sílaba eliminada.

Esta Tradición de Don Ricardo Palma, me recuerda mucho allá por el año 2011, en Perú, cuando eran las elecciones presidenciales y se presentaban dos candidatos para la segunda vuelta: Doña Keiko Fujimori, hija del asesino Alberto Fujimori, muerto en prisión; y Don Ollanta Humala, ex oficial del Ejército Peruano, cuentas los diarios de ese entonces que el Cardenal  de la República Don Luis  Cipriani Sorna miembro del Opus Dei, natural de Cachachi, veía con malos ojos al candidato Ollanta Humala que en vez de sermón  hacia proselitismo político por  Fujimori, e incluso obligó a todos los sacerdotes de la República Peruana leer un manifiesto netamente político a favor de Fujimori.

Cuenta los diarios de esa época que después de las elecciones del 05 de Junio 2011, saliendo ganador Ollanta Humala, y durante la toma de mando ocurrió el siguiente dialogo:

Cardenal.- Saludos y felicitaciones Sr. Presidente….pero no le dio la mano como si los dio a otras autoridades presentes.

Ollanta.- Gracias Cardenal, pero su apellido debe peruanizarse, Ud es Cipriano…. Y no lo fusilo, le perdono, pero como castigo se llamará a partir de la fecha Cardenal ANO.

Y  todos los documentos y clases universitarios y cheques, firmaba como Cardenal ANO. Hasta su muerte ocurrida en el año 2022 en su tierra querida Cachachi.

 

http://www.obraspoemas.co.cc/2010/12/el-padre-pata.html

 

Fraternalmente

Luis Romero 

Cap (r) E.P

 

Advertisements