APOCALIPSIS

 

images12.jpg

EL APOCALIPSIS ES UN LIBRO FRECUENTEMENTE DEJADO DE LADO, EN PARTE PORQUE SU SIMBOLISMO LO HACE OSCURO. POR LO TANTO, NO PUEDE SER LEÍDO LIGERAMENTE, PERO CON DILIGENCIA ENTREGARÁ SUS TESOROS A AQUELLOS QUE LOS BUSCAN. OTRA RAZÓN POR LA CUAL NO SE PREDICA SOBRE ÉL ES LA ADVERTENCIA EN 22:18-19 ACERCA DE AGREGAR O QUITAR ALGO DE LAS PALABRAS DE LA PROFECÍA. SIN EMBARGO, LAS BENDICIONES DE 1:3 Y 22:7 TAMBIÉN SIGNIFICAN QUE DEBE SER LEÍDO, ESCUCHADO Y ENTENDIDO.

 

¿POR QUÉ DEBERÍAMOS ESTUDIAR EL APOCALIPSIS?

 

Dice tener el nivel más alto de autoridad divina de cualquier libro de la Biblia (1:1).

Debido a su simbolismo y, en consecuencia, la dificultad de estudiarlo, es dejada de lado frecuentemente, pero toda Escritura es útil.

Tiene una bendición para aquellos que la escuchan y guardan su mensaje (1:3, 22:7).

Tiene un mensaje para la iglesia a través de las generaciones y ha bendecido y fortalecido a la iglesia a través de las generaciones pasadas.

Tiene un mensaje que es relevante para nosotros hoy, de la misma forma que las cartas a las siete iglesias fueron relevantes en ese tiempo.

Es la última palabra de Dios a la iglesia en las Escrituras, tanto en ubicación como en el tiempo.

Tiene un mensaje específico para aquellos que están sufriendo persecución.

Muestra el final de la historia, la derrota de los enemigos de Dios y la bendición celestial para los santos de Dios.

Nos muestra al Cristo glorificado como ningún otro libro en la Biblia.

El Apocalipsis fue escrito para mostrarles a los siervos de Dios lo que sucedería pronto. Es decir, es una profecía referida al futuro cercano (1:1, 1:3, 1:19, 4:1, 22:6, 22:10) y también al futuro lejano, porque nos muestra el final de los enemigos de Dios. Las palabras de la profecía estaban destinadas originalmente a ser leídas en voz alta. Uno debería suponer que cualquiera con la madurez de la vida cristiana y un buen conocimiento tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo Testamento, como ser un anciano, podría entender el libro cuando fue escrito. Hay una bendición para la persona que lee en voz alta el libro a la asamblea, así como para aquellos que escuchan y guardan lo que está escrito en él porque el tiempo para que aquellas cosas escritas en él se cumplan está cerca. El libro muestra la tribulación para los santos en la forma de persecución y tribulación para el mundo en la forma de guerras, hambre, ataque demoníaco, engaños, desastres y plagas de Dios advirtiendo a la humanidad que se arrepienta. Sin duda el Señor tenía en mente un período de persecución bajo el Imperio Romano que duraría hasta Constantino en 314 d.C. cuando le dio esta profecía a Juan, pero Él también tenían en mente todos los períodos de persecución que habría hasta el tiempo de Su retorno. Este es el último libro en la Biblia y por lo tanto es Su última palabra a Su pueblo, advirtiéndonos que seamos fieles hasta el fin cuando Él vuelva en gloria con sus santos ángeles y haga entrar el reino y el reinado eterno de Dios. Este libro tiene la intención de fortalecer nuestra fe hasta que Él vuelva.

 

Este libro dice ser un apocalipsis (1:1), una profecía (1:3), una epístola (1:4,11; 22:21) y una visión (9:17). Está escrito en parte en el estilo de la literatura judía apocalíptica de ese tiempo (200 a.C. hasta 100 d.C.), y hay también un cuerpo importante de escritos cristiano tempranos que caen en este género (Talbert). Otros ejemplos de este estilo de escritura en la Biblia incluyen partes de Daniel y Zacarías. El equivalente moderno más cercano es la historieta política. Que el Apocalipsis cae dentro del género apocalíptico es una de las claves de su interpretación. Mounce señala que “un papel importante de los apocalipsis era explicar por qué los justos sufrían y por qué el reino de Dios se demoraba”. Esto podemos verlo claramente en Apocalipsis, que es de ayuda en ambos puntos. Este tipo de literatura era escrito bajo el seudónimo de alguna persona importante del pasado tal como Moisés o Enoc. En este sentido Apocalipsis es distinto, ya que fue escrito bajo el nombre de Juan, que era un nombre común en ese tiempo. Los apocalipsis suelen ser revelados por un ser celestial, como ser un ángel. Éste es el caso de Apocalipsis. Sin embargo, declara explícitamente que Dios es el autor, pero está mediado por Jesucristo y su ángel. El mensaje de los apocalipsis es expresado usando un simbolismo vívido y describe las luchas entre el bien y el mal en la historia del mundo, en el pasado y en el futuro. Describe al hombre como impotente para vencer al mal. Finalmente Dios intervendrá en forma cataclísmica para destruir los poderes del mal. Esto puede estar asociado con la venida del Mesías y la inauguración del reino de Dios (xxxx). Este idioma apocalíptico sería un estilo conocido para la audiencia de Juan, pero para nosotros nos parece extraño. Ladd comenta que el libro está lleno de alusiones a los escrito proféticos del Antiguo Testamento pero que no hay una alusión similar probada a ninguno de los escritos apocalípticos judíos conocidos. Swete, citando a otra fuente, dice que de los 404 versículos del Apocalipsis hay 278 que contienen referencias a las Escrituras judías y luego da una lista extensa de unas 300 referencias del Antiguo Testamento. Una diferencia entre el Apocalipsis y la literatura apocalíptica judía de ese tiempo debería ser destacada: aunque Juan era judío, también era cristiano, y como tal su mensaje está centrado en Cristo.

 

La razón para el estilo apocalíptico es probablemente para hacerlo lo suficientemente vívido para aquellos que están pasando por persecución que es quienes está dirigido principalmente. Aquellos bajo persecución podrían no recordar tan fácilmente la teología de las epístolas de Pablo, pero el simbolismo vívido de Apocalipsis podría ser recordado fácilmente (Goldsworthy). El uso de imágenes simbólicas también lo hace significativo para todas las generaciones porque no ata los símbolos a ningún evento específico de la historia de la iglesia. Obviamente el simbolismo de la bestia puede mostrarse que se relaciona frecuentemente con el Imperio Romano (como en la interpretación preterista) pero no está atado sólo al Imperio Romano sino a las tiranías a través de los siglos que persiguen a la iglesia, culminando en el anticristo. También significa que no podemos usar el Apocalipsis para predecir el momento exacto de la segunda venida de Cristo. El objetivo de Apocalipsis es ayudar a preparar al pueblo de Dios para la segunda venida y el tiempo difícil que la precede.

 

gnosticos.jpg

El libro es de un estilo apocalíptico y por lo tanto debe ser interpretado simbólicamente y no literalmente. Tomar un enfoque completamente literal pronto produce dificultades, por ejemplo, cuando tratamos de deducir quiénes son los ocho reyes de Ap. 17:11, o el significado del número de la bestia, 666, o la Nueva Jerusalén, que es un cubo de 12.000 estadios de lado. Por admisión propia es simbólico; Jesús mismo explica el simbolismo de las siete estrellas y los siete candelabros de oro (1:20) y, por lo tanto, nos da a los cristianos al final del segundo milenio una llave para su interpretación.

 

Ap. 1:20 El misterio e las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candelabros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

 

Sin embargo, como profecía es una predicción del futuro tanto como una palabra de parte de Dios. Como epístola, Juan enfatiza el arrepentimiento y la santidad de parte de los santos. Apunta a alentar a los santos a que soporten la persecución y a no transigir con los patrones del mundo, y al hacerlo muestra las recompensas de aquellos que vencen y obedecen las palabras de este libro, y el castigo de los cobardes.

 

imag2222es.jpg

Le debemos al libro de Apocalipsis un caleidoscopio de descripciones y visiones de Jesús en su gloria celestial. Por ejemplo, la visión de alguien “semejante al Hijo del Hombre” (1:13-16), el Cordero como si hubiera sido inmolado (5:6 ff.), el Cordero como el pastor que conduce a su pueblo a fuentes de aguas de vida (7:17), el Cordero de pie sobre el monte de Sion con los 144.000 (14:1), el jinete sobre el caballo blanco como Rey de Reyes y Señor de Señores (19:11 ff.) y el Cordero como lumbrera de la Nueva Jerusalén. También le debemos a Apocalipsis una gran cantidad de nombres de Jesús: el testigo fiel, el primogénito de los muertos, el soberano de los reyes de la tierra, el Primero y el Último, el que vive, el Amén, el soberano de la creación de Dios, el Cordero, el Fiel y Verdadero, la Palabra de Dios, Rey de reyes y Señor de señores, el Alfa y el Omega, la Raíz y Simiente de David, la Estrella Brillante de la Mañana. Nos da también muchos ejemplos de himnos de alabanza y adoración que han inspirado a compositores de himnos a través de los siglos.

 

LAS CUATRO ESCUELAS INTERPRETATIVAS

 

I.    LA PRETERISTA (DE PRETÉRITO=PASADO):

Describe en un lenguaje velado los eventos del propio tiempo de Juan hasta el final del Imperio Romano o, por lo menos, hasta la conversión de Constantino. Esta interpretación tiene la desventaja de que sólo es significativa para ese tiempo, pero para nosotros no es tan relevante. La bestia puede ser vista sólo como el Imperio Romano y Babilonia es Roma. Sin embargo hay claras referencias a la Roma del tiempo de Juan y es útil conocer las circunstancias del tiempo de Juan al interpretar el libro. En Ap. 1:11, a Juan se le dice “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia; a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea”, así que de alguna forma es similar a las cartas de Pablo a los Romanos, Corintios, Colosenses, Efesios y Tesalonicenses. Tanto en las cartas de Juan como en las de Pablo, Dios ha escogido que éstas sean preservadas para Su iglesia a través de los siglos. Así como la carta a los Corintios trata problemas específicos que tenían entonces, también trata con estos problemas para los siglos futuros. En la misma forma, Apocalipsis trata con los problemas enfrentados por las siete iglesias de Asia, pero también tiene mucho que decir a las generaciones futuras. Debido a que Juan usa imágenes simbólicas, el Apocalipsis no está atado sólo al Imperio Romano sino que también puede ser usado para describir sucesivas tiranías perseguidoras a lo largo de los siglos. Los siguientes tres métodos de interpretación tratan con el valor del Apocalipsis para las generaciones futuras en distintas formas.

 

II. LA HISTORICISTA:

Éste es un cuadro de toda la historia, desde la primera venida de Cristo hasta Su segunda venida, y más allá. En este método la gente tratará de hacer que las secciones del Apocalipsis encajen con eventos históricos específicos. La bestia es vista como la manifestación corriente de la bestia, como el papado en el tiempo de la Reforma. Esta posición es insostenible porque habrá una gran variedad de interpretaciones a través de las edades. Pero, dado que los principios son válidos para todas las generaciones, como sugeriría el idealista, cada generación debería poder identificar los personajes retratados por Apocalipsis. Por lo tanto, la visión del historicista no debería ser denigrada. Ha provisto consolación en tiempos de persecución a lo largo de la historia de la iglesia. La interpretación histórica más importante desde el siglo XII hasta los tiempos de la Reforma hace que el papado sea la bestia y Roma o la iglesia romana, Babilonia. Sin embargo, hacer de Apocalipsis un cuadro de toda la historia humana y como consecuencia usarlo para predecir cuándo llegará el fin está mal, y no era la intención cuando fuera leído Apocalipsis, pero usarlo para fortalecer al pueblo de Dios que estaba pasando por pruebas específicas es un uso válido.

 

III. EL IDEALISTA;

Entre mensajes para el primer siglo y profecías del futuro lejano, trata principalmente con principios que son siempre válidos en la experiencia cristiana. La bestia es el Imperio Romano en el tiempo de Juan, pero también una sucesión de imperios impíos que conducen hasta el último imperio del que surgirá el anticristo. Dado que los cristianos han sido perseguidos a lo largo de las generaciones, cada generación debería poder identificar cuál es su bestia.

 

IV. EL FUTURISTA:

Es mayormente una profecía de eventos que están por ocurrir, especialmente justo antes de la venida de Cristo. Esta es la interpretación normal de alguien que lee el libro por primera vez porque su simbolismo parece tan fantástico. Significa que el libro será especialmente relevante para los de la última generación. La bestia es vista como el anticristo que emerge de un Imperio Romano redivivo. Es claro que la Segunda Venida aparece en forma prominente a través del libro, y por lo tanto hay verdad en el punto de vista futurista, pero esta visión tiende a pasar por alto la verdad espiritual que es valiosa hoy. Sin embargo, note que a Juan no se le dice que selle el libro (Ap. 22:10) porque el tiempo está cerca, aunque a Daniel se le dijo que sellara el libro hasta el tiempo del fin (Dan. 12:4). Esto significa que el libro está a punto de comenzar su cumplimiento. El libro de Apocalipsis fue escrito inicialmente a las siete iglesias de Asia y de aquí el punto de vista preterista. Sin embargo, el libro alcanzará su cumplimiento final cuando aparezca el último anticristo y Cristo vuelva; este es el punto de vista futurista. Ladd divide los puntos de vista futuristas en dos tipos, el moderado y el extremo, conocido como dispensacionalismo. El segundo hace una marcada distinción entre Israel y la iglesia, las cartas a las siete iglesias tratan con las siete edades de la historia de la iglesia, del capítulo 7 en adelante se refiere a Israel porque la iglesia ha sido llevada en el rapto a esta altura, así que no sufre la gran tribulación, que ocurre durante los últimos 3 y medio años de la historia. Este punto de vista es sostenido ampliamente en Norteamérica. El mejor exponente de este punto de vista es Walvoord.

 

El futurista argumentará que la interpretación preterista está errada porque el Apocalipsis trata de los últimos tiempos, pero durante el tiempo del Imperio Romano la interpretación preterista era el último tiempo. Un comentario similar podría hacerse de la interpretación historicista durante la Reforma. La interpretación idealista es probablemente la más relevante hoy, para satisfacer las necesidades de hoy durante los tiempos difíciles cuando los cristianos están bajo presión y por cierto no descuenta una realización futura tampoco. Yo cuestionaría fuertemente la idea de que Apocalipsis sólo tienen una realización futura.

 

El problema para cualquiera que trate de interpretar el libro es que al leer el texto uno puede encontrar apoyo para todos estos puntos de vista, que es la razón por la que hay una variedad tan amplia de interpretaciones y – por cierto – desacuerdos. En un sentido todos tienen razón. El futurista ve a la bestia como el futuro anticristo; el historicista ve la bestia de la historia; el preterista ve la bestia en los tiempos romanos; y el idealista ve una sucesión de bestias que conducen hasta el anticristo. El futurista escribe desde el punto de vista de una iglesia que no está sufriendo persecución ahora pero que la espera para el futuro, especialmente del anticristo. El historicista escribe desde el punto de vista de la persecución actual o la persecución reciente como eventos históricos y los encuentra en Apocalipsis. El idealista mira a los períodos anteriores de persecución y ve principios generales dentro de Apocalipsis que los pueden explicar. El preterista escribe acerca de cómo Apocalipsis explica la persecución bajo el Imperio Romano. Todos son correctos, pero todos ven la verdad desde una perspectiva diferente. Este comentario está escrito mayormente desde un punto de vista futurista e idealista, porque esta interpretación será la más útil a la iglesia en esta generación en el Occidente. Si bien la iglesia en Occidente no está sufriendo persecución, todavía se está librando una guerra contra ella en la forma de doctrina falsa y la seducción de los valores mundanos.

 

Mounce destaca que “Juan mismo no podía ser preterista, historicista, futurista e idealista, sin contradicción. Él escribió desde su propia situación inmediata. Sus profecías tendrían una realización histórica, anticipó una consumación futura y reveló principios que operaban debajo del curso de la historia. El problema interpretativo surge del hecho de que el Fin no llegó en hora.” Si el autor de Apocalipsis es el autor del cuarto evangelio, entonces ciertamente esperaba estar vivo cuando volviera Cristo (Juan 21:21-24). Si leemos la primera carta de Juan, 2:18 indica que él consideraba que él estaba viviendo en la última hora.

 

Ap. 1:3 nos dice que hay una bendición para el que lee las palabras de esta profecía y guarda su mensaje porque el tiempo está cerca (ver también 22:10). De aquí se nos asegura que el contenido es relevante ahora, de la misma forma que la Segunda Venida de nuestro Señor es relevante ahora, de la misma forma que era hace 1900 años. Para los escritores del Nuevo Testamento el tiempo de la venida del Señor está siempre cerca (Fil. 4:5, Stg. 5:8, 1 Pedro 4:7). Jesús nos advierte que estemos listos para Su retorno porque Él viene a la hora que no pensamos (Mt. 24:44). Por lo tanto Apocalipsis nos advierte que estemos listos porque los eventos que describe pueden ocurrir en cualquier momento. Por lo tanto, cualquier interpretación que pone los eventos ya sea en el pasado o futuro distantes es engañoso porque su propósito es preparar nuestros corazones ahora para lo que viene pronto. Así como hay una bendición para aquellos que guardan el mensaje de este libro al comienzo de Apocalipsis, así en el final (22:7) hay una bendición para los que guardan las palabras de Apocalipsis, junto con un recordatorio de que Jesús viene pronto. Parte del mensaje de Apocalipsis es preparar a Su pueblo para Su segunda venida y los eventos que la preceden.

 

Ladd habla bastante acerca de la naturaleza doble de la profecía, que tiene cumplimiento tanto inmediato como distante. Un ejemplo de esto es el discurso del monte de los Olivos que estaba referido al juicio histórico de Jerusalén en manos de los romanos en d.C. 70 (Lucas 21:20 ff.) y la aparición escatológica del anticristo (Mt. 24:15 ff.). De la misma forma, Apocalipsis tuvo su cumplimiento inmediato en la serie de persecuciones romanas sobre los cristianos hasta Constantino en d.C. 313, así como en la aparición del anticristo en el futuro distante. Por lo tanto, la interpretación correcta es una mezcla de los puntos de vista preterista y futurista, y que incluya cualquier tribulación que experimente la iglesia entre estos dos períodos.

 

imag33333es.jpg

Si bien gran parte del libro puede ser interpretado para que describa eventos al final de la era, esto está a continuación de una sucesión de eventos que conducen al clímax de la historia. Es un hecho de la historia que a lo largo de la era del Evangelio ha habido imperios políticos y religiosos que han perseguido a la iglesia. El libro de Apocalipsis está escrito para aquellos santos así como para los del reino del anticristo. La idea de que la iglesia no estará en la tierra cuando sea revelado el anticristo no se encuentra en Apocalipsis y esta idea le hace un gran daño a los creyentes de hoy. Este comentario usa una combinación de enfoques. Gran parte del libro incorpora las circunstancias del tiempo de Juan, lo cual debe formar la base de cualquier interpretación, porque fue escrito para las siete iglesias de Asia. Describe lo que va a ocurrir pronto, en el futuro cercano, pero también mira hacia el futuro distante, describe los últimos tiempos también, así que se usa una combinación de preterista, futurista e idealista. El enfoque utilizado dependerá del texto. Para el preterista la bestia es el Imperio Romano y su emperador. Para el idealista es una sucesión de imperios tiránicos a lo largo de la historia que persiguen a los santos. Pero para el futurista todos estos hallan su mayor cumplimiento en el reino del anticristo. Hay verdad en todos estos puntos de vista. El hecho que el libro dé suficiente ambigüedad para que todos estos puntos de vista sean verdaderos es probablemente deliberado para que cada generación pueda beneficiarse del libro. Su simbolismo también significa que Apocalipsis no puede ser usado para predecir el futuro, el que siempre está velado para el hombre (cf. siete truenos en 10:3-4). Su propósito es prepararnos para el futuro, especialmente para la consumación de todas las cosas, cuando Cristo sea revelado.

EL APOCALÍPSIS DE SAN JUAN ( 3/3)


http://media.salemwebnetwork.com/godtube/resource/mediaplayer/5.6/player.swf

EL APOCALÍPSIS DE SAN JUAN ( 2/3)


http://media.salemwebnetwork.com/godtube/resource/mediaplayer/5.6/player.swf

EL APOCALÍPSIS DE SAN JUAN ( 1/3)


http://media.salemwebnetwork.com/godtube/resource/mediaplayer/5.6/player.swf

LA SIMBOLOGÍA Y AUTO INTERPRETACIÓN DE APOCALIPSIS

 

Una de las principales decisiones que tiene que tomar cualquier persona que lee el libro es si tiene que interpretarlo en forma literal o simbólicamente. Como pertenece al estilo literario apocalíptico, he elegido interpretarlo simbólicamente. Hay otros estilos literarios en la Biblia como ser el poético; así, cuando uno lee los Salmos, uno los interpreta de esta forma. El libro es simbólico y esto está revelado por las secciones del libro que proveen su propia interpretación. El libro también está lleno de frases como “Después de esto miré” (9), “Entonces vi” (33), “Observé” (3), “Oí” (23). El libro de Apocalipsis es una visión. Ap. 9:17 es el único versículo en el que Juan admite que está viendo una visión.

 

(Ap. 9:17) Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre.

 

Caird comenta que “a menudo ocurre en Apocalipsis que lo que él ve está descrito mayormente en un simbolismo tradicional, y lo que escucha da la reinterpretación cristiana”. Algunos intérpretes toman todo literalmente a menos que se diga claramente que es simbólico (Walvoord); algunos toman al libro simbólicamente a menos que claramente debe tomarse en forma literal (Caird). He adoptado la posición de Caird ya que parece encajar mejor en el encuadre del libro. La dificultad en interpretar el libro está en decidir qué debe ser tomado simbólicamente y qué literalmente y esto afectará la interpretación que uno tenga considerablemente.

En el capítulo 1 Juan ve siete candeleros (v. 12) y entre los candeleros a uno semejante al Hijos del Hombre (v. 13), y en su mano derecha tenía siete estrellas (v. 16).

(Ap. 1:12-16) Y me volví para la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro. {13} y en medio de los candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. {14} Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; {15} y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. {16} Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

En Ap. 1:19 a Juan se le instruye que escriba lo que ha visto. Inmediatamente, en el versículo siguiente, Jesús explica el misterio de las siete estrellas y de los siete candeleros.

(Ap. 1:20) El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

Así que Jesús revela el misterio de las siete estrellas y los siete candeleros de oro. Esto debería hacernos empezar dándonos cuenta de que el libro es simbólico. Esto significa que muchas cosas que veremos parecerán fantásticas y si son tomadas literalmente no tendrán sentido. Si los detalles son llevados al extremo no tendrán ningún sentido, así que no sirve tratar de identificar los diez cuernos en la bestia porque muchos han tratado y han fallado. Es el principio detrás del detalle y no el detalle, lo que es importante.

OTROS EJEMPLOS DE AUTO INTERPRETACIÓN EN APOCALIPSIS SE DAN MÁS ABAJO:

 

El Cordero es el símbolo principal y clásico de Apocalipsis, así que nadie lo toma literalmente.

(Ap. 5:6) Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

La identidad del Cordero no se declara explícitamente, pero es claramente Jesucristo quien más tarde es descrito como Señor de señores y Rey de reyes.

(Ap. 17:14) Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

Compare esto con la descripción de Cristo en el v.5, donde es descrito como el soberano de los reyes de la tierra.

(Ap. 1:5) Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.

 

OTROS EJEMPLOS DONDE UN SÍMBOLO ES INTERPRETADO INCLUYEN:

 

(Ap. 5:8) Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.

 

(Ap. 12:9) Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

(Ap. 4:5) Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.

(Ap. 17:9-18) Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, {10} y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.

{11} La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.

{12} Y los diez cuernos que has visto son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.

{15} Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.

{18} Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.

(Ap. 19:8) Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos

Otros ejemplos del estilo literario que es más cercano al nuestro se evidencia en la frase “Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires” (17:6). La imagen es horrible pero la mayoría de las personas entenderá que esto significa que ella ha asesinado a muchos santos.

 

Esto nos ayuda a entender la tercera copa, en la que el tercer ángel vierte la copa sobre los ríos y fuentes de agua y se convierten en sangre.

(Ap. 16:5) Y oí el ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. {6} Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.

Debemos entender que convertir el agua en sangre significa que muchas personas murieron por tomar el agua (comparar con la tercera trompeta). Si tomamos el relato de Moisés, entonces cuando el Nilo se convierte en sangre (o del color de la sangre) debe ser tomado en forma literal porque se está usando una forma literaria narrativa.

Otra ayuda en su interpretación es notar que Juan a veces ve una visión o señal y luego la voz explica lo que ve o da información adicional:

1:12 ve doce candeleros de oro; 1:20 Jesús explica que estos son las siete    iglesias

    5:6 ve un cordero; 5:9 los veinticuatro ancianos cantan acerca del Cordero

    7:9 ve una gran multitud; 7:14 el anciano explica quiénes son

    12:3 ve un dragón y guerra en el cielo; 12:10 una voz explica lo que ha visto

    17:1 ve una gran prostituta; 17:7 el ángel explica su significado

7.1 Símbolos en el libro

Hay muchos símbolos en el libro de Apocalipsis. Estos son algunos de los más importantes.

7.1.1. Símbolos de Cristo

    Uno “semejante al Hijo del Hombre” (1:13)

    El León de la tribu de Judá (5:5)

    La Raíz de David (5:5)

    Dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones (12:5)

    El jinete del caballo blanco (19:11)

7.1.2 Símbolos de la Iglesia

La Iglesia es uno de los personajes principales del libro de Apocalipsis

· Los siete candeleros:

(Ap. 1:20) El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

(Ap. 6:9) Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.

· Los 144.000 sellados de todas las tribus de Israel (Ap. 7:4-8)

(Ap. 11:1) Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él

    Los dos testigos (Ap. 11:3)

    La mujer vestida del sol (Ap. 12:1)

    El ejército del Señor (Ap. 19:19)

 

7.1.3. Los enemigos de la iglesia

    El dragón escarlata (Ap. 12:3): el diablo

    La bestia del mar (Ap. 13:1): el poder político mundial

    La bestia de la tierra (Ap. 13:11): el falso profeta

    La gran prostituta (Ap. 17:1): la seducción del mundo, representada por la gran ciudad

Tres señales en el cielo

Hay tres instancias en las que Juan vio una señal (grande y admirable) en el cielo: la mujer vestida del sol (12:1), el dragón (12:3) y los siete ángeles con las siete últimas plagas (15:1). La primera y segunda señal se refieren a la iglesia del Antiguo Testamento y al diablo; la tercera señal también debería ser considerada simbólicamente.

(Ap. 12:1) Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas

(Ap. 12:3) También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas

(Ap. 15:1) Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios

7.2 El uso de números en Apocalipsis

Los números tienen un significado simbólico en Apocalipsis. Encontrar un significado más profundo a estos números puede ser peligroso. Los diez cuernos de la bestia son diez reyes, con el significado de completo, así que podría significar 10, 14, 16, etc. Uno puede estar bastante seguro que 1000 años no significa mil años sino un período completo de tiempo según la definición de Dios. El número más importante encontrado es el siete, que es encuentra 55 veces en el libro y significa completo.

 

    2 Testigo Dos testigos; los discípulos enviados de dos en dos

    4 El mundo Cuatro puntos cardinales

    6 El número del hombre Hombre creado día seis

    7 Dios, divino, completo Dios completó la obra y descansó el día siete

    10 Completo Completo desde un punto de vista humano

    12 La obra de Dios en el mundo Doce tribus de Israel. Doce apóstoles

 

Múltiplos de doce:

    24 Iglesia del AT y NT; veinticuatro ancianos

    144 12 x 12; AT y NT combinados

    12000 Anchura de la Nueva Jerusalén

    144000 12 x 12 x 10 x 10 x 10; Iglesia completa

 

Otros números:

666 Hombre de Satanás, una trinidad de números seis

667 4 x 4 x 10 x 10 (ver Ap. 14:20)

3,5 años=42 meses=1260 días=tiempo, y tiempo y mitad de tiempo=el período entre la ascensión de Jesús y su Segunda Venida

(Ap. 11:2) … y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses

 

i. Los dos testigos profetizan por 1260 días

ii. Es también el tiempo de permanencia de la mujer en el desierto (Ap. 12:6, 1260 días, y Ap. 12:14 tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo).

iii. Que es también el tiempo que Elías oró para que no lloviera, 3 años y medio, y Dios lo alimentó en forma sobrenatural

 

iv. Las bestias ejercen autoridad (Ap. 13:5, 42 meses)

v. Que es el mismo tiempo que el tiempo, tiempos y medio tiempo de Daniel

 

Ejemplos del uso del número dos:

11:3 Dos testigos

11:4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra

11:10 Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra

13:11 dos cuernos de la bestia de la tierra

 

Ejemplos usando el número cuatro:

4:6 Cuatro criaturas vivientes

7:1 Vi cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra

9:14-15 Sexta trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates

20:8 Y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla

 

Ejemplos usando el número siete:

 

1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia

1:12…y vuelto, vi siete candeleros de oro

1:16 Tenía en su diestra siete estrellas

4:5…delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios

5:1… un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos

5:6… un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra

8:2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas

10:3… y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces

11:13… y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres

12:3… he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas

16:1 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios

17:3 una bestia escarlata… que tenía siete cabezas y diez cuernos

17:9-11… las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes… La bestia… es de entre los siete, y va a la perdición.

 

Ejemplos usando el número diez

2:10… y tendréis tribulación por diez días

 

12:3… un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos

13:1… una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas

17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes

17:16 Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera

 

Ejemplos usando el número doce

12:1… y sobre su cabeza una corona de doce estrellas

21:12 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel

22:2… el árbol de vida, que produce doce frutos

7.3 Algunos recursos literarios usados

A Juan le gusta mucho usar superlativos, especialmente la palabra “gran” (o “grande”) en Apocalipsis. Esto es característico del estilo apocalíptico. Gran es usado 49 veces t el griego megas ocurre 82 veces. Los ejemplos son: gran terremoto (6:12), gran día de ira (6:17), gran multitud (7:9), gran tribulación (7:14), gran estrella (8:10), gran río Éufrates (9:14), gran ciudad (11:8), gran poder (11:17), granizo grande (11:19), señal grande y admirable (12:1), gran dragón (12:9), gran águila (12:14), gran autoridad (13:2), señales grandes y milagrosas (13:13), Babilonia, la Grande (14:8), gran lagar de la ira de Dios (14:19), Grandes y maravillosas son tus obras (15:3), el gran día del Dios Todopoderoso (16:14), gran prostituta (17:1), gran autoridad (18:1), gran riqueza (18:17), grandes hombres (18:17), gran cena de Dios (19:17), gran cadena (20:1), gran trono blanco (20:11), una monte grande y alto (21:10), un muro grande y alto (21:12).

La palabra Cordero (gr. arnion) ocurre 31 veces, pero note que en 13:11 es usada para describir la bestia de la tierra.

Se ha hecho mención anteriormente al uso frecuente del autor de los contrastes que ayudan nuestra interpretación. Otros recursos literarios son usados además para agregarle significado al libro. Algunos ejemplos se dan a continuación.

 

a. Por ejemplo, los cuatro sellos, las trompetas y las copas forman unidades distintas. Los cuatro jinetes en el caso de los sellos y con las trompetas y las copas tratan con la tierra, el mar, los ríos y el universo. El ángel con el evangelio eterno (14:7) dice “Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” antes de los juicios de las siete copas.

b. En 12:12 un ay es pronunciado sobre la tierra y el mar porque el diablo ha descendido a ellos. Y en el capítulo 13 las dos bestias suben del mar y de la tierra. Hay tres grupos que hacen duelo por la caída de Babilonia: los reyes de la tierra, los mercaderes que comercian en tierra y los capitanes que comercian en el mar. El ángel poderoso pone sus pies sobre la tierra y el mar (10:2)

c. Uno de los ángeles que tiene las siete copas lo presenta a Juan a la gran prostituta (Babilonia, la grande) y a la novia (la nueva Jerusalén), evidentemente para contrastarlos a los dos.

d. El mismo incensario usado para ofrecer oración antes es usado para arrojar fuego a la tierra (8:3-5), indicando que las siete trompetas son una respuesta a las oraciones de los santos.

http://www.apocalipsis.org/s-self.htm

http://www.apocalipsis.org/s-interp.htm

https://romeroyah.wordpress.com/ /post/2011/09/24/apocalipsis

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO

Advertisements

¿QUÉ ES LA GNOSIS?

gnosis.jpg

La Gnosis es un complejo sistema que mediante la adquisición y puesta en práctica de ciertos conocimientos y técnicas (expuestos sobre un “camino” determinado), permite —en caso de éxito—, la evolución del ser humano —a partir de su personalidad subdesarrollada— hacia sus más altos exponentes con la consiguiente superación de las limitaciones de la especie.

La Gnosis es parte de un plan trinitario en el que intervienen la Fe y la Esperanza; plan concebido para la realización del Amor (I Corintios XII: 13). Pues «El AMOR lleva en sí la consumación de todas las virtudes, de todas las profecías, de todos los misterios y de todo el conocimiento» (Mouravieff, B. Gnosis)

Una autoridad como Clemente de Alejandría (discípulo de Panteno, y maestro de Orígenes) , en sus Stromatos marca algunas pautas sobre la Gnosis y la actitud del gnóstico (aquel que vive su vida según la Gnose): «… el Hombre está naturalmente hecho para poseer a Dios» por ello, «La Gnosis es, por así decir, una perfección del hombre como tal, obtenida por la ciencia de las cosas divinas según la costumbre, la vida y las palabras, armonizadas y conforme a sí mismo y al Verbo divino». «Finalmente, la Gnosis es transmitida a los hombres acostumbrados y aprobados por una preparación y un ejercicio más completos, capaces de oír lo que se les dice, y por la conducta de la vida y por los progresos superiores a la justicia y la ley». De esta forma, «Para el gnóstico, la Gnosis es lo único importante»

ORÍGENES DE LA GNOSIS 

http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_626601_1.html

La gnose alcanza al mundo occidental (ex-medio oriente) a través de las enseñanzas tradicionales del cristianismo primitivo que fueron difundidas y transmitidas en los primeros siglos de nuestra era. Pero, es principalmente por vía de la iglesia ortodoxa oriental, que mantuvo más inalterada la esencia de este conocimiento “especial” (a precio de un hermetismo casi impenetrable), que tales enseñanzas llegan a los tiempos actuales.

La Gnosis debiera entenderse como el núcleo del cristianismo, su esencia (la “teoría” revelada por Cristo), un sistema filosófico-práctico que relaciona al ser humano con la divinidad; esto es en un sentido análogo al lo que la kabalah es al judaísmo o el sufismo al islam. De hecho, las tres religiones tienen un nexo pretérito común y un fondo místico que es perfectamente reconocible en el contenido de la gnose.

 

FUNDAMENTOS

La base de la Gnosis es el conocimiento; por un lado el Conocimiento Esotérico de carácter revelado y transmitido; y por otro, no menos importante, el Conocimiento de Sí útil como herramienta para acceder a la Verdad de la Vida Real y a la Consciencia Absoluta.

«Te advierto, quien quiera que fueres, Oh! Tú que deseas sondear los arcanos de la Naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo, aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tu ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿Cómo pretendes encontrar otras excelencias?. En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros. Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses.» Frase inscripta en el antiguo Templo de Delfos.

El objeto de estudio dentro de este sistema es el Hombre en su totalidad y su relación con el Universo y la Divinidad, así el hombre es el investigador y el objeto de su investigación. La metodología de estudio es variada, pero perfectamente establecida (según los caminos) según la tipología del practicante. Y metódicamente aplicada permite la obtención de resultados y logros personalmente constatables (posición en el camino, y avance).

El sistema de enseñanza/aprendizaje fundamental para trasmisión de las técnicas necesarias para alcanzar el Conocimiento de Sí está encarnado en lo que es llamado la Doctrina Esotérica (también Cristianismo Esotérico o Tradición del Cristianismo Esotérico). Los textos de referencia, base de la Doctrina y objeto de la Tradición son varios, principalmente el canon cristiano, obras con comentarios sobre el canon, pero también textos considerados apócrifos. El ritual y la liturgia en conjunto con la tradición oral son hilos conductores que vivifican el contenido de este cristianismo ancestral.

“Esta doctrina ancestral y apostólica (enseñada públicamente por Clemente y Orígenes en Alejandría durante el siglo III) desde aquel tiempo conforma una Tradición que hasta una época reciente fue transmitida por vía oral y cuyo estudio en su conjunto constituye la única posibilidad de acceso a la Revelación.” (Boris Mouravieff)

ESTRUCTURA DE LA GNOSE

La metodología de acceso al conocimiento propuesto por la misma estructura de la Gnosis es de carácter cíclico, concéntrico y centrípeto (tipo espiral). Estructuralmente tal conocimiento está organizado en tres ciclos:

Ciclo Exotérico

Ciclo Mesotérico; y

Ciclo Esotérico.

Empezando por el Ciclo Exotérico, pasando por el Ciclo Mesotérico y terminando en el Ciclo Esotérico, el acceso o pase de un ciclo a otro implica el haber aprehendido, sentido, practicado y asimilado los contenidos del ciclo previo. Es imposible “pasar de grado” sin los conocimientos previos, porque implican actitudes necesarias para entender y acceder al siguiente nivel. Hay que saber sumar para poder multiplicar; y dominando la multiplicación se puede empezar a dividir.

Los Ciclos Exotérico y Mesotérico se corresponden con las 4 primeras vías o caminos, el Ciclo Esotérico es el Quinto Camino, el Camino Esotérico por excelencia, la vía del Romance Único, reservado a los seres polares y atributo de la Revelación progresiva del AMOR.

Toda la Doctrina, producto de la Gnose, se condensa en una Maestría en Amor, devenida del ejercicio conjugado de los dos mandamientos centrales de los cuales depende toda la Ley de los Profetas (Mateo XXII:37-40 / Mateo XII:30-31 / Lucas X:27). Éste es el legado de la Revelación del Cristo, objeto que la Tradición (un poco celosamente y con velo) fue traspasando de generación en generación.

GNOSTICISMO 

Como movimiento religioso, los gnósticos tuvieron gran importancia en el mundo greco-romano hacia el siglo II dC y en la formación del cristianismo primitivo en muchos de sus aspectos, como el credo, el canon e incluso la organización episcopal de la Iglesia naciente.

El gnosticismo fue considerado una herejía por el cristianismo y combatido por varios de los llamados padres de la Iglesia, como San Ireneo de Lyon, Hipólito y Epifanio, entre los siglos II y IV dC.

 

CONCEPTOS SOBRE EL GNOSTICISMO

Para los gnósticos, la conciencia profunda del hombre es consustancial con la del Dios Creador, pero siendo parte de un mundo imperfecto, extraño a su ser verdadero, el hombre se hace partícipe de esta imperfección. Cuando el hombre comprende esta verdad (“conoce”) su verdadero origen y esencia, entonces se hace consciente de su naturaleza consustancial con el creador y su verdadero origen. Este conocimiento no se logra a través de luz que entrega la filosofía (la razón) ni por la revelación cristiana de las escrituras (la historia), sino que por la intuición que permite conocer el misterio de nuestro propio origen y sustancia.

EL DEMIURGO

El mundo, imperfecto como es, no puede haber sido la creación de un Dios bueno y justo, sino por un dios imperfecto y malvado, que los gnósticos asociaban con el Yavé de los judíos, al que ellos llamaban “demiurgo”. Sobre este demiurgo está Dios, el etermo, el bondadoso, profundo y silencioso, sin nombre, el creador de los buenos espíritus o “pleroma”, o reino de la luz.

HEREJÍAS DEL GNOSTICISMO

Del gnosticismo surgieron numerosas herejías combatidas con mayor o menor fuerza por la Iglesia, como por ejemplo la herejía Ofita, fuertemente ligada a esta idea de la dualidad Dios-Demiurgo, reflejada en la figura de la serpiente bíblica.

images8.jpg

CONCEPTO DE GNOSIS SEGÚN S.A.WEOR

EL bodisattwa de Samael Aun Weor, cuyo nombre es Víctor Manuel, estuvo caído hacia el final de su existencia como tal.

En esta sección del artículo se expone brevemente con citas de Samael Aun Weor, su concepción sobre la Gnosis (en relación al movimiento que fundó con ese nombre), visión convergente sólo en algunos puntos con el núcleo gnóstico del cristianismo primitivo y las enseñanzas esotéricas impartidas por tal núcleo.

Con un breve análisis atento, se pueden notar algunas diferencias conceptuales con el contenido general de este artículo.

“La Gnosis es una enseñanza cósmica que aspira a restituir dentro de cada uno de nosotros, la capacidad de vivir consciente e inteligentemente”, Samael Aun Weor, ¿Qué es gnosis?

Toda teoría es gris, y sólo es verde el árbol de dorados frutos que es la vida. Goethe.

La Gnosis es el conocimiento de una sabiduría trascendental y transformativa que enseña a la humanidad a ver, oír y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes misterios y enigmas

La gnosis es una verdadera escuela científica de iniciación en la vida, que persigue una transformación del ser humano, pretende que cada hombre cambie desde sus principios básicos y costumbres, que se convierta en verdadero hombre.

La gnosis en sí pretende que cada hombre tenga un espíritu vasto y lúcido que intente establecer un nuevo orden racional científico en las costumbres generales del Vivir, inspirándose en las leyes inmutables de la naturaleza.

El conocimiento de la ciencia gnóstica abarca los cuatro pilares del saber humano: Ciencia, Arte, Filosofía y Mística.

La gnosis con un estilo de vida, como una filosofía mística se fundamenta sobre una concepción racional y científica del universo. El gnosticismo aparece en épocas de crisis, de perturbación social y espiritual, como una corriente ideológica importante para que el ser humano alcance una transformación física, psíquica, social y espiritual, que le permita conocerse a sí mismo, conocer sus propios defectos y errores, que lo conducen prematuramente a la vejez, a la tumba, a la desintegración.

Esta sabiduría la encontramos en los Misterios de Mitra, de Eleusis, en el Hermetismo, en los Misterios de Dionisio, de Hécate, de la Gran Madre, de Serapis, de Cibeles, de Isis, también en el Orfismo y el Pitagorismo, en los libros egipcios y tibetanos… Cuando el hombre comienza a observarse detenidamente a sí mismo, desde el ángulo de que no es UNO sino muchos, obviamente ha iniciado el trabajo serio sobre su naturaleza interior.

La gnosis da la metodología y enseña el “modus operandi” mediante el cual puede uno ser asistido por fuerzas superiores a la mente. En la antigüedad se decía: “Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el universo”, que se formula con la síntesis de todas las teorías, es el conocimiento superior. Es claro que en esto suelen haber hoy raras excepciones que tenemos que buscar con la linterna de Diógenes; esos casos raros están representados por los hombres verdaderos: Buda, Jesús, Hermes, Quetzacoatl, etc. El Despertar del Hombre. Samael Aun Weor

Como quiera que los estudios Gnósticos han progresado extraordinariamente en estos últimos tiempos, ninguna persona culta caería hoy como antaño, en el error simplista de hacer surgir las corrientes Gnósticas de alguna exclusiva latitud espiritual.

Si bien es cierto que debemos tener en cuenta en cualquier sistema Gnóstico sus elementos Helenísticos orientales, incluyendo Persia, Mesopotamia, Siria, India, Palestina, Egipto, etc., nunca deberíamos ignorar los principios Gnósticos perceptibles en los sublimes cultos religiosos de los Nahuas, Toltecas, Aztecas, Zapotecas, Mayas, Chibchas, Incas, Quechuas, etc., etc., etc., de Indo-América. Hablando muy francamente y sin ambages diremos: “La Gnosis es un funcionalismo muy natural de la conciencia: una “Philosophia Perennis et Universalis”. Incuestionablemente, Gnosis es el conocimiento iluminado de los Misterios Divinos reservados a una elite. Doctrina Secreta de Anahuac. ¿Que es gnosis? Escrito por Samael Aun Weor.

BIBLIOGRAFÍA

Mouravieff, Boris. GNOSIS. Cristianismo Esotérico. Estudios y comentarios sobre la Tradición Esotérica de la Ortodoxia Oriental. Obra en 3 volúmenes:

Tomo I – Ciclo Exotérico

Tomo II – Ciclo Mesotérico; y

Tomo III – Ciclo Esotérico (propiamente dicho).

«He aquí la exposición sistemática de la Doctrina original del cristianismo que durante siglos fue transmitida de maestro a discípulo en criptas y ciertos monasterios de la Ortodoxia Oriental, depositaria de este Conocimiento que tiene su origen en aquel momento señalado en Lucas XXIV,45. […] La versión unilateral que conocemos en Occidente sobre los orígenes y primeros tiempos del desarrollo de la Revelación cristiana hizo que se cristalizara en los buscadores la falsa impresión de que el cristiano no cuenta con una Gnose, sin percibir que se trata de una de las Religiones del Libro […] fundamentada en el Verbo de Dios, es inseparable de una Enseñanza esotérica que vivificando la Letra, permita a la posteridad de fieles “comprender la Escritura” y vivir –conforme a sus capacidades individuales– en su “hoy” personal la Revelación del Espíritu Santo […] Pero esta meta superior exigirá […] un intenso y consecuente “trabajo sobre sí” para elevar su Nivel de Ser y lograr –a través de la Alquimia espiritual – el Segundo Nacimiento efectivo que le permitirá alcanzar la Victoria. Meta muy difícil de lograr sin una Enseñanza basada en la Revelación y la Guía de una Doctrina tradicional que nos proporcione los conocimientos y herramientas para Conocernos a nosotros mismos y que nos muestren el Camino a recorrer: “sendero estrecho que conduce a la Vida”.» (Extracto de la contratapa del Tomo I)

 

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO

EL DESPERTAR DEL HOMBRE

EL DESPERTAR DEL HOMBRE

SAMAEL AUN WEOR

“QUIEN SE APODERA DEL CARBUNCIO ROJO TENDRA EL ELIXIR DE LARGA VIDA
LA MEDICINA UNIVERSAL Y EL PODER PARA TRANSMUTAR EL PLOMO EN ORO”

PREFACIO

Ser un desorientado no es difícil, es uno más en el montón, es una unidad que consume, es un esclavo al servicio de las tinieblas: vicios, placeres, tristezas, desolación y muerte.

En este pequeño libro encontrarás orientación para saber quién eres. La sabiduría Gnóstica te da el punto de partida, la palanca que pedía Arquímedes para mover el Universo; Ese punto de apoyo es tu propio cuerpo, aprende a conocerlo y moverás el universo.

La educación que recibirnos es totalmente material, por medio de ella adquirirnos el conocimiento básico para nuestro comportamiento en sociedad y el manejo de las cosas que el hombre acepta como conocidas.

Nuestro organismo tiene cinco sentidos, estos sentidos son nuestros informantes, son los instrumentos que tenemos a nuestro servicio para conocer.

El conocimiento intelectivo corresponde a la lectura que acumulamos en nuestra memoria para servimos de él y en parte transforma nuestro organismo físico y nos abre el camino para adquirir una recia personalidad. Los sentidos físicos pueden mejorar nuestra personalidad, pero nada pueden hacer en favor de los poderes del Maestro Interno.

Nosotros los Gnósticos nos valemos de esos cinco sentidos, pero mejorándolos para que los informes que nos suministren sean exactos. Además usamos siete sentidos más que nos permiten conocer el vehículo en que andamos (cuerpo físico), conocer a fondo las funciones de este vehículo y aprender a gobernarlo. Cuando somos dueños de este cuerpo en lo físico, moral y espiritual ya poseemos el punto de apoyo, por medio del cual podemos mover el universo.

En este pequeño libro se habla de los tres factores de la revolución de la conciencia, esos tres factores nos permiten libertar nuestra conciencia. Para nosotros la conciencia corresponde a la vida vivida a través de cientos de existencias en el peregrinaje que hace el espíritu en la materia, pasando por tres reinos: mineral, vegetal, y animal.

Las religiones le dan el nombre de ALMA a esta sabiduría que tenemos almacenada en los 33 cañones de la columna vertebral.

MEJORAMIENTO DE LOS SENTIDOS EXTERNOS E INTERNOS

Cuando el hombre llega al estado humano, adquiere el don del libre albedrío para poder elegir voluntariamente e involuntariamente el bien y el mal, pero sus sentidos son totalmente erróneos debido a los defectos adquiridos a través de su existencia. A estos defectos les dan el nombre de pecados algunas religiones, esos defectos hacen defectuosos nuestros sentidos, es decir nuestros informantes. Así, el mentiroso hace que sus sentidos no puedan ver la realidad tal como es y hace que cada ladrón juzgue por su condición y la Biblia dice: “PRENDEN AL IMPIO SUS PROPIAS INIQUIDADES”

Nosotros para mejorar nuestros sentidos hacemos una lista dc nuestros defectos, una vez conocidos, los analizamos y nos damos cuenta que podemos vivir sin necesidad de ellos.

El hombre o la mujer iracundos pueden darse cuenta que toda su personalidad mejora si son capaces de combatir la ira. La ira es odio y el que odia peca contra el HIJO que es Amor, de modo que jamás la persona que odie podrá sentir la gracia del AMOR, con la cual podemos manejar las fuerzas de la naturaleza.

El que miente peca contra el PADRE que es Verdad y jamás podrá recibir las dádivas que el PADRE da, como la PAZ, SABIDURÍA, etc. Entre más mienta, más imperfectos serán sus sentidos, mas se aleja del ser al cual busca.

Se habla también sobre la castidad científica, es decir, el aprovechamiento de la ENERGIA CREADORA en su totalidad. La sabiduría Gnóstica le enseña a transformar su propia simiente en luz y fuego. Con la LUZ de ese FUEGO, podemos salirnos del laberinto que hemos formado a través de nuestras mal orientadas existencias. Podemos formar al Cristo Interno en nuestro corazón y conquistar el camino ANGELICO o DEBICO o por lo menos, llegar a hacer un Superhombre.

Si un zoospermo tiene el poder de producir un organismo tan complicado como es el cuerpo humano, que no hacemos con los millones que nos reservamos para darnos vida a nosotros mismos. Aquí conocemos la Sabiduría de la transubstanciación de la Santa Unción y el Tercer Factor de servicio a la humanidad con el cual producimos Darma (moneda diametralmente opuesta al Karma) Este capital nos permite curar enfermos y hacer milagros incalculables. Lee este librito, lector ocasional y puedes estar seguro que ha llegado a tus manos una Sabiduría que puede convertirte en Superhombre, que te da poder para romper todas las cadenas que te atan a vicios y p1aceres, caminos que conducen a la devastación.

Aquí tienes el punto de apoyo que pedía Arquímedes para mover el universo.

Julio Medina Vizcaíno
Movimiento Gnóstico Cristiano Universal.

http://www.gnosishoy.com/libros/basicos/buscar.php?ur=5

FRATERNALMENTE. Dr. LUIS ANTONIO, ROMERO YAHUACHI